Windows 10: Consigue gratis el nuevo sistema operativo de Microsoft

Es posible que en tu ordenador haya aparecido un icono que te permite reservar el nuevo Windows. Aquí te contamos todas las claves


Redacción

Windows 10 está a punto de salir al mercado. Y para muchos usuarios, lo hará de forma gratuita. Seguramente, si eres usuario de Windows 7 o Windows 8, hayas visto cómo en la barra inferior de tu ordenador ha salido un icono de Windows que antes no estaba ahí y que te propone reservar, sin coste alguno, el nuevo sistema operativo de Microsoft. Por si tienes dudas y no sabes de qué va el asunto, aquí te contamos todas las claves.

¿Qué es Windows 10?

Windows 10 es la última versión del sistema operativo de Microsoft, el más utilizado del mundo. Aunque la compañía fundada por Bill Gates había dilatado las actualizaciones durante muchos años, pero en los últimos años la frecuencia entre versión y versión ha sido menor, como consecuencia de la poco satisfactoria acogida de sus sistemas Windows 7 y Windows 8.

De hecho, Microsoft ha decidido saltarse un número y pasar directamente al 10, para presentar a esta nueva edición como un cambio verdaderamente profundo con respecto a la anterior.

¿Es gratis?

Pues sí, será completamente gratuito para todos los que ya tengáis instalado en vuestro ordenador una copia legal de Windows 7, Windows 8 y 8.1. La condición es que hagáis la reserva antes del 29 de julio del 2016, es decir, desde la fecha de lanzamiento en un año.

Si no tienes instalado ninguno de estos dos sistemas, sí tendrás que comprarlo para hacerte con el nuevo Windows.

El precio será, según informaciones no confirmadas oficialmente, de 119 $ para la versión Home y de 199 $ para la versión Pro. En todo caso, Microsoft informa en su página web que, en España, tienes que consultar el precio final con los distribuidores.

¿Y no hay truco?

Pues en teoría no. Para entenderlo, hay que ponerse en el lugar de Microsoft y tener en cuenta la historia de sus sistemas operativos recientes. La compañía fundada por Bill Gates había lanzado en el año 2001 Windows XP, que fue todo un éxito. Y durante años, esta versión se convirtió en el sistema operativo que más personas tenían instalado en sus ordenadores. Seis años después, un período larguísimo desde el punto de vista de la informática y que hablaba de la buena acogida de XP, Microsoft decide que ya es hora de cambiar y saca al mercado Windows Vista. Y este, al contrario que el anterior, no convenció. Hubo incluso quienes se lo instalaron y, después de un tiempo, volvieron al Windows XP. Un duro golpe para Microsoft.

Así que solo dos años después lanzaba un nuevo sistema operativo, Windows 7. Y este sí dejó buenas sensaciones. Tanto, que ahora ya es el sistema más instalado, concretamente en la mitad de los ordenadores del mundo.

Pero no contaba Microsoft con el auge que iba a venir poco después de los smartphones y tablets, que amenazaban con eliminar la primacía del ordenador y obligaban a hacer sistemas adaptados a una nueva forma de interactuar. Así que en el 2012, tres años después del lanzamiento de la versión 7, Microsoft intenta hacer un SO compatible con ordenadores y tablets al mismo tiempo y lanza Windows 8, un híbrido que no llega a convencer a los usuarios ni de uno ni de otro sistema, especialmente a los de los ordenadores, acostumbrados a ciertos modos de funcionamiento del Windows que, de repente, habían desaparecido o cambiado por completo.

Así que Microsoft se había encontrado de repente con cuatro versiones, dos con buena valoración (Windows XP y 7) y dos que no convencían (Windows Vista y 8), algo que para la compañía representa una serie de problemas logísticos en cuanto a actualización y soporte.

De esta forma, Microsoft decide «regalar» la actualización a Windows 10 porque así podrá simplificar las opciones que la gente tendrá instalada en sus ordenadores, algo que solo puede ser positivo para ellos y para los desarrolladores de aplicaciones. Eso, claro, si al final el sistema convence y la gente no acaba volviendo a otras opciones.

Además, Microsoft sabe que los hábitos de consumo de software de los usuarios han cambiado. Y que, por los smartphones y las tablets, la gente está acostumbrándose a no pagar por actualizar a una versión superior del sistema que ya está utilizando. Así que de esta forma, Microsoft se une a la tendencia y hace que la gente no tenga tantas dudas a la hora de cambiar a una versión más actual.

¿Y si mi copia de Windows actual no es original?

Con la actualización a Windows 10, Microsoft ha tenido sus problemas para hacerse entender en esta cuestión. En un principio, por la información que daban desde la compañía, sí podrías tener el nuevo sistema operativo aún poseyendo una copia legal, aunque con una serie de limitaciones. Finalmente, los de Redmond lo han explicado y matizado sus primeras informaciones. 

El caso es que, si dispones de copia no legal, no podrás acceder a la descarga e instalación del nuevo Windows 10 de forma gratuita. De este modo, tienes dos opciones, una gratuita con limitaciones y la otra, de pago.

La primera consistiría en suscribirte, de forma gratuita, al programa Windows Insider antes del 29 de julio, donde Microsoft proporciona a los usuarios las versiones preliminares de su software sin coste alguno. Hay una condición, tienes que permanecer indefinidamente en este programa porque, de lo contrario, volverías a necesitar un Windows 7 u 8 legal para contar de nuevo con la actualización. Hacer esto, te obligaría a ir descargándote e instalando periódicamente las versiones preliminares que se vayan lanzando, que podrían no ser tan estables como nos gustaría o contener algún error. Microsoft utiliza este programa para probar previamente el software y detectar sus posibles fallos o recibir propuestas de los usuarios para mejorar.

La otra opción es hacerte con una clave legal de Windows 7 u 8 de segunda mano, un mercado que, después de que se anunciara la actualización gratuita, está bastante activo últimamente. Hay ofertas en tiendas online como eBay desde 20 dólares, lo que supondría un ahorro considerable. Después de tener la copia validada con su clave, solo tendrás que acceder, como cualquiero otro, a la actualización gratuita.

¿Qué requisitos son necesarios para instalarlo?

Si tu dispositivo tiene ya instalado Windows 7, 8 u 8.1, en general se puede decir que se cumplen los requisitos para poder tener el flamante Windows 10.

Eso sí, necesitarás contar con espacio para una descarga de 3 GB.

Durante el proceso de reserva, el propio Windows informa sobre los requisitos básicos que debe tener nuestro sistema, que son:

  • 16 GB de espacio libre para sistemas de 32 bits y de 20 GB para los de 64 bits.
  • 1 GB de memoria RAM para la versión de 32 bits y de 2 GB para la versión de 64 bits.
  • Resolución de pantalla mínima de 800x600 píxeles.

Aunque esas son las especificaciones básicas para instalar el propio sistema operativo, habrá algunas funciones nuevas que podrás utilizar dependiendo del hardware de tu equipo. Por ejemplo, el asistente de voz, Cortana, funcionará si tenemos un micrófono de calidad; y para Windows Hello, que permitirá la identificación biométrica del usuario para acceder al ordenador (es decir, el desbloqueo a través de tu cara o tu dedo, en vez de una contraseña) es necesario que tengas una cámara de infrarrojos o un lector de huellas.

¿Merece la pena?

Según lo que han presentado hasta ahora, la nueva versión de Windows -como ya dijimos- presenta un salto cuantitativo con respecto a los sistemas anteriores. Más teniendo en cuenta las críticas que generó Windows 8, un poco mitigadas gracias a la actualización a Windows 8.1.

Te resumimos las principales novedades:

Un mismo sistema para todos los dispositivos. Windows 10 será compatible con ordenadores, tablets, smartphones, consolas y televisiones, con lo que se logrará una mayor convergencia y coherencia.

Algo que no afecta tanto al usuario, pero sí a los desarrolladores

Interfaz. Microsoft ha decidido recuperar la barra de Inicio, de la que había prescindido en Windows 8 y que nunca llegó a convencer a sus usuarios. El nuevo menú será una mezcla entre el tradicional y la nueva filosofía de baldosas actual.

También las notificaciones, los iconos o el nuevo panel de ajustes cambiarán. Y se incluyen mayores funcionalidades en lo referente a escritorios múltiples y a un gestor de tareas más completo y útil.

Adiós a Internet Explorer. Hace su aparición Microsoft Edge, un navegador minimalista y veloz, con novedades como la posibilidad de añadir extensiones y la de hacer anotaciones en las páginas web, que podremos compartir.

Mayor seguridad. El nuevo sistema operativo incluirá Windows Hello, un sistema de verificación de identidad por el que podremos acceder a nuestro dispositivo con un escáner de la cara o de la huella dactilar y no con contraseña, que es mucho menos seguro.

¿Cómo lo reservo?

Si eres usuario de Windows 7 u 8, debería aparecerte en parte derecha de la barra inferior un nuevo icono blanco de Windows. Se trata de la aplicación Get Windows 10, que despliega un asistente que se ocupa de analizar nuestro PC para comprobar que cumple con los requisitos y que, de esta forma, es compatible con el nuevo Windows 10.

A continuación, solo tienes que seguir los pasos y habrás hecho la reserva.

¿Cuándo llegará Windows 10 a mi dispositivo?

Oficialmente la fecha de lanzamiento del nuevo sistema operativo de Microsoft es el próximo 29 de julio y, en el proceso de reserva, Microsoft asegura que el nuevo software se descargará en nuestro dispositivo tan pronto como esté disponible en esa fecha.

Mi copia es pirata, ¿cómo consigo el Windows 10 completo?

La forma más sencilla es validar tu copia de Windows pirata, bien ahora o bien cuando ya actualices a Windows 10. Tendrás que hacerte con una licencia por la que pagarás como por comprar un sistema operativo.

Hay ciertas páginas, como la tienda G2A, donde puedes encontrar algunos usuarios que te venden licencias de Windows a precios mucho más bajos. También en Amazon se pueden hallar rebajas específicas para sistemas operativos originales.

¿No te aparece el icono?

Aunque en general en la mayoría de los equipos ha aparecido automáticamente en la parte derecha de la barra inferior, el hecho de que en tu ordenador no aparezca no quiere decir que no puedas hacer también la reserva del nuevo sistema operativo de Windows.

Una razón por la que puede no aparecer es que no tengas tu sistema operativo actualizado, así que eso es lo primero que deberías comprobar. En caso de que necesite una actualización, tienes que verificar que hay conexión a Internet y que las actualizaciones automáticas están activas. Si apagas el equipo, el propio sistema debería hacerlo automáticamente.

Así que si tu Windows está actualizado pero sigue sin aparecerte el icono para obtener el nuevo SO, lo único que deberías hacer es acceder al sistema de actualizaciones de software de Microsoft. Es decir, tienes que ir a Panel de Control, a continuación clicar en Sistema y Seguridad y, por último Windows Update. Y ahí, si cumples con los requisitos mínimos, ya debería aparecerte un mensaje de que Windows 10 está al caer y un botón que pone Reservar. Solo tienes que pinchar ahí y tendrás garantizada la actualización.

¿Cómo tengo que instalarlo?

Si utilizas Windows 8, se te exigirá en primer lugar actualizar tu sistema a Windows 8.1.

Con Windows 8.1, podrás utilizar directamente el gestor de actualizaciones para subir a la versión Windows 10 directamente.

Si utilizas Windows 7, tendrás que descargar de la web de Microsoft un archivo ISO, que la compañía pondrá a tu disposición el día del lanzamiento. Con él, deberás crear un disco de arranque, que podrá ser a través de un DVD o bien de un USB y, desde él, instalar el nuevo sistema operativo.

Al actualizar a Windows 10 en mi ordenador, ¿se actualizarán automáticamente el resto de mis dispositivos?

No. Aunque el sistema permitirá una mayor convergencia entre los dispositivos, tendrás que hacer el mismo proceso de descarga del nuevo sistema en todas las tablets, smartphones o consolas en los que tengas con el sistema operativo de Windows.

Creo que ya he formalizado la reserva. ¿Cómo lo compruebo?

En principio, el icono de Get Windows 10 no desaparece, así que si vuelves a pinchar en él te dirá que o bien lo puedes reservar o bien ya lo tienes reservado. En esa pantalla puedes ver también todas las novedades del nuevo sistema operativo.

No quiero instalarlo, ¿cómo elimino el icono de la barra inferior?

La única forma de que no aparezca el botón de Get Windows 10 es eliminar la actualización que te lo ha puesto ahí. Para ello, tienes que ir al Panel de Control y acceder al apartado Programas y Características.

Pincha donde pone «Ver actualizaciones instaladas», que despliega una lista y, a continuación, escribe en el cuadro de búsqueda de la parte superior KB3035583 (es el nombre de la última actualización). Selecciona la actualización y pincha entonces en Desinstalar.

Listo, ya se te habrá quitado el icono para siempre.

Si te arrepientes y en algún momento quieres recuperarlo, solo tienes que buscar nuevas actualizaciones disponibles y ahí la encontrarás.

He reservado Windows 10, pero lo he pensado mejor y prefiero quedarme con el que ya tengo. ¿Cómo lo cancelo?

Para cancelar la reserva, solo tienes que pinchar sobre el icono que te ha aparecido recientemete. En la parte superior izquierda de la ventana que se te abre hay un icono (tres líneas horizontales), con el que se despliega el menú lateral y, ya ahí, tienes que clicar en «Consulta la confirmación». Desde ahí podrás cancelar el proceso de reserva.

Votación
27 votos
Comentarios

Windows 10: Consigue gratis el nuevo sistema operativo de Microsoft