«Gran Hermano 18»: Cien preconcursantes llevan ya dos días viviendo en la casa

La nueva edición del «reality» arramca su edición más revolucionaria con una entrada insólita hasta la fecha que, por primera vez, no ha sido en directo


Redacción

Gran Hermano 18, o como han bautizado a la edición de este año GH Revolution, ya está aquí. Por primera vez desde su llegada a España, GH ha decidido no emitir en directo la entrada de sus concursantes en la casa de Guadalix. Lo que sí es cierto es que desde hace unos días, Telecinco estaba promocionando su edición de este año con la frase «¿Y si ya hubiera comenzado?». Aunque Mediaset anunciaba su fecha de estreno para este martes, 19 de septiembre, acabó adelantándose y emitiendo un avance antes de la serie Ella es tu padre. Además, la firma de Vasile llevó a Gran Hermano a sus informativos, a través de los cuales hizo público que el concurso ya había comenzado y que un centenar de personas ya estaban en la casa de la Sierra. «Antes de que comience la 18ª edición de Gran Hermano ya hay 100 personas en la casa de Guadalix», anunció Carme Chaparro al finalizar el informativo de Cuatro. Lo mismo hacían los presentadores de los informativos en su otra cadena grande, Telecinco. 

Seis gallegos

El programa especial de Telecinco de este lunes, concebido como previa de Gran Hermano, se centró en la entrada de 100 personas en la casa. Así, los espectadores pudieron ver la llegada de varios de ellos y cómo iban reaccionando. Entre los concursantes que se han plantado en Guadalix como preconcursantes (ya saben que no todos optarán al premio final de Gran Hermano), hay al menos seis gallegos. Se trata del youtuber de Viveiro Dimas Blanco (que ya ha participado en otros programas de televisión como Ahora caigo), Miriam Santiago, de 21 años y de la provincia de A Coruña, Manuel Carbón de A Estrada, Rubén Valle de 21 años de Vigo, Cristian López, de A Coruña, y Cristian García, de 29 años y también de A Coruña.

«Gran Hermano 18»: Rubén Valle y Miriam Santiago, los dos gallegos

C. Barbería

Seis aspirantes de esta esquina del mapa intentaron quedarse en la casa de Guadalix. Solo dos lo consiguieron

Gran Hermano 18, rebautizado como Gran Hermano Revolution, encerró el domingo en su redecorada casa de Guadalix a cien personas. Había, entre ellas, seis gallegos. La reclusión no fue más que el enésimo intento de Zeppelin y Mediaset para relanzar un formato agonizante tras la marcha de Mercedes Milá. Inspirada en una propuesta de FremantleMedia titulada Lárgate de mi casa, la estrategia consistía en arrancar la nueva edición del reality con una gala de salidas y no de entradas. El espectador, en lugar de ser testigo del clásico ritual de besos y presentaciones del primer día, asistió este martes al descarte.

Seguir leyendo

El «súper» -la voz en off que modera en la sombra Gran Hermano- ha dejado en manos de los 100 que están dentro de Guadalix la elección del nombre de uno de los concursantes para quedarse dentro. «Deberá ser por consenso», ha especificado. 

 

El presentador de Gran Hermano, Jorge Javier Vázquez, adelantaba en El programa de Ana Rosa algunos detalles de su inicio. «Lo que va a pasar es algo inédito en Gran Hermano», explicaba. Y daba algún detalle sobre la nueva casa donde convivirán los concursantes. «Es la casa más bonita de todas las ediciones, es inmensa, muy espaciosa y con un montón de sitios para tener confidencias», señalaba. 

Jorge Javier Vázquez no se cortó y avanzó más detalles de los cien ¿preconcursantes? de Gran Hermano. El presentador se preguntaba incluso cómo habrían dormido y de qué manera se habrían organizado para ir al único baño que tienen. «El nivel es tal que la dirección de GH ha sido incapaz de decidir quiénes son los concursantes definitivos», aseguraba el presentador de Gran Hermano desde el confesionario de la casa de Guadalix. 

Todas las incógnitas, o casi todas, se despejarán este martes. Es probable que de los 100 concursantes que están ya en Gran Hermano solo queden dentro menos de una veintena, como ocurría en los últimos años. Parece que los planes de la dirección del reality de Telecinco pasan porque la última fase del cásting sea ante las cámaras, algo totalmente inusual en los últimos tiempos

Primeras críticas a «Gran Hermano 18»

La audiencia no acoge con buen ánimo los cambios, y eso lo saben bien en Telecinco y en concreto en Gran Hermano. Así que, como era de esperar, muchos fans ya han mostrado su enfado ante esta nueva jugada del reality. Aunque es probable que solo 15 de los cien que han entrado en Guadalix sean los que finalmente se conviertan en concursantes oficiales, muchos no perdonan haberse perdido las primeras horas (que el martes habrán sido ya días) de convivencia en la mítica casa de Gran Hermano

Aunque pueda parecer increíble, Gran Hermano tiene un altísimo poder de convocatoria y cada año se presentan para entrar en la casa de Guadalix decenas de miles de personas. Este año los cástings en Galicia tuvieron lugar en Santiago de Compostela, donde miles de aspirantes esperaron cola desde la madrugada para lograr un sitio entre los futuros habitantes de la casa de Gran Hermano

¿Son concursantes de «Gran Hermano» de verdad?
¿Son concursantes de «Gran Hermano» de verdad?

Eso sí, las declaraciones de alguno de los que querían entrar en Gran Hermano demostraban que nada queda ya de la inoncencia con la que entraron los primeros inquilinos de Guadalix, que no sabían muy bien donde se metían. Ahora, la mayoría de ellos buscan aprovechar su paso por el programa para hacerse famosos, algo que también ha terminado por aburrir a parte del público.

La revolución de «Gran Hermano»

Gran Hermano Revolution es, este año, una de las grandes apuestas de Telecinco. En esta edición, Mediaset ha decidido darle una vuelta de tuerca inédita a su longevo programa que, en su última edición, comenzó a evidenciar muestras de desgaste en el público y en la audiencia. Para ello, Telecinco ha preparado una auténtica revolución, cambiando incluso el famoso ojo de Gran Hermano que durante años ha servido como logo. 

Esta edición de Gran Hermano, la número 18, busca reconquistar a la audiencia que perdió en durante la última emisión. El reality, que Telecinco ha explotado hasta la saciedad con versiones con anónimos, reencuentros y vips, sufrió un enorme batacazo el pasado año y terminó por cancelar una de sus emisiones, la de Límite 48 horas que presentaba Jordi González

En su edición número 17, Gran Hermano acusó además el cambio de presentador, Jorge Javier Vázquez sustituyó a Mercedes Milá, que además protagonizó varias polémicas con otros exconcursantes y fue muy cuestionado en todas las galas. Pero también un cásting muy predecible, lleno de futuros candidatos a Mujeres y Hombres y Viceversa que dio pocas sorpresas al público y terminó por saturarlo con triángulos amorosos de siempre, en el que únicamente sobresalía un poco la historia del gallego Miguel Vilas, que pasó de tener pelo a descubrir su calvicie y que incluso desveló que era homosexual en Gran Hermano. Y la edición se cerró con comentarios de tongo por un controvertido vuelco en las llamadas de expulsión y convirtiendo a una expulsada y repescada en ganadora del programa.  

El mensaje de Jorge Javier Vázquez a los que le criticaron

La Voz

El presentador envía un recado, vía Instagram, a los que dudaron de su tirón televisivo

Jorge Javier Vázquez «capeó» como pudo el temporal tanto por su labor como presentador como por la baja audiencia de la última edición de Gran Hermano y ahora que las cifras de espectadores le sonríen con Supervivientes ha decidido mandarle un mensaje a sus críticos y detractores. Y lo ha hecho vía Instagram. 

«Titulares de ayer y de hoy. Pues oye, parece que no he aguantado mal el tirón del todo», ha escrito Jorge Javier Vázquez en un post en Instagram en el que recuerda el dato de audiencia récord que obtuvo la última edición de Gran Hermano.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos
Comentarios

«Gran Hermano 18»: Cien preconcursantes llevan ya dos días viviendo en la casa