Obligan a una pareja a cortar las cuerdas vocales a sus perros

Desde el año 2002 sus vecinos les han denunciado constantemente y ahora un juez ha dictado sentencia


Un tribunal de apelación de Oregón determinó este miércoles que una pareja debía cortar las cuerdas vocales de sus perros en un procedimiento que se conoce con el nombre de cordectomía. La demanda se produjo por parte de vecinos molestos por los «ladridos incesantes» de las mascotas y el caso se remonta al año 2002, cuando Karen Szewc y John Updegraff comenzaron a criar mastines. Los vecinos de la pareja, Debra y Dale Kerin, se cansaron con absoluta rapidez de los ladridos de los animales. Según estos, «los perros ladraban incansablemente durante largos períodos de tiempo mientras los acusados no estaban en su casa», declaran.

Pero la cosa no quedo ahí, ya que en el 2004 y en el 2005 se citó a Szewc por violar una disposición del código del condado sobre molestias públicas «permitiendo que dos de sus perros ladrasen con frecuencia y de manera continuada», se expresa en otro documento judicial. Ante este hecho, se le pidió que trasladase a los perros a un área en que sus ladridos «no molestasen». A pesar de esto, en el 2012 se volvió a presentar otra demanda alegando que las medidas que se habían tomado eran insuficientes. En ese momento había en el lugar al menos seis mastines, según informó Oregonian. El dueño de los perros, con motivo de las denuncias, explicó que no le parecía una medida justa ya que su perro se encontraba en una granja trabajando para cuidar a las ovejas y que en dichos espacios las ordenanzas eran diferentes.

Szewc indicó que tenía a los perros «para proteger a las ovejas» y que los animales eran «sus empleados». En el 2015, un jurado ordenó a Szewc y Updegraff que pagaran 238.000 dólares por daños y, después de que el dueño volviese a argumentar la particular condición de sus perros, este miércoles un Tribunal de jueces compuesto por Joel Devore, Chris Garret y Bronson James determinó que había que cortar las cuerdas vocales a los perros, una decisión muy polémica que veterinarios, organizaciones de defensa de animales y personas de a pie han rechazado. De hecho, el jefe médico de Banfield Pet Hospital, Klausner, afirmó que «no es un procedimiento necesario» y que consideraba, además, que era muy poco humano para los perros «exponerlos a la cirugía y al dolor».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
34 votos
Comentarios

Obligan a una pareja a cortar las cuerdas vocales a sus perros