«El Hormiguero» regala a María Castro una espectacular pedida de mano

Mónica Pérez
Mónica Pérez REDACCIÓN / LA VOZ

INFORMACIÓN

María Castro, durante la pedida de mano en «El Hormiguero»
María Castro, durante la pedida de mano en «El Hormiguero»

La actriz gallega protagonizó una sorprendente pedida de mano en pleno directo

05 jun 2019 . Actualizado a las 16:13 h.

La actriz gallega  María Castro llegaba a El Hormiguero para hablar de su nueva obra de teatro. Lo que no sabía era que la noche iba a dar un giro y a cambiar totalmente su vida. Pablo Motos se había aliado con su pareja y padre de su hija para dejar a María Castro totalmente fuera de juego.

La actriz gallega era la invitada de este martes y en la promoción del programa, y en lo que ella misma creía, acudía para promocionar la obra teatral Dos más dos. Pero al poco de comenzar la entrevista a María Castro, la cuenta de Twitter anunciaba que todo el programa estaba era un engaño para la actriz, que había un auténtico complot para hacer creer a la gallega que se trataba de una entrevista normal.

Pero la entrevista de este martes en El Hormiguero será recordada por María Castro siempre. Y es que la actriz vio estupefacta como entraba en plató su pareja, José Manuel Villalba y le pedía matrimonio en directo.  El novio de María Castro entraba en plató dentro de una estatua de la mano de Jandro y al desatarla, aparecía José Manuel Villalba, mientras sonaba de fondo su canción. «Esta es la música», gritaba María Castro muy emocionada. «Esta es vuestra canción», apostillaba Pablo Motos.

«¿Y la niña?», preguntaba María Castro a su pareja que bromeaba dándose la vuelta diciendo «¿dónde me he dejado a la niña?». José Manuel Villalba comenzaba diciendo: «Estoy aquí para decirte que eres una mujer extraordinara. Como decía tu tío Suso: 'Maruxiña é outra cousa'. Y tenía toda la razón, eres una compañera maravillosa, eres una madre maravillosa, lo estás haciendo de diez y yo me siento muy afortunado de estar a tu lado. Me gustaría que dentro de muchos años, cuando seamos viejecitos, nos sentemos en un banco, nos miremos y nos digamos: 'Ha merecido mucho la pena, esto es la vida'. Por eso y por muchas cosas más, -decía mientras buscaba algo en el bolsillo de su chaqueta- quiero preguntarte ¿quieres casarte conmigo?». La respuesta de la actriz María Castro, mientras en El Hormiguero sonaba la melodía de Dirty Dancing, era «pues claro». 

«Me habían dejado tan guapa hoy, ¡me sirve me puedo casar!», gritaba María Castro después de que José Manuel Villalba le colocase el anillo en el dedo en pleno directo en El Hormiguero

José Manuel Villalba incluso tiene un pequeño plan, siempre que María Castro esté de acuerdo, para su futura boda. «Van a ser tres días, si te parece bien», explicaba. «Viernes, sábado, domingo, me gustaría el viernes como será en Baiona, me gustaría que fuesémos a reforestar con gente de Baiona», le decía José Manuel Villalba. «¿En serio?», preguntaba emocionada María Castro. «Sí, yo me comprometo a invitar a vino, cerveza y empanada a doscientas personas a toda la gente del pueblo que estuvo allí con cubos», refiriéndose a la reciente ola de incendios que golpeó con especial virulencia la zona de Vigo el pasado mes de octubre. El sábado sería el día del feliz enlace y el domingo, el novio de María Castro ha planeado trasladarse con su familia y amigos a las illas Cíes. «Pero eso ya no 200», decía María Castro. «¿Pero tú viste que tesoro me ha tocado», le preguntaba la actriz al presentador de El Hormiguero, que estaba confabulado con su novio. 

La actriz participa en una campaña para reforestar las zonas calcinadas por el fuego y mostró su pesar en el momento de los incendios. 

«Soy actriz pero que quede claro que no tenía ni idea, a lo mejor la gente se piensa... Yo venía aquí con mi mono que me he comprado en Zara esta mañana...», explicaba aún muy sorprendida María Castro. La actriz aseguraba que le extrañaba que no acudiesen e El Hormiguero el resto de sus compañeros de reparto en el teatro, pero no pensó que podría tratarse de lo que finalmente ocurrió.