Patricia Montero, la dulzura que «Masterchef Celebrity» convirtió en rebeldía

Una de las concursantes más polémicas de esta edición del «talent show» llega a la final demostrando que no es candidez todo lo que parece


Patrcia Montero es el claro ejemplo de la constancia. La Patricia del comienzo, nerviosa e insegura, nada tiene que ver con la aspirante que se enfrentará a la final en MasterChef Celebrity. Con disciplina, constancia y mucho carácter la intérprete se ha convertido en una de las revelaciones de Masterchef Celebrity. Su compromiso con el programa le ha llevado a superar algunas de sus fobias, como la casquería.

Patricia Montero ha pasado por Masterchef Celebrity para dar un giro radical a su imagen. La niña dulce a la que tan acostumbrados estábamos se ha convertido en una verdadera rebelde que se ha ido cocinando poco a poco al calor de los fogones de Masterchef. La que prometía ser una de las concursantes más afables de la historia del talent show culinario ha sorprendido a la audiencia con un perfil bastante guerrero que en más de una ocasión ha puesto en su sitio a los jueces de Masterchef Celebrity

Patricia Montero aterrizaba en las cocinas de Masterchef Celebrity definiéndose como una persona creativa y perseverante y con la mochila cargada de ganas de aprender y de superarse a sí misma. La presión de las recetas y los retos que iban poniéndole por delante el programa ha mostrado otra cara de Patricia Montero. Nadie duda de su perseverancia o de sus ganas por superarse; pero las críticas de Pepe, Samantha y Jordi han revelado algunas carcterísticas del carácter de Patricia Montero que hasta ahora se desconocían por completo.

Patricia Montero sacaba las garras en una de las pruebas replicando al jurado de una manera que hizo saltar a las redes. Mientras la aspirante explicaba cómo había replicado el plato de uno de los chefs que acostumbran a acudir a las cocinas para enseñarles algunos trucos, Patricia Montero recibía una crítica que no recibía con demasiado gusto. La actriz ponía a uno de los electrodomésticos como el gran culpable de sus errores a la hora de cocinar el plato y Jordi Cruz replicaba: «Los aparatos siempre funcionan igual». Patricia Montero recibía con bastantes molestias las críticas y replicaba defendiendo todo el esfuerzo invertido en lo que ella consideraba un buen plato.

No era la única ocasión en la que Patricia Montero tiraba por los suelos su imagen cándida. En una de las pruebas más míticas de Masterchef, los jueces animaban a los aspirantes a robar seis de los doce ingredientes que tenían sus compañeros encima de la mesa. La prueba dejó ver algunas de las estrategias que manejaban los concursantes y a qué nivel estaba la competitividad de cada uno de ellos. Patricia Montero volvía a sorprender. «Soy cañera. Este aspecto angelical nada tiene que ver con la verdadera Patricia», avisaba. Y tenía razón. La actriz dejaba a su compañero José Corbacho sin un solo alimento básico para elaborar su plato. Bibiana Fernández resumía, con cierta sorna, el carácter de su compañera de programa: «Líbrame de las aguas mansas, que de las bravas ya me libro yo».

El paso de Patricia Montero por Masterchef Celebrity no ha sido fácil. La actriz ha llegado a la final con ciertos problemas. En el último programa antes de la gran competición, Patricia Montero era propuesta por los jueces junto con Edu Soto para abandonar las cocinas. Los errores cometidos por el cómico permitían a la intérprete acceder por los pelos a la final, que tendrá que defender con tres titanes, Silvia Abril, José Corbacho y Saúl Craviotto. Patricia puede presumir de afrontar la final habiendo sido una de las aspirantes que más ha exprimido el concurso y que más ha aprendido y mejorado en estas últimas semanas.

Sus grandes momentos

Estos son sus rivales en la final de Masterchef Celebrity

Votación
1 votos
Tags
Comentarios

Patricia Montero, la dulzura que «Masterchef Celebrity» convirtió en rebeldía