Roma, sin papa ni gobierno

AFP

INFORMACIÓN

Tanto en el terreno político como en el religioso, reina actualmente la incertidumbre en Italia, con «Sede Vacante» en la Iglesia y también en el ejecutivo

06 mar 2013 . Actualizado a las 13:55 h.

La Ciudad Eterna, Roma, se encuentra actualmente en el ojo del huracán, sin un jefe de gobierno por el atolladero en el que se encuentra Italia tras las elecciones legislativas, y sin papa por la inédita renuncia de Benedicto XVI.

Sede Vacante, el término que emplea el Vaticano para designar la fase de transición entre dos reinados, a la espera de la elección de un nuevo papa, retrata perfectamente la crisis política que vive Italia en estos momentos tras las elecciones legislativas. Nadie sabe el nombre de la persona que el presidente de la República escogerá como nuevo jefe de gobierno, ya que los comicios no arrojaron una clara mayoría en el Parlamento, necesaria para gobernar.

Lo mismo ocurre en el Vaticano, la lista de «papables» se alarga día a día, después de la renuncia histórica el jueves pasado de Benedicto XVI. Además, es posible que el cónclave para la elección del nuevo pontífice se inicie el lunes 11 de marzo, la misma semana que el nuevo jefe de gobierno debería pedir la confianza del Parlamento.