Belén Esteban reaparece después de abandonar «Sálvame»

La «princesa del pueblo» sigue como imagen de una marca de telefonía móvil, mientras se mantiene alejada de la televisión

Belén Esteban y su «Harlem Shake»

Redacción

Belén Esteban ha reaparecido en público tras su retirada de la televisión hace ya más de un mes. La «princesa del pueblo» ha participado en una campaña de la compañía Más Móvil para la que interpreta su versión particular de Harlem Shake, el Belén Shake, en el que se ríe de sí misma.

La imagen de Belén Esteban ha cambiado un poco desde su retirada de los focos televisivos. Ha engordado varios kilos (ella afirma que unos 13) y físicamente parece más recuperada.

Belén Esteban ha desmentido que estuviese embarazada, después de que se viese una imagen de ella en la que se especuló con que esperase un bebé. «He engordado, pero no estoy embarazada», afirma. Belén Esteban también aprovechó, según recoge Europa Press para hablar sobre su retirada de la televisión y su estado de salud. «El regreso de Belén va a ser como siempre ha sido. Ahora necesitaba un tiempo, pero no por nada malo. Ha habido cosas que han pasado... No estoy mala, solo tengo de enfermedad el azúcar. No tengo que ir a ningún sitio a curarme porque estoy fenomenal y recargando pilas. Me espera un verano genial, familiar y a mirar por mí», explicó.

Con este comentario parecía responder a las declaraciones que su antigua jefa, Ana Rosa Quintana hizo poco después de su brusca salida de Sálvame Deluxe. La presentadora de El Programa de Ana Rosa, donde trabajó Belén Esteban durante muchos años, mostró su opinión dos días después del abandono de Belén Esteban de Sálvame. «La situación es lo suficientemente grave. Belén Esteban está enferma y tiene que ingresar en un sitio, tiene que desintoxicarse y tiene que ingresar mucho tiempo. Yo me presto personalmente para lo que necesite. Su entorno, su familia y sus amigos tienen que ayudarle a salir de esto. Sale mucha gente» afirmó.

Ana Rosa, que durante años trabajó junto a Belén Esteban y siempre intentó aconsejarla, continuó alabando el carácter de la princesa del pueblo. «Es una mujer con muchos valores. Cuando está bien es una persona buena, generosa, noble, encantadora. Es una buena persona que está en un momento malo que ha entrado en una dinámica que no puede controlar. El problema es que la decisión no la pueden tomar sus compañeros, ni la cadena, ni el programa, ni la productora, ni nadie. La tiene que tomar ella personalmente. Belén, tienes que tomar la decisión, que todos te vamos a apoyar», apuntó.

Esa misma tarde también el presentador de Sálvame, Jorge Javier Vázquez, habló sobre ella y afirmó que tanto el programa como la productora respetaban la decisión de Belén Esteban de dejar Sálvame. Y por ello dijo que iban a dejar de hablar de ella y de su vida, con el fin de ayudarla a que se encontrase mejor. Sobre las palabras de Ana Rosa Quintana no fue tan claro, pero explicó que el creía que la decisión la tenía que tomar la familia y los más allegados a Belén Esteban.

Los motivos por los que Belén Esteban dejó Sálvame

Belén Esteban fue cayendo en picado en los últimos tiempos. Tanto su imagen física como psicológicamente. A finales de noviembre, tras tres meses alejada de la televisión, regresó triunfalmente a Deluxe. Belén Esteban apareció visiblemente más recuperada, al menos su imagen exterior. Durante su ausencia se sometió a tratamiento psiquiátrico, a dos nuevas operaciones de estética, una de ellas para arreglarse de nuevo la nariz y otra para sustituir sus implantes mamarios, y engordó más de diez kilos.

Su vuelta fue tras un periodo alejada de las cámaras. Belén Esteban se marchó tras un verano ajetreado en el que vio como su matrimonio con Fran Álvarez, de origen gallego, se desintegraba día a día y sin que se frenasen sus enfrentamientos con el padre de su hija y su familia. En su intervención en el Deluxe confesó «ahora uso faja», entre risas y que ahora estaba «enganchada a la vida».

Pero desde entonces su situación no ha dejado de empeorar. La gota que colmó el vaso fue el robo que sufrió en su casa, situada en Paracuellos del Jarama mientras estaba de viaje en Miami. Belén Esteban se encontró su hogar, al que se mudó tras vivir casi toda su vida en el barrio madrileño de San Blas, totalmente «desvalijado». Lo peor para la princesa del pueblo, además del susto, fue los objetos de gran valor de sentimental que se llevaron los ladrones. Entre ellas su anillo de compromiso, las alianzas de su padres y joyas de su abuela. «Se han llevado todos mis recuerdos. Las medallas de Sor Mercedes, aunque la gente se ría, yo tenía las dos medallas, sus gafas porque era lo único que tenía de mi abuela», explicó muy apenada.

Pero la caja fuerte no fue lo único que se llevaron de la casa de Belén Esteban. El compañero Kiko Hernández apuntaba que incluso se habían llevado ropa interior de la princesa del pueblo.

El viernes pasado, visiblemente afectada por el robo de su casa y por los comentarios sobre su posible vuelta con Fran, Belén Esteban se sentó en el Deluxe. Muy alterada, se enfrentó a María Patiño y a Kiko Matamoros, para terminar con su gran bronca con Lydia Lozano. Minutos después abandonó el plató. El presentador Jorge Javier Vázquez entonó el mea culpa y asumió su responsabilidad y la de todos en cómo había terminado la noche. «Probablemente Belén no debería haberse sentado aquí. Deberíamos haber cortado la entrevista antes. Belén Esteban ha ido cuesta abajo y sin frenos», afirmó. «Todos somos culpables y es la peor manera en que se ha podido ir Belén Esteban de un plató. Por la puerta de atrás», concluyó.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
58 votos

Belén Esteban reaparece después de abandonar «Sálvame»