La razón por la que la bandera gay de Gilbert Baker perdió dos de sus colores

Este activista estadounidense fue el creador de la bandera LGTB que cuelga en balcones y ventanas de todo el planeta reivindicando libertad

La primera bandera que diseñó Gilbert Baker tenía ocho franjas, frente a las seis que tiene actualmente
La primera bandera que diseñó Gilbert Baker tenía ocho franjas, frente a las seis que tiene actualmente

La Voz

Gilbert Baker, uno de los artistas y activistas más conocidos de los últimos años, ideó una de las banderas más icónicas en todo el mundo, la que representa al colectivo LGTBI. Pero su primera idea dista un poco de lo que hemos heredado hoy en día. Porque la insignia que en un primer momento diseño Gilbert Baker perdió en sus primeros años de vida dos de los colores que la formaban, pasando de las ocho franjas que tenía en un principio a las seis que conserva ahora. Y no fue una decisión caprichosa. Gilbert Baker prescindió del rosa y del turquesa por dos razones de peso. Y hoy Google ha querido rendirle un sentido homenaje con uno de sus Doodles. El popular buscador ha llenado su página principal con los ocho colores que incluían la primera bandera que Gilbert Baker diseñó. 

Gilbert Baker fallecía el pasado 31 de marzo en su casa de Nueva York dejando un gran legado a la sociedad. A él le debemos uno de los símbolos más importantes de la actualidad. El de la bandera arcoíris. Gilbert Baker, nacido en el año 1951 en una localidad de Kansas, ingresó a los 19 años en el Ejército y fue destinado a San Francisco en el preciso momento en el que en la ciudad californiana comenzaba el momento más álgido del movimiento por los derechos civiles. 

Después de abandonar el cuerpo, Gilbert Baker inicia su camino hacia el reconocimiento. En la ciudad aprende a coser de manera autodidacta, una habilidad que le permite diseñar llamativas pancartas para las manifestaciones a favor de los derechos de los homosexuales. Es precisamente en estas protestas donde conoce al político y activista Harvey Milk, el primer representante político electo abiertamente gay, una figura pública que le encarga a Gilbert Gay la creación de un símbolo que representara el colectivo homosexual.

Gilbert Baker se puso manos a la obra. Unió ocho franjas de tela del mismo tamaño y de distintos colores (de arriba a abajo: rosa, rojo, naranja, amarillo, verde, azul claro, azul oscuro y violeta) y creó un símbolo reconocido a lo largo de todo el planeta. Cada color intentaba representar una cosa diferente. El rosa la sexualidad, el rojo la vida, el naranja la salud, el amarillo la luz del sol, el verde la naturaleza, el turquesa el arte, el azul la serenidad y el morado el espíritu. Pero el símbolo creado por Gilbert Baker sufrió algunos cambios con el paso del tiempo.

En el año 1978, después de que asesinaran a su amigo Harvey Milk, la bandera de Gilbert Baker sufrió su primer cambio. La Paramount Flag Company, compañía en la que trabajaba Gilbert Baker, decidió comercializar una nueva versión de la insignia. El color rosa desaparecía debido a la poca disponibilidad en Estados Unidos de fábricas que utilizaran esta tonalidad y las dificultades para adquirirla. El siguiente cambio se produce solo un año después. En el 1979, y ante la necesidad de que las franjas fueran un número par (lo que permitía durante el desfile de San Francisco poner la mitad de un lado de la calle y la otra mitad en el contrario), Gilbert Baker opta por prescindir del color turquesa, consiguiendo así el símbolo perfecto que llega hasta nuestros días.

Autodidacta, Gilbert Baker puso sus habilidades como costurero al servicio de la comunidad gay. La bandera es un símbolo reconocido a nivel mundial, pero no fue ideado hasta 1978, fecha en la que comenzó a desplazar a un triángulo rosa, muy popular durante la época y que simbolizó la opresión sobre la comunidad homosexual durante la Alemania nazi. A los judíos los marcaban con una estrella de seis puntas amarilla bien visible en sus uniformes del campo de concentración y a los gais con un triángulo invertido de color rosa. Gilbert Baker quiso cambiar esa marca.

«Necesitábamos algo hermoso, algo nuestro», se justificaba Gilbert Baker. «El arcoíris es tan perfecto porque realmente se ajusta a nuestra diversidad en términos de raza, género, edad y todas esas cosas. Además, es una bandera natural. ¡Procede del cielo!», explicaba en una de sus declaraciones más destacadas. De hecho, el propio Gilbert Baker confesaba que la bandera multicolor estaba inspirada en la canción Over the rainbow, interpretada por Judy Garland. 

La primera vez que Gilbert Baker confeccionó esta bandera reunió un equipo de trabajo de 30 personas en el ático del Centro de la Comunidad Gay de San Francisco, que se pusieron a colorear y a coser casi mil metros cuadrados de tejido de algodón. Pronto triunfó hasta conquistar los balcones y las ventanas de las zonas de ambiente de todas las ciudades. Su hermana Ardonna sacó pecho de lo conseguido por su Gilbert Baker: «Nuestra familia está muy orgullosa del legado artístico y activista que Gilbert ha dejado. A millones de LGTB les permitió ser más fuertes y más visibles».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
6 votos
Comentarios

La razón por la que la bandera gay de Gilbert Baker perdió dos de sus colores