La controvertida campaña publicitaria de Burger King disfrazada de oferta laboral

La cadena de hamburgueserías publicó un anuncio para contratar repartidores con unos inflados requisitos. Usuarios y políticos, como Errejón, reaccionaron en contra sin darse cuenta de que la oferta no era real

.

Redacción / La Voz

La letra pequeña jugó una mala pasada a los muchos usuarios de las redes sociales que, encolerizados, quisieron criticar rápidamente la supuesta y exigente «oferta de trabajo» de Burger King, una iniciativa que, en realidad, era una campaña publicitaria. Para la cadena de hamburgueserías la estrategia fue redonda. Lograron el «ruido» necesario aunque aún habrá que esperar para saber si el anuncio no se les vuelve en contra.

La polémica saltó el lunes por la tarde cuando se empezó a compartir por distintas redes sociales la «oferta laboral» de la compañía con la que, supuestamente, buscaban repartidores. Algo que habría pasado totalmente desapercibido, se convirtió rápidamente en uno de los temas más comentados del momento. Y no por el sueldo (que no lo especificaba) ni el horario que tendrían los empleados (que tampoco), si no por los exigentes requisitos que la cadena de hamburgueserías exigía para poder trabajar en ella. Entre las condiciones enumeradas para lograr el ansiado puesto estaba la «carné de ciclomotor, carné b (antigüedad mínima de tres años) o A1. Estudios superiores o similares. Conocimientos de literatura, matemáticas, geografía, política, deportes, así como otras materias de cultura general. Se realizará prueba de nivel. Habilidades lúdicas como destreza en videojuegos. Además se valorarán aptitudes musicales o de canto»:

Unos requisitos que provocaron una oleada de quejas (algunas con mucha ironía). Entre los críticos, incluso, picó algún político como Íñigo Errejón: 

https://twitter.com/WheelxrBoy/status/940277180029964289

Estos usuarios se creyeron el anuncio, a pesar de que unas exigencias tan infladas resultan, al menos, poco creíbles. No siguieron leyendo su letra pequeña en la que, si se amplía la imagen (en realidad, cuesta leerlo), se comprueba cómo la supuesta oferta de empleo formaba parte de la campaña publicitaria «Play for the Whopper», una iniciativa centrada en el servicio de reparto a domicilio y que se desvelará este miércoles.

Es innegable que la promoción ha logrado alguno de sus objetivos, como el convertir a la cadena de comida rápida en trending topic en Twitter. Aún así, la compañía deberá hacer frente a una posible repercusión negativa. 

Por el momento, algunos de los usuarios que sí se dieron cuenta de que la supuesta oferta laboral escondía un anuncio, ya lo han utilizado para criticar el fondo de la polémica: 

Votación
9 votos
Comentarios

La controvertida campaña publicitaria de Burger King disfrazada de oferta laboral