Elecciones al Parlamento Europeo 2014: ¿Por qué son importantes estos comicios?

La Voz REDACCIÓN

INFORMACIÓN

Los resultados del 25-M pueden ser vitales para que España empiece a respirar con normalidad. Estas son las claves para entender la llamada a las urnas de este domingo

25 may 2014 . Actualizado a las 21:24 h.

Las Elecciones al Parlamento Europeo 2014 llevan desde el viernes movilizando a los ciudadanos europeos hacia sus respectivos colegios electorales. Es el momento de votar, de elegir no solo a los 751 miembros que integrarán a partir de ahora el Parlamento Europeo, sino también -y por primera vez en la historia- al presidente de la Comisión Europea.

En concerto, ochenta millones de europeos están llamados a las urnas en estas Elecciones al Parlamento Europeo 2014, pero, ¿cuánta gente se moverá del sofá para emitir su voto en unos comicios que la mayoría considera demasiado ajenos a su vida cotidiana? Lo cierto es que España se juega mucho este 25 de mayo. La apaleada economía del viejo continente lleva años resintiéndose y pidiendo a gritos un nuevo rumbo. Y serán los ciudadanos los que este domingo -en el caso de España, en otros países llevan votando desde hace tres días- tengan en sus manos el poder de decidir quién se pondrá al timón del barco a partir de ahora. Con una asfixiante crisis aplastándole los talones, el país tiene la llave para abrir la puerta del principio del fin, o acomodarse -tal y como vaticinan las previsiones de participación- a observar como sus vecinos europeos ejercen su derecho a elegir.

Las Elecciones al Parlamento Europeo 2014 se convocaron el pasado 1 de abril con el objetivo de escoger a los representantes de la ciudadanía en la colosal institución europea. El sistema establece que los españoles solo pueden votar a alguno de los representantes de los partidos de España que se presentan. De los 751 escaños que componen el hemiciclo, a España -por criterios de población- le corresponden 54. Alemania se sitúa a la cabeza con 96 eurodiputados, seguida de Francia, con 74; Reino Unido e Italia, con 73; y a continuación España.