¿Quién es el legítimo heredero del Trono de Hierro?

Unas inocentes palabras en el quinto capítulo de la séptima temporada pueden esconder un papel muy importante en la historia de Poniente

P. V.
La Voz

Juego de Tronos es una serie de televisión que, en muchas ocasiones, se hace grande en los pequeños detalles, que muchas veces dan pie a todo tipo de teorías e interpretaciones que animan a los fans de la saga de Canción de Hielo y Fuego a bucear en el complejo universo creado por George R. R. Martin.

(Cuidado, este artículo contiene spoilers) 

Guardaoriente, el quinto capítulo de la séptima temporada de Juego de Tronos, no vino cargado de acción pero sí dio varios impulsos a la trama y dejó las semillas de temas mucho más importantes de lo que parece. Uno de ellos seguramente pasó inadvertido para muchos espectadores, pues apareció como un simple y mero dato leído por encima e interrumpido por otro de los personajes. Se trata del hecho que, a priori, convierte a Jon Nieve en el legítimo sucesor al trono de los Siete Reinos. Sí, la confirmación de que Jon no solo es un Targaryen, o un bastardo de Rhaegar y de Lyanna Stark, sino en el heredero al Trono de Hierro por encima de su tía Daenerys.

Desde que llegaron a la Ciudadela, Sam y Elí pasan las noches entre escrituras, el joven realiza todo tipo de trabajos para los maestres que le hastían durante el día y la hija de Craster cuida de su bebé al mismo tiempo que aprovecha para mejorar su recién aprendida alfabetización leyendo todo lo que pasa por sus manos. En el episodio 7x05 de Juego de Tronos, durante una de sus conversaciones nocturnas en la que el Tarly presta escasa atención, Elí pregunta por el significado de la palabra «nulidad» y narra una anulación de matrimonio del príncipe Rhaegar para casarse con otra mujer en una ceremonia secreta en Dorne. A simple vista, el dato se camufla en la conversación como otra curiosidad cualquiera entre las muchas que lee sucesivamente, pero realmente estaríamos ante la revelación definitiva de que Jon Nieve es hijo legítimo de Rhaegar Targaryen (hijo del Rey Loco y hermano de Daenerys) y, por lo tanto, el máximo heredero actual al Trono de Hierro.

Esa boda secreta de Rhaegar apunta a ser la que le unió en matrimonio con Lyanna Stark, una acción que dotaría a Jon de derecho para reclamar el Trono de Hierro. La confirmación del matrimonio entre ambos se une a otra reveladora escena del séptimo capítulo de Juego de Tronos que Jon comparte con Drogon. Ante la mirada de una sorprendida Daenerys, el dragón parece reconocer la ascendencia Targaryen del rey en el Norte, se muestra «dócil» y deja que lo acaricie.

Gráfico del árbol genealógico de Jon Snow en «Juego de Tronos»
Gráfico del árbol genealógico de Jon Snow en «Juego de Tronos»

Ni bastardo Stark ni bastardo Targaryen. La popular versión de la relación entre Rhaegar Targaryen y Lyanna Stark entre los habitantes de Poniente es que él la raptó, pero lo anunciado por Elí confirma que huyeron juntos por amor, algo que muchos fans de la saga de George R. R. Martin ya sospechaban. Algo que ahora encaja con lo dicho anteriormente por el fallecido Oberyn Martell, que en su estancia en Desembarco del Rey contó que su hermana (Elia Martell) amó a Rhaegar pero este la dejó por otra mujer. Un «dejó» que ahora adquiere mayor claridad y refleja la anulación de un matrimonio para casarse de nuevo.

En plena guerra, Rhaegar dejó a sus mejores hombres custodiando la Torre de la Alegría en la que se encontraba una Lyanna todavía embarazada del pequeño Jon. El mismo Ned Stark, al llegar al lugar en busca de su hermana, pregunta a los espadachines por qué no habían permanecido junto a su señor. La respuesta: para proteger a la mujer que amaba (su esposa) y a su heredero, que nació minutos antes de la llegada de Eddard.

Cabe esperar que Jon conozca su ascendencia a través de la única persona que parece conocer el secreto, Bran Stark. Y también su verdadero nombre, que, en este caso, sería Jaehaerys Targaryen, en honor a su abuelo y, de sentarse en el Trono de Hierro, se convertiría en el tercero de su nombre. ¿Será Daenerys quien doble la rodilla ante él cuando se descubra la verdad?

¿Cómo es la sucesión al trono?

A diferencia de los dornienses, que son los únicos de todo el territorio de Poniente en el que hombre y mujer son considerados iguales para la sucesión, la ley general en los Siete Reinos da preferencia siempre al hombre. Según la sucesión de los ándalos (la que se sigue en algunos territorios), son los hombres los que heredan de sus padres, seguidos por los hijos varones de estos descendientes. Las mujeres solo llegan a tener derechos en el caso de que no tengan ningún hermano varón vivo y que esos hombres no tengan descendencia.

En el caso de la ley Targaryen, el asunto todavía es más negativo hacia las mujeres, ya que a la norma anterior se suma que, cuando no quedan hijos varones vivos, el hermano del padre tiene preferencia por delante de cualquiera de las hijas.

De este modo, aunque Rhaegar Targaryen nunca llegó a ser monarca, dado que murió poco antes que su padre, el Rey Loco, el hecho de que cuente con un vástago legítimo lo sitúa por delante de Daenerys en la sucesión al Trono de Hierro por la parte de los Targaryen. No solo eso, sino que, ahora que todos los supuestos hijos de Cersei con Robert han muerto, incluso por la rama de los Baratheon (la casa de quien le arrebató el trono a los dragones) podría ser el único heredero al Trono de Hierro, dado que ambas familias tienen un antepasado cercano común.

Daenerys

Ahora sabemos que Jon Nieve es hijo legítimo de Rhaegar (el hermano mayor de Daenerys) y tiene, según las leyes Targaryen, preferencia a la hora de heredar el trono, si nos atenemos a la sucesión natural.

Pero, como sabemos, aunque Juego de Tronos es fantasía, George R. R. Martin se ha inspirado en numerosos momentos históricos de la Baja Edad Media, Edad Media y Renacimiento para construir sus relatos, como ha reconocido abiertamente en ocasiones. Por eso, no sería descabellado pensar que esa sucesión natural podría cambiar y daría preferencia a Daenerys Targaryen por encima de su único sobrino varón con vida.

Hay quien interpreta que, dado que Rhaegar murió antes que su propio padre, el Rey Loco, y por lo tanto nunca se convirtió en rey, Daenerys podría hacer algo semejante a lo que sucedió con los Infantes de la Cerda, uno de los episodios sucesorios más conocidos de la historia española, en el que el legítimo heredero, nieto de Alfonso X, vio como su tío Sancho le arrebataba el trono.

Un episodio también conocido fue protagonizado por dos mujeres, Isabel de Castilla (hermana del rey) y Juana la Beltraneja, hija y heredera legítima del rey (aunque algunos nobles la consideraban hija de otro hombre), en el que Isabel la Católica acabaría subiéndose al trono.

Gendry

Ned Stark le reconoció como hijo de Robert Baratheon y se percató de sus buenas capacidades en la herrería. Durante la segunda temporada, tras la ejecución del Stark, huye con Arya, Pastel Caliente, Lommy y Jaqen H'ghar de Desembarco del Rey. En la tercera, es capturado por la Hermandad sin Estandartes y entregado a Melisandre para ser ofrecido como ofrenda al dios de la luz. Sin embargo, Davos lo libera.

En Guardiaoriente, el «Caballero de la Cebolla» no acompañó a Tyrion a su reunión con Jaime en Desembarco, ya que dijo tener cosas que hacer en el Lecho de Pulgas. Allí da con lo que buscaba, Gendry, que coge un gran martillo construido por él mismo y se une a ellos. ¿Por qué va Davos a por Gendry? ¿No fue suficiente salvarle la vida y que el chico se pusiera a salvo de Melisandre y de Cersei? Se intuye que el joven ha vuelto para desenvolver un papel relevante en este tramo final de la serie, aunque todavía esté demasiado borroso.

Gendry fue pupilo en Desembarco del Rey de uno de los pocos maestros herreros que podían forjar una espada de acero valyrio, una habilidad que podría haber aprendido y utilizar para forjar armas que resultaran decisivas. Aunque había vuelto a su vieja vida, hay una inquietud en él, quiere aventura y está ansioso de participar en la lucha por el Trono de Hierro. Pero la importancia de este personaje podría ir más allá de la simple lucha contra los Caminantes Blancos, tiene la sangre de un Baratheon y es el único hijo que le queda al fallecido Robert.

El único problema de Gendry para optar al Trono de Hierro es que es bastardo y que, por lo tanto, necesitaría que bien su padre (que está muerte) bien un monarca legitimara su condición de hijo de Robert y le concediese el apellido Baratheon.

Hay quien teoriza, sin embargo, que Gendry podría ser el «hijo de cabello oscuro» que Cersei llegó a parir (solo en la serie, ya que en los libros no hay mención a esto) y que, de alguna forma, habría sobrevivido, lo que lo haría un hijo legítimo, el único que habrían concebido realmente Cersei y Robert.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

¿Quién es el legítimo heredero del Trono de Hierro?