¿Cómo afecta el cambio de hora a la salud?

Malestar general, cambios de humor e incluso trastornos digestivos son algunos de los efectos que puede producir la variación horaria


El próximo domingo 31 de marzo comienza oficialmente el horario de verano, de modo que la madrugada del sábado nuestros relojes tendrán que ser adelantados una hora: a las 02.00 serán las 03.00. Pero, ¿afecta el cambio de hora a la salud?

Como un jet lag

Diversos estudios especifican que el cambio de hora de primavera puede ser más notorio que el de otoño, en el que se retrasa una hora. Este cambio suele ser comparado con el efecto que causa en el organismo el jet lag, cuando realizamos cambios de horarios bruscos, en los que nuestro cuerpo puede sufrir perturbaciones en los ciclos biológicos.

Efectos en nuestra salud

Malestar general, cambios de humor y de ánimo e incluso trastornos digestivos. Estos son los principales efectos del cambio de hora en primavera. Un estudio publicado en el 2008 encontró un nexo de unión entre el cambio de hora y el incremento en los infartos de miocardio en los tres días posteriores al cambio. Las personas que refieren cambio en sus patrones de sueño-vigilia y alteraciones transitorias en su bienestar pueden sufrir irritabilidad, cefaleas o incluso dificultades para mantener la atención y la concentración.

¿Cuánto tiempo necesita nuestro organismo para adaptarse?

Las funciones de nuestros órganos más importantes dependen de la secreción de varias hormonas que varían en base a los denominados cilcos circadianos «alrededor del día», estableciéndose dos etapas: el del día y la noche, la vigilia y el sueño. Nuestro cuerpo puede tardar entre tres y cuatro días en adaptarse al nuevo horario.

¿Quiénes son los más afectados?

Los más afectados suelen ser las personas con problemas neurológicos (migrañas, trastorno bipolar...) ya que se pueden ver agudizados los síntomas. Los niños se adaptan con mayor facilidad, no obstante, la modificación en los horarios de las comidas puede producir un aumento de la secreción del jugo gástrico y del apetito por la noche.

¿Qué beneficios tiene?

El cambio de hora al horario de verano proporciona más horas de luz y por lo tanto más tiempo para poder ejercitarse al aire libre. El incremento también permite una mayor exposición al sol lo que dispara la síntesis de vitamina D. El buen tiempo y los largos días de sol posibilitarán que los sistemas periféricos se sincronicen de manera más natural con el medio ambiente.

¿Por qué se cambia un domingo?

La elección del domingo como día para el cambio de hora se eligió por dos motivos: generar el menor impacto negativo posible en los servicios de transporte y también por salud. El riesgo de sufrir un ataque al corazón no aumenta el domingo, pero sí lo hace el lunes, en el que la rutina varía y por lo tanto, aumenta el peligro.

¿Qué podemos hacer para ir acostumbrándonos?

Unos simples cambios de hábitos en nuestro día a día puede facilitar que el cambio de hora no suponga ninguna crisis en nuestro organismo. Madrugar un poco el sábado y domingo para que a nuestro cuerpo no le cueste tanto hacerlo el lunes o hacer algo de ejercicio durante el fin de semana pueden ser algunos ejemplos.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
16 votos

¿Cómo afecta el cambio de hora a la salud?