Eurovisión 2013: La fiebre del festival se apodera de la tierra natal de ABBA

Vitoriosa cuatro veces en el concurso, Suecia se toma muy en serio el festival


Sören Billing / Afp

Admiradores del mundo entero se preparan para asistir este sábado a la final de Eurovisión 2013 que se celebra en Malmö, Suecia, tierra natal del mítico grupo ABBA, ganador de la edición de 1974.

Desde el himno de apertura de la competición, escrito expresamente para la ocasión por los dos ex miembros del legendario grupo, Benny Andersson y Björn Ulvaeus, hasta el mensaje de bienvenida grabado por el futbolista Zlatan Ibrahimovic, Suecia no escatimó esfuerzos para resaltar las cualidades de Suecia.

Eurovisión reúne cada año ante las pantallas de televisión a unos 125 millones de espectadores, y representa una plataforma de promoción inigualable. Y sin embargo Suecia buscó moderar los suntuosos gastos en la producción del concurso, y afirma que gastará 50 veces menos que en la edición del año anterior, realizada en Azerbaiyán.

Después de la victoria de la sueca Loreen el año pasado, con la canción Euphoria, crecieron los rumores sobre una posible reunión de ABBA sobre el escenario, versión que el propio Ulvaeus se encargó de descartar el mes pasado durante la inauguración del museo dedicado al supergrupo.

Victoriosa cuatro veces en el concurso, Suecia se toma Eurovisión en serio, y la selección para escoger el representante del país fascina a la sociedad sueca cada año, con fases eliminatorias y semifinales en todo el reino.

En los sitios de apuestas en la red Internet, la gran favorita parece ser la danesa Emmelie de Forest, quien se clasificó con la canción Only teardrops, y es que las casas de apuestas le dan la victoria a Dinamarca. «Estoy encantada de que las personas piensen que puedo ganar. Trato de no pensar en eso», dijo de Forest el viernes en una rueda de prensa conjunta, precisamente, con Loreen, ganadora del año pasado.

Pero el juego no está decidido. Ucrania, que pondrá un escena un gigante de 2,34 metros de estatura cargando a la cantante Zlata Ognevich, o la participación del rumano Cezar, que recuerda a los vampiros, son también serios candidatos al título. Sin olvidar, obviamente, a la noruega Margaret Berger, que podría pasar perfectamente por una sosias de Lady Gaga.

Polonia y Bosnia-Herzegovina renunciaron a Eurovisión 2013 por causa de las políticas de austeridad. Grecia también debía quedar fuera del concurso, pero su participación fue salvada a última hora por la intervención providencial de una cadena privada de televisión.

Alcohol is free, de Koza Mostra y Agathon Iakovidis describe con metáforas los sufrimientos de los griegos en un país devastado por la crisis económica.

Eurovisión, ampliamente seguida por el público gay, deberá incluir también besos homosexuales en el escenario, detalle que posiblemente no sea muy bien recibido en los países europeos más conservadores.

Durante los últimos ensayos, dos bailarines vestidos con ropas tradicionales suecas se abrazan durante una pieza para el intervalo, compitiendo así con la representante de Finlandia, Krista Siegfris, quien ya ha dado que hablar al besar a una de sus bailarinas al fin de la canción Marry me.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
5 votos

Eurovisión 2013: La fiebre del festival se apodera de la tierra natal de ABBA