Festival de Eurovisión 2015: Guía básica para no perderse

Suecia encabeza la lista de canciones favoritas, seguida muy de cerca por Rusia, Australia o Italia, entre otros. Edurne actua en el puesto número 21, en la segunda parte del festival, algo que favorece a España en las votaciones


Redacción

Eurovisión cumple 60 años como el festival más importante de la canción en Europa. Su fama traspasa fronteras, llegando a Latinoamérica e incluso a las antípodas de europa, a Australia, un país en el que se sigue Eurovisión con gran expectación.

El festival nació en 1955 como un proyecto conjunto de la unión radiofónica europea (European Broadcasting Union/EBU) y el primer programa se emitió en 1956 en directo desde Suiza, con siete concursantes. Tiene una larga y rica historia, y un mecanismo de voto en el que influye, para bien y para mal, y no poco, la geopolítica. 

En España, Eurovisión ha ido perdiendo peso con el paso de los años, algo en lo que han influido tanto los malos resultados como el perfil de los representantes elegidos para acudir al festival. No hay que olvidarse que la parodia de Chiquilicuatre no sentó nada bien a muchos países, que interpretaron como una burla y una falta de respeto la elección del público en TVE. Fuera de España, en los países centroeuropeos, bálticos o los que se formaron tras la desintegración de Yugoslavia, el certamen tiene gran importancia. Y no es en vano. Ir a Eurovisión puede convertirse en la catapulta a la fama más allá de las fronteras del país del al que se representa. Más de 60 millones de personas de media siguen el festival en toda Europa. El año pasado, logró una cuota de pantalla del 35,2 % en La 1 y un total de 5.141.000 telespectadores siguieron la gala. La actuación de Ruth Lorenzo fue seguida por 6.560.000 televidentes (40,9 % de share).

Además hay que recordar que Eurovisión ha sido durante años la casilla de salida para algunos artistas como ABBA, Céline Dion, que representó a Suiza en 1988, Sandie Shaw, del grupo Bucks Fizz , France Gall, Cliff Richard o domenico Mudugno que cantó Volare (Nel blù dipinto di blù), aunque no ganó. De la mayoría de ellos, sin embargo, nunca más se supo.

La cita por antonomasia de la canción europea será, este año, en Viena, después de que Conchita Wurst, alias la mujer barbuda, consiguiese el triunfo el año pasado de la mano del tema Rise Like a Phoenix, un canto a la tolerancia. La ciudad se ha volcado con la celebración del festival de Eurovisión este año y ha llegado incluso a instalar semáforos que representan a parejas heterosexuales y homosexuales, unidas por un pequeño corazón. El objetivo es promover «la tolerancia y la apertura al mundo».

Edurne, con su canción Amanecer, intentará coronarse como ganadora y traer el triunfo a España, aunque no lo tendrá fácil. Las apuestas más optimistas le otorgan un puesto entre los diez primeros, pero queda lejos de los países favoritos, como Suecia, Rusia, Estonia, Italia o hasta Australia.

A continuación te damos ocho claves para no perder ningún detalle del festival de Eurovisión:

1. Edurne, la doble de Shakira para los austríacos

TVE escogió por elección directa y sin participación del público, para evitarse debates como el del año pasado con Brequette, a los que muchos veían como favorita frente a Ruth Lorenzo, a Edurne. La presentadora, actriz y cantante dejó el programa que conducía en Cuatro, Todo va bien, para centrarse en la carrera hacia Eurovisión.

En Viena Edurne actuará, en el puesto número 21, una buena posición según los expertos, ya que la mayoría de los ganadores de Eurovisión han actuado en la segunda parte del festival. Las canciones finales son las que más recuerdan los espectadores a la hora de votar. Allí defenderá Amanecer, una canción que TVE ya ha reciclado para la Vuelta Ciclista a España. El tema está compuesto por Tony Sánchez-Ohlsson, Thomas Gison y Peter Boström, que son los autores de Euphoria de Loreen, que ganó el festival en el año 2012, o el Quédate conmigo de Pastora Soler.

La canción no ha estado exenta de críticas, ni tampoco su primera puesta en escena en el programa de TVE Alaska y Segura. Ni tampoco lo ha estado el videoclip donde la aparición de una tigresa desató las quejas de asociaciones animalistas, que llegaron a pedir que se eliminase esa parte. Edurne se mostró sorprendida ante estas quejas, y sentenció que la tigresa «vivía fenomenal». En un mundo global en el que todo parece estar unido de alguna forma, la polémica tigresa de Eurovisión resulta ser descendiente de una felina que poseía Juan Antonio Roca, encarcelado por el caso Malaya

En Austria, en cambio, parece que Edurne los ha encandilado. Durante esta semana la prensa le ha dedicado varias portadas a la que han bautizado como «doble de Shakira». Su larga melena rubia le valido ser considerada como una de las concursantes más sexis de Eurovisión y la «Shakira española». «La doble de Shakira nos embruja», titulaban diferentes medios del país. Más allá de su aspecto, la prensa austríaca ha encontrado más similitudes con la cantante colombiana: Edurne es pareja de David De Gea, portero del Manchester United y uno de los nombres que más ha sonado para ocupar la portería del Real Madrid en una casi segura salida de Iker Casillas. Precisamente por este tema le preguntó una indiscreta Mariló Montero esta semana, dejando a Edurne en una incómoda posición. «¿Tu chico te va a acompañar en Eurovisión, o no puede porque está firmando el contrato con el Real Madrid?» le espetó la polémica presentadora. Edurne sonrió y le contestó tímidamente que aún no había terminado la liga inglesa.

Los tres vestidos que ha lucido Edurne durante los ensayos para Eurovisión.
Los tres vestidos que ha lucido Edurne durante los ensayos para Eurovisión.

Uno de los secretos mejor guardados de Edurne es su vestido. Durante sus ensayos ha lucido una capa roja con una cola de varios metros de largo, de la que más tarde se despojaba para quedarse con un vestido. En el primero de sus ensayos lució un vestido con transparencias e incrustaciones de cristal de color verde (que volvió a ponerse en el tercer ensayo). La segunda vez Edurne escondía bajo la capa un vestido de pailletes doradas y efecto tornasolado, con una larguísima abertura lateral y una cintura muy marcada. Todo el vestuario está diseñado por José Fuentes y la cantante aún no ha desvelado si alguno de ellos será el que lucirá en la gala final.

2. Suecia, el gran favorito para ganar Eurovisión

El sueco Mans Zelmerlow es el candidato favorito de las apuestas para ganar el concurso de Eurovisión este año. Brindó uno de los shows más creativos en su actuación en la segunda semifinal, haciendo un gran despliegue en el escenario de alta tecnología al fundirse con las imágenes animadas del telón de fondo cuando cantó su tema Heroes. Aventaja a la cantante rusa Polina Gagarina y al conjunto italiano Il Volo. El australiano Guy Sebastian, antiguo ganador del concurso de talento Australian Idol, y el belga Loïc Nottet les siguen en la fila de predilectos. Detrás de ellos se ubican los concursantes de Alemania, Montenegro y Polonia, según los pronósticos.

A pesar del favoritismo, la canción de Suecia no ha estado tampoco exenta de polémicas sobre la canción interpretada por Mans Zelmerlow. Varios medios se hicieron eco del parecido que guarda Heroes con el tema Lovers on the sun, de David Guetta, aunque el disyóquei francés no ha presentado ninguna demanda al respecto. Suecia se ha llevado en cinco ocasiones el primer premio de Eurovisión. De este grupo, los más recordados son ABBA, que lo obtuvieron en 1974.

3. ¿Y si gana Australia?

Australia se ha sumado este año a la fiesta de Eurovisión. Su primera incursión en el festival la ha hecho además de la mejor manera posible ya que las casas de apuestas la sitúan entre los favoritos. Pero, ¿qué pasa si gana Australia? ¿Se trasladará la sede de Eurovisión a las antípodas? Nada más lejos de la realidad. En primer lugar, para que Australia puede participar de nuevo en la edición del año 2016 tendrá que ganar, en caso contrario los australianos deberán conformarse con seguir el festival sin contar con representación.

Si Australia da la sorpresa y consigue ganar Eurovisión el país deberá elegir un país y una ciudad como sede del festival el año que viene. Los más previsores ya manejan varias opciones para esta elección. Algunos hablan de Reino Unido, por sus vínculos históricos, otros señalan Alemania, por su potencial económico y hay incluso quién apunta a España, en concreto a Barcelona, como una de las elegidas. «Sería un sitio encantador», ha asegurado a Efe Paul Clarke, el jefe de la delegación australiana, sobre la posibilidad de que la capital catalana fuera la elegida.

4. Los concursantes que más darán que hablar en Eurovisión

El festival de la canción es, además de un concurso musical, un escaparate de peculiares y excéntricas personalidades. Entre los 40 participantes en el concurso de Eurovisión hay todo tipo de perfiles, muchos de ellos salidos de concursos de talentos. Los representantes de Suecia, Polonia, Armenia, Australia, Rusia, Reino Unido e Italia son algunos de los que más darán que hablar. Sueco y favorito son prácticamente sinónimos en Eurovisión y Mans Zelmerlow no es la excepción y se sitúa a la cabeza en las encuestas. ¿Su secreto para permanecer concentrado? «Compruebo mi bragueta como 50 veces».

Por su parte Monika Kuszynska, de 35 años, ya era célebre en su país cuando en el 2006 sufrió un accidente de coche que la dejó en silla de ruedas. «Considero mi actuación como un testimonio, para decir que no podemos hundirnos, que debemos vivir plenamente incluso cuando la vida nos somete a una dura prueba. Desde mi accidente, cantar se ha convertido en mi misión», declara. Hace mucho que Eurovisión superó los límites geográficos de Europa, pero el verdadero salto lo ha dado este año con la participación de Australia. El candidato Guy Sebastian, rompecorazones asumido, fue ganador de otro concurso musical, Australian Idol. La política y la geopolítica jamás quedan lejos de Eurovisión. Este año, Armenia niega sin demasiada convicción que su tema a concurso se refiera a las masacres masivas de armenios en 1915, que Turquía se niega a reconocer como un genocidio. El título de la canción del grupo Genealogy cambió de Don't deny (No lo niegues) a Face the shadow (Enfrentarse a la sombra).

Siguiendo con la geopolítica, en la edición del 2014 del concurso, celebrado al principio de la crisis ucraniana, la canción rusa fue abucheada. Este año, Polina Gagarina espera desarmar críticas con su canción A million voices (Un millón de voces). «Soy cantante, madre, y sin duda, una 'chica bien'», afirmó Gagarina, señalando que el «millón de voces», hablan «el mismo idioma, el idioma del amor».

Un poco como en el fútbol, los británicos, inventores de la música pop, no han ganado en Eurovisión desde hace mucho tiempo, en concreto 18 años. El dúo Electro Velvet espera acabar con esa sequía con el tema Still in love with you (Aún enamorado de ti), una party song de ritmo eletroswing. Italia no ha ganado en Eurovisión en los últimos 25 años, aunque es cierto que dejó de participar en el concurso entre 1997 y el 2011, por la falta de interés de la cadena pública RAI y de los propios italianos. Este año, el país apuesta por un trío melódico de «pop ópera», Il Volo, que han colaborado entre otros con Barbra Straisand.

5. El sistema de votaciones

Hay que reconocerlo, lo realmente interesante de Eurovisión son las votaciones. Más allá de los puntos entre países «amigos» que en numerosas ocasiones han disparado las sospechas de tongo, el festival tiene un sistema en el que se otorgan de 1 a 12 puntos a través del televoto y de un jurado compuesto por profesionales de la industria musical. Este año, este jurado está compuesto en España por Ruth Lorenzo, Pastora Soler, Daniel Diges y Rosa López, junto al productor musical Jacobo Calderón. Este fórmula se cambió en el año 2014, después de que Azerbayán fuese acusado de soborno.

El mítico José Luis Uribarri y ahora su sustituto, José María Íñigo, han alimentado durante años la teoría de que los países en Eurovisión se votan los unos a los otros por proximidad geográfica o incluso política, una teoría que además se ha ido confirmando con el paso de los años. Sea por política o por afinidades culturales y musicales, el intercambio de votos entre países es un hecho al que deberá de enfrentarse Edurne.

6. La fórmula mágica para ganar Eurovisión

Mujer, solista y melancólica es la fórmula mágica para ganar Eurovisión. Al menos eso es lo que asegura la experta Mariya Aleynikova tirando de estadísticas en los 59 años del festival. 35 de los 62 ganadores de Eurovisión (en la edición de 1969 hubo cuatro) han sido mujeres. Este recuento no considera ni Dana Internacional, la transexual israelí que triunfó en 1989, ni a Conchita Wurst, el personaje creado por el cantante homosexual Tom Neuwirth, que ganó para Austria el año pasado. Del resto de triunfadores, 17 fueron bandas y sólo en ocho ocasiones fue un hombre el ganador de Eurovisión. El perfil del ganador se va dibujando como una mujer, que cantará sola e interpretará una canción con letra melancólica, tempo musical medio y una melodía entre neutral y alegre. Dos concursantes encajan este año en ese «retrato robot»: la suiza Melanie Rene y su Time To Shine y la serbia Bojana Stamenov, con Ceo Svet Je Moj, aunque ninguna de las dos aparece en los diez primeros puestos de las casas de apuestas como favoritas.

7. Los mayores fracasos de España en Eurovisión

España solo ha ganado en dos ocasiones Eurovisión. Lo hizo en 1969 con el La, la, la de Massiel y en 1970 con Vivo cantando de Salomé. Y desde entonces, en los 60 años de historia que cumple en el 2015 el festival España nunca ha vuelto a saborear la gloria de coronarse como el reina de la canción europea.

Las últimas décadas de Eurovisión han sido un largo calvario para España, donde no ha conseguido volver a situarse entre los primeros puestos de la final. De no ser por su plaza asegurada en el Big Five del festival, España tendría que acudir a las dos semifinales del concurso y es posible que en más de una ocasión no llegase a la final el representante español. La mejor posición de los últimos 20 años la logró Anabel Conde, que quedó en la segunda posición con Vuelve conmigo en 1995, y desde allí hay que regresar al 2014 para la novena posición que alcanzó Ruth Lorenzo con Dancing in the Rain.

En la retina de muchos españoles quedan los batacazos que se llevaron El Sueño de Morfeo, en el puesto 25, Lucía Pérez, en el 23, Soraya Arnelas, también en el 23, D'Nash, en el 20, Las Ketchup, en el 21, Son de sol, también en el 21 o Lydia, en el 23. También quedó en el recuerdo colectivo aquella actuación de Remedios Amaya descalza (como también lo fue la vocalista de El Sueño de Morfeo en el 2013) que se quedó con cero puntos en 1983.

De este descalabro se salvan Pastora Soler, que logró un décimo puesto, o los extriunfitos Ramón del Castillo (10), Beth (8) y Rosa (7). Otros artistas como David Civera (6), que ha cosechado el mejor puesto en lo que va de siglo, lograron clasificarse en en top ten, al igual que Marcos Llunas (6), Sergio Dalma (4), Azúcar Moreno (5) o Nina (6). Únicamente la ya antes citada Anabel Conde, junto a Karina en 1971, Mocedades (1973) y Betty Missiego en 1979, han conseguido quedarse a las puertas como semifinalistas. Pese a las malas cifras de los últimos años de España no se halla entre las naciones con récord negativo de cero puntos donde se encuentran Andorra, Montenegro y San Marino, ni en el ránking de los 25 países que nunca han ganado.

8.Cómo seguir el festival de Eurovisión

TVE se volcará con la 60.ª edición del festival con siete horas de programación especial. A las 18.50, se emitirá 60 años de Eurovisión, un concierto de homenaje al certamen en el que actuaron artistas de todas las épocas, con Rosa López como representante española. A las 20.30 horas, arrancará Destino Eurovisión, especial previo y posterior a la gala presentado por Anne Igartiburu, con la presencia de Ruth Lorenzo, Pastora Soler y Rosa López. Las actuaciones arrancarán a las 21 horas de nuevo con los comentarios de José María Íñigo, esta vez acompañado por Julia Varela. Los espectadores podrán emitir su voto a través de llamadas de teléfono, mensajes y por medio de la aplicación oficial Eurovision Song Contest en español. RTVE se volcará, además, con contenidos especiales en su web y en las redes sociales con la etiqueta #Edurnevision.

Además el que quiera también podrá seguir el festival por Youtube, por primera vez en su historia. 

Todas las canciones de la final:

1. Eslovenia. Maraaya, Here For You

2. Francia. Lisa Angell, N'oubliez Pas

3. Israel. Nadav Guedj, Golden Boy

 4. Estonia. Elina Born & Stig Rästa, Goodye To Yesterday

5. Reino Unido. Electro Velvet, Still In Love With You

6. Armenia. Genealogy, Face the shadow

7. Lituania. Monika Linkyte y Vaidas Baumilla, This Time

8. Serbia. Bojana Stamenov, Beauty Never Lies

9. Noruega. Morland & Debrah Scarlett, A Monster Like Me

10. Suecia. Mans Zelmerlöw, Heroes

11. Chipre. John Karayiannis, One Thing I Should Have Done

12. Australia. Guy Sebastian, Tonight Again

13. Bélgica. Loïc Nottet, Rhythm Inside

14. Austria. The Makemakes, I Am Yours

15. Grecia. Maria Elena Kyriakou, One Last Breath

16. Montenegro. Knez, Adio

17. Alemania. Ann Sophie, Black Smoke

18. Polonia. Monika Kuszynska, In The Name Of Love

19. Letonia. Aminata, Love Injected

20. Rumanía. Voltaj, De la Capat

21. España. Edurne, Amanecer

22. Hungría. Boggie, Wars for Nothing

23. Georgia. Nina Sublatti, Warrior

24. Azerbaiyán. Elnur Huseynov, Hour Of The Wolf

25. Rusia. Polina Gagarina, A Million Voices

26. Albania. Elhaida Dani, I'm Alive

27. Italia. Il Volo, Grande Amore

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
68 votos
Comentarios

Festival de Eurovisión 2015: Guía básica para no perderse