ISON ha desaparecido, el «cometa del siglo» podría haberse desintegrado

Los científicos de la NASA parecen haber perdido al famoso cometa aunque aseguran que habrá que esperar unas horas para conocer el resultado

ison de las 3 xxl

El cometa ISON, el «cometa del siglo» podría haberse desintegrado y haber dejado a toda la comunidad científica sin el momento astronómico más importante del año. Desde hace unas horas, y según indica la NASA en su cuenta de twitter, el cometa ISON ha desaparecido y los expertos han dejado de tener constancia de su trayectoria, lo que podría indicar, que al igual que Ícaro, la excesiva proximidad al Sol, ha acabado por matar a ISON en la última etapa de su aventura.

Dicen los científicos que llevan siguiendo a este fenómeno del cielo en estos últimos meses, que aún es pronto para asegurar el final del cometa y que aún queda una última esperanza: que reaparezca la cola en las próximas horas. No obstante, todos los datos apuntan a que finalmente ISON se ha convertido en el fiasco del año. El espectáculo prometía imágenes sorprendentes, y desde la NASA mostraban algunos montajes -como este de Youtube- que hacían imaginar unas vistas realmente increíbles.

Hasta que llegue el momento, muchas webs permiten disfrutar de la última etapa del largo viaje del cometa ISON. Una de las más detalladas es The Sky Live, en la que a través de una imagen del cielo, se puede ver a tiempo real su movimiento. Además, la NASA ofrece imágenes actualizadas cada 45 minutos, y en su página web se puede observar como la distancia entre el Sol y el cometa ISON ya es muy pequeña.

La sonda SOHO, que es la que está permitiendo observar este fenómeno astronómico desde la Tierra, es un proyecto construído en Europa y que se encuentra en el Punto de Lagrange L1, un punto de la línea que une la Tierra y el Sol, donde se compensan sus gravedades. Este observatorio de la NASA y la ESA está en un emplazamiento estable y se encuentra a 1,5 millones de kilómetros de la Tierra.

En el centro de la imagen de la sonda SOHO se aprecia en el centro el Sol tapado con el coronógrafo, un círculo uniforme que bloquea la luz para que no se saturen las capturas. El cometa ISON es el objeto que más brilla en el vídeo, y su movimiento, se puede observar, que se dirige directamente hacia el sol dejando en la parte derecha su cola.

Un seguimiento ya con historia

El largo seguimiento del cometa ISON comenzaba el 21 de septiembre del año pasado, cuando el «cometa del siglo» sorprendía a los científicos del Observatorio International Scientific Optical Network, un centro situado en Rusia que otorgaría el nombre al famoso cometa. Vitali Nevski y Artyom Novichonok fueron los culpables de dar a conocer al que pronto se revelaría como el evento astrológico más excepcional de las últimas décadas, un cometa notable de unos 5 kilómetros de diámetro que, según los más optimistas, podría llegar a ser tan brillante como la Luna llena.

Tras su paso por las cercanías de Marte, el cometa ISON dejaba sorprendidos a la mayoría de los científicos del mundo, dejando imágenes tan espectaculares como estas:

Destruído antes de tiempo

El viaje del cometa ISON no ha estado exento de rumores e incluso esta semana había quien decía que la vida del mismo se había acabado antes de tiempo. Algunos científicos del mundo llegaron a asegurar al comienzo de esta semana que el «cometa del siglo» se había desintegrado antes de su momento estelar. Israel Hermelo, del Observatorio del Instituto de Radioastronomía Milimétrica (Iram) de Sierra Nevada, y Michal Drahus del Instituto de Tecnología de California (Caltech) eran los primeros en aventurarse a anunciar el fin del cometa más famoso del 2013. Andaluces Diario hacía públicas sus declaraciones y aseguraba que durante esta última semana los dos astrónomos habían estado realizando un seguimiento continuo del cometa del siglo con un radiotelescopio de 30 metros situado en la Loma de Dílar, en Granada, un estudio basado en la rotación del núcleo del cometa realizada «a través de la variación temporal de la emisión producida por la molécula de Cianuro de Hidrógeno».

Desde el pasado jueves y hasta el comienzo de esta semana, la emisión de Cianuro de Hidrógeno «se había vuelto 20 veces menos brillante», aseguraron los dos científicos y añadían: «en lugar de hacerse más y más brillante a medida que se acerca al Sol, parece ser que el cometa ISON no ha soportado las altas temperaturas a las que ha sido sometido durante los últimos días».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
21 votos

ISON ha desaparecido, el «cometa del siglo» podría haberse desintegrado