Solsticio de verano: La noche más corta del año marca el inicio de la segunda estación del año

La Voz REDACCIÓN

INFORMACIÓN

CARMELA QUEIJEIRO

Las celebraciones del solsticio de verano, estación que este año llegará a las 18.38, en el hemisferio norte tienen al fuego como elemento común en la noche más corta del año. En el hemisferio sur se festeja el soslticio de invierno

21 jun 2015 . Actualizado a las 17:36 h.

Esta noche del 21 de junio será como siempre la noche más corta del año. El solsticio de verano marca el comienzo del verano, que este año arranca a las 18.38, en medio de sol y calor. Durará durará 93 días y 15 horas, y terminará el 23 de septiembre, jornada que marcará el comienzo del otoño. ¿Y por qué es la noche más corta del año? Porque la Tierra presenta la mayor inclinación del polo norte hacia el Sol y este astro, durante varios días, alcanza su altura máxima al mediodía no cambia. Es a esta circunstancia a la que se denomina solsticio («Sol quieto») de verano.

Este momento ha sido motivo de celebración casi desde el inicio de la humanidad y en su mayor parte va asociado a creencias paganas. Sin embargo, la religión en cierto modo se apoderó de estas fechas relacionándolas con dos de las fiestas más importantes de su tradición. Así, el solsticio de verano se vincula con el día de San Juan, y el de invierno con el nacimiento de Jesús. Y curiosamente son los únicos nacimientos que son motivo de fiesta, pues para el resto del santoral solo se recuerdan los fallecimientos.

El solsticio de verano ha estado más estrechamente relacionado con el mundo místico, de hadas, duendes y seres sobrenaturales. Una de las celebraciones más famosas del solsticio de verano es la que tiene lugar cada año en Stonehedge, donde el año pasado llegaron a reunirse más de 36.000 personas para recibir el verano en la llanura de Salisbury.