¿Por qué Carlota sigue en «Gran Hermano» a pesar del presunto abuso de José María?

El programa se enfrentó este jueves al capítulo más polémico de sus diecisiete años de vida. Así trató de salir indemne de un caso que le puede perjudicar mucho en el futuro más cercano


Gran Hermano no le salían las cuentas. La edición Revolution miraba con preocupación como cada jueves sus cuentas de resultados -la audiencia- flaqueban. La decimoctava edición del longevo reality no estaba convenciendo a los espectadores. Se marchaban. No creían en el espacio.

Las imágenes del forcejeo de José María y Carlota el día del supuesto «abuso sexual» en «Gran Hermano»

C. Aldegunde

La concursante, que volvió a la casa el miércoles, reconoce la agresión: «Es cierto que se dio un hecho grave y desagradable contra mi persona estando inconsciente»

En prime time, con los espectadores confusos por el aluvión de información de los últimos días y con más preguntas que respuestas. Así fue como Gran Hermano hizo frente este jueves a uno de los mayores escándalos que le persiguen desde que el concurso inició su larga andadura en el año 2000. Gran Hermano Revolution intentó demostrar este jueves que sus sospechas eran ciertas y que, a pesar de mantenerse firmes en su empeño de no mostrar nada sobre el día D, José María había traspasado todas las barreras con Carlota. Gran Hermano se redimía de todas las críticas este jueves. Y lo hacía en horario de prime time.

Seguir leyendo

Gran Hermano vivía sus horas más bajas. Y lo que menos necesitaba era un escándalo de la magnitud del que saltó esta semana. El programa presentado por Jorge Javier Vázquez se convertía en diana de todos los dardos de las redes sociales después de que entre las cuatro paredes de Guadalix se produjera un abuso sexual. El mutismo que reinó hasta este jueves por parte de los jefes del espacio solo conseguía animar el rumor y azotar a los más críticos. Gran Hermano ponía aún más en riesgo su credibilidad. Quizás lo de este jueves, día en el que se celebra su habitual gala, se convirtió en la redención del espacio ante el terrible caso de abuso vivido dentro de las puertas de la casa más famosa de Guadalix.

Carlota volvía a jugar. Tenía la posibilidad de salir por la puerta de atrás, reunirse con los suyos y olvidar todo lo vivido estos últimos días. Pero ella no estaba dispuesta. Gran Hermano era su sueño, y tras ponerse en manos de los psicólogos del programa y comprobar que estaba fuerte, decidió -con el permiso del Súper- volver a la competición. Eso sí, antes tenía que contar lo ocurrido.

Gran Hermano arrancaba la noche del jueves con Carlota en el confesionario intentando poner punto y final a un capítulo de su historia que le interesa cerrar lo antes posible. La joven, con un aspecto que demostraba todo lo vivido en las últimas horas, comunicaba a la organización su decisión de volver y lo que es más importante, su estado anímico: «Como podrás imaginarte no va a ser fácil explicar la magnitud de lo que siento. En primer lugar, lo que me nace decir es que os agradezco de corazón el trato, la ayuda, las facilidades que he recibido en estos días porque realmente han sido muy duros. Muy a mi pesar tengo que confirmar que estoy de acuerdo con la decisión que tomó la organización en expulsar a José María. Es cierto que se dio un hecho grave y desagradable contra mi persona, estando inconsciente. Y realmente porque José María llegó a tocarme la médula sensible y llegó a ser importante para mí por el momento yo he renunciado a continuar ningún tipo de procedimiento. Pero tengo que aclarar también que desde el sábado por la tarde, y él lo sabe perfectamente, ya no existe ningún tipo de vínculo emocional con él». Carlota ponía así fin a su fogosa relación José María, un idilio que comenzaba a los pocos días de que Gran Hermano 18 empezara su emisión y que terminaba este sábado de manera bastante poco amigable.

Los minutos posteriores a su entrada también tenían chicha. Carlota se reencontraba con unos compañeros que de todo el maremagnum de acontecimientos poco o nada sabían. Sorprendidos, confusos y hasta un poco mosqueados... Los concursantes de Gran Hermano observaban con alegría, pero también con cierto recelo, la reentrada de una Carlota de aspecto cansado. Ante la gran audiencia, Carlota solo daba algunos detalles de todo lo pasado estos días. La confesión decidía hacérsela tan solo a sus dos grandes amigos dentro del concurso: Christian Gabaldón y Miguel. «Estoy de acuerdo con lo que la organización ha decidido. Pasó algo estando yo inconsciente. Yo no he estado expulsada, pero los psicólogos tenían que decir que podía entrar. De hecho, el sábado por la tarde mi relación con él termina. Y, precisamente porque yo estaba inconsciente no lo sabía». A buen entendedor, pocas palabras bastan. Miguel y Gabaldón no dan crédito. Pero las pocas palabras de su amiga, muy contenida en sus explicaciones, fueron suficientes para que los dos concursantes entendieran lo que sucedido. Es más, pocas horas después, y tal y como recoge el blog El gato encerradoGabaldón retiraba el nombre de José María del cabecero de su cama, un gesto muy significativo y que terminaba de hundir la credibilidad del acusado.

Gran Hermano decidió contar este jueves todo el relato liberado de cualquier adorno que pudiera generar críticas. Ni música, ni introducciones grandilocuentes... Gran Hermano expuso las imágenes de los acontecimientos posteriores a la entrada de Carlota. Los vídeos hablaban por sí solos. Las declaraciones de Gabaldón y Miguel, amigos de José María, criticando la actitud del acusado y poniendo punto y final a su relación eran lo suficientemente categóricas como para adornarlas con los típicos recursos de la televisión.

Telecinco ponía la guinda al pastel de todo este relato con las palabras de la madre de Carlota. Jorge Javier daba paso a Yolanda en prime time para que esta explicara cómo está viviendo todo la familia de la víctima. «No me agrada ver a mi hija así. Pero yo sé que ella es fuerte y lo que ella dice llevar una decepción de alguien en el que has puesto tanta confianza. Yo les oía en el 24 horas los planes de futuro que hacían y quiero pensar que a él se le ha ido la cabeza o no sé, no lo quiero juzgar tampoco. Lo único que me importa es verla a ella fuerte, que no se rinda y que siga, que es lo que quiere ella. Yo por mi gusto, hubiera preferido que hubiese abandonado, pero yo no tengo el carácter de mi hija». 

Punto y final. Gran Hermano cerraba el tema más complicado de su historia en la gala más difícil de estos últimos 17 años. Los que ocupan las sillas en los despachos de Telecinco nunca quisieron encontrarse encima de la mesa una situación de estas características. Pero lo cierto es que toda la tensión informativa de los últimos días animó a muchos espectadores a optar por el canal de Vasile en la noche del jueves. Más de un millón y medio de personas se quedaron en el sillón a ver Gran Hermano, que consiguió un 15 % de share en una de sus mejores noches en lo que va de año.

¿Pudo «Gran Hermano» evitar el presunto abuso sexual de José María a Carlota?

C. Aldegunde

El reality afronta uno de sus mayores escándalos, que tras la sorpresa inicial, se ha tornado en la indignación de muchos espectadores, que se preguntan si desde el programa podrían haber hecho algo para que no sucediese

Gran Hermano afronta en su edición número 18 y tras 16 años en antena un escándalo de tal calibre que podría suponer el verdadero principio del fin del reality más longevo de la televisión. La expulsión de José María el pasado sábado y la salida también obligatoria de la casa de Carlota, con la que mantiene una relación (aunque ella no está expulsada), sorprendía a la audiencia, pero aún lo hacía más la falta de explicaciones de Telecinco. El público esperaba en el Debate del domingo, trasladado por su baja audiencia a la madrugada, a que Jordi González explicase los verdaderos motivos de la expulsión de José María, pero el presentador se limitó a leer el comunicado difundido por Gran Hermano horas antes sin dar más datos ni ahondando más en el tema y centrándose en otros aspectos de la casa.

Seguir leyendo

Mientras Carlota sigue su concurso en Gran Hermano, José María anunciaba que tomaría medidas legales contra el espacio. Pocas noticias hay de este caso, pero lo cierto es que con las declaraciones de Carlota dentro del concurso, al acusado pocas cartas le quedan que jugar. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

¿Por qué Carlota sigue en «Gran Hermano» a pesar del presunto abuso de José María?