Festival de Eurovisión: Mans Zelmerlow, de Suecia, de favorito a ganador

El representante sueco ha sido acusado de plagio al encontrar similitudes con una canción de David Guetta

La actuación de Edurne en Eurovisión Así cantó Edurne en Viena «Amanecer»

La Voz / Redacción

Suecia confirmó anoche con su sexta victoria en Eurovisión que ha encontrado la fórmula mágica para triunfar en el festival europeo. Las apuestas acertaron y Mans Zelmerlöw se llevó el trofeo del micrófono de cristal por su canción Heroes, una melodía muy pegadiza que no es que sea, como dice su letra, el mayor himno jamás escuchado, pero tiene la fuerza suficiente como para convertirse en el próximo estribillo omnipresente. Muy informal en su atuendo entre el oropel predominante, Zelmerlöw disfrutó con una puesta en escena que aprovechó todos los recursos de la tecnología para jugar con una estética de videoclip y con espectaculares animaciones en pantalla que otorgaron al certamen una imagen renovada en su 60.ª edición.

Ni la polémica por el parecido con un tema de David Guetta ni la buena posición de Rusia, que fue la primera clasificada durante la primera mitad de las accidentadas votaciones, impidieron que Mans Zelmerlöw se convirtiera en el heredero directo de sus compatriotas Abba y los Herreys.

Para zanjar las acusaciones de homofobia que lo persiguieron en los últimos días, en su agradecimiento se apresuró a aclarar: «No importa quiénes seamos ni a quién amemos, todos somos héroes».

En segunda posición quedó la convencional balada rusa A Million Voices, un canto pacifista interpretado por Polina Gagarina, una estrella en los países del Este surgida de la cantera de Star Academy. Pese a su voz nerviosa y a su rígida presencia en el escenario dentro de un vestido inmaculado convertido en una pantalla de proyección, casi acarició el triunfo.

«No importa quiénes seamos, somos héroes», ha dicho el representante sueco, haciendo un guiño al título de su canción, al recoger el galardón con forma de micrófono de cristal de manos de la mediática Conchita Wurst, ganadora de la pasada edición.

En tercera posición quedó Italia, que había puesto la traca final a la tanda de actuaciones con la fusión de lírica y pop de Il Volo, los más aplaudidos en el auditorio vienés con su Grande Amore. El cuarto puesto fue para la minimalista canción belga de Loïc Nottet, Rhythm Inside, otro tema renovador en una edición que destacó por un nivel musical más alto que en anteriores ediciones.

La española Edurne no pasó del puesto 21.º, el mismo que le había correspondido en el orden de actuación. Una vistosa coreografía, que arrancaba como una Piedad de Miguel Ángel y acababa volando por los aires, ella y sus cinco kilos de vestido, sobre los fornidos hombros de un bailarín, hizo que la cantante española se desmarcara del resto pelotón en coreografía, pero la canción, curiosamente compuesta en Suecia, no ayudaba.

La actuación de Edurne en Eurovisión Así cantó Edurne en Viena «Amanecer»

Después de la frialdad con que fue recibido su Amanecer en sus primeras presentaciones en Televisión Española, Edurne hizo todo lo posible por defender y revestir un tema sin grandes virtudes, aunque el público austríaco premió con una gran ovación ese eoeoeo facilón.

Solo una gala como Eurovisión puede mezclar en un mismo espacio a la Filarmónica de Viena, sus Niños Cantores y Conchita Wurst, que ahora se hace llamar Conchita a secas. Entre el clasicismo y la modernidad se perfiló anoche la 60.ª edición del festival europeo de la canción, una nueva cita con el espectáculo de masas que en los últimos años se ha convertido, además, en el programa de televisión estrella 

Quién es Mans Zelmerlöw

Mans Zelmerlöw tiene 33 años y se coronó como ganador el Melodifestivalen 2015 con el tema Heroes, lo que le dio el pase directo a Eurovisión como representante de Suecia.

La actuación de Måns Zelmerlöw, de Suecia

Era uno de los favoritos para ganar el festival de Eurovisión y así lo ha hecho, aunque su participación ha estado rodeada de cierta polémica. La sombra del plagio planea sobre parte de su escenografía y sobre su canción. Los monigotes que le acompañan durante su actuación están «inspirados» en otro videoclip y algunos medios apunta que los primeros acordes de su canción son muy similares al tema de Lovers on the Sun, de David Guetta, aunque el célebre disyóquei no ha presentado demanda alguna al respecto.

Zelmerlow es una auténtica estrella en su país, Suecia. En el año 2005 participó en la versión sueca de Idols y en el año 2006 ganó Bailando con las estrellas, una versión de ¡Mira quién baila!. Además tiene experiencia en varios musicales. Se ha presentado en varias ocasiones al Melodifestivalen, el concurso donde Suecia elige a su representen en Eurovisión, aunque no lo consiguió hasta este año 2015.

En el 2007 una revista sueca lo eligió el hombre más deseado de Suecia y ha llegado incluso a actuar ante la princesa Victoria de Suecia.

Eurovisión 2015: Así es la canción de Suecia Måns Zelmerlöw cantará en Viena «Heroes»

Heroes tenía a su favor una espectacular puesta en escena y la canción relata los problemas que Mans Zelmerlow tenía de niño para hacer amigos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos
Comentarios

Festival de Eurovisión: Mans Zelmerlow, de Suecia, de favorito a ganador