Péter Erdö, un papable «joven» en lucha contra la secularización

Arzobispo de Budapest y primado de Hungría es un cardenal moderado, firme defensor del diálogo interreligioso, en particular con el judaísmo


Peter Erdö, arzobispo de Esztergom-Budapest y primado de Hungría, fue durante mucho tiempo el cardenal más joven de Europa y hoy, a los 61 años, con su firme discurso contra la secularización, ocupa los primeros puestos de las quinielas de los papables con más posibilidades de suceder a Benedicto XVI y convertirse en el nuevo papa.

El papa Juan Pablo II lo proclamó cardenal y primado de Hungría en el 2003, cuando sólo tenía 51 años, y sigue siendo uno de los más jóvenes del colegio cardenalicio junto al arzobispo de Múnich, Reinhard Marx, de 59 años, cardenal desde el 2010.

Si se convirtiese en el nuevo papa, Peter Erdö sería el segundo pontífice, después del polaco Karol Wojtyla (Juan Pablo II), oriundo de uno de los antiguos países del bloque comunista. Este políglota (habla siete lenguas) preside desde el 2005 el Concilio de Conferencias Episcopales de Europa. «Los cardenales, desde la Edad Media, siempre han dado sus opiniones sobre todos los temas que les interesan porque su deber es representar la fe, la esperanza y el amor» dijo en una entrevista hace unos meses con periódico húngaro Nepszabadsag.

En el año 2005, Peter Erdö participó en el cónclave que designó papa al alemán Josef Ratzinger bajo el nombre de Benedicto XVI.

Nueva evangelización y diálogo interreligioso

Peter Erdö es muy activo en la llamada nueva evangelización, que lucha contra la secularización, y un defensor del diálogo interreligioso, en particular con el judaísmo. En abril del 2012 participó en la «Marcha por la vida» celebrada en Budapest para conmemorar a las víctimas del Holocausto nazi y proclamó que «el antisemitismo no tiene cabida dentro del cristianismo».

Erdö también tuvo un papel importante en el concordato entre el Estado húngaro y el Vaticano. Es miembro de la Academia de Ciencias en Hungría y doctor honoris causa de la Universidad Católica de Navarra, próxima al movimiento ultraconservador Opus Dei. En el 2011 Benedicto XVI lo envió a Perú para mediar en un conflicto entre el arzobispado y la Universidad Católica de Lima, que finalmente tuvo que renunciar al apelativo de «católica».

Péter Erdö nació el 25 de junio de 1952 en Budapest, en una familia católica de seis hijos (él era el mayor) que mantuvo su fe pese a los obstáculos del régimen comunista, que impidió a su padre, abogado, ejercer su profesión. «Mis padres tuvieron que elegir entre la fe y la promoción social, y eligieron la fe», recuerda.

Tras sus estudios secundarios, el futuro cardenal estudió en el instituto de educación de sacerdotes de Esztergom (a 50 kilómetros al norte de Budapest) y luego en el seminario central de la capital húngara. En junio de 1975, Peter Erdö se convirtió en sacerdote de Dorog (60 kilómetros al noreste de Budapest) mientras preparaba su doctorado en teología en la Academia Católica Péter Pazmany. Gracias a una beca pudo estudiar también derecho canónico entre 1977 y 1980 en la Pontificia Universidad Lateranense de Roma.

Fue profesor en el seminario de Esztergom y luego volvió a Roma para estudiar en la Universidad Gregoriana. En 1998 fue nombrado rector de la Universidad Católica Péter Pazmany en Hungría.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Péter Erdö, un papable «joven» en lucha contra la secularización