George Ferris instala por San Valentín su noria gigante en el doodle de Google

La Voz REDACCIÓN

INFORMACIÓN

George Ferris se suma hoy, en el 154º aniversario de su nacimiento, a la lista de las personalidades históricas y fechas significativas que Google habitualmente conmemora en su popular logotipo. A menudo, las letras de colores del buscador suelen amanercer convertidas en originales doodles, ilustraciones o animaciones con las que Google no solo sorprende y en ocasiones entretiene durante todo el día a sus usuarios, sino que acerca a los internautas la historia y el legado de hitos e iconos que con sus aportaciones han conseguido que hoy el mundo sea tal y como lo conocemos. Además de George Ferris, arqueólogos como Howard Carter o Mary Leakey; escritores como los hermanos Grimm o Rubén Darío o fechas destacadas como Año Nuevo, Nochebuena, el fin del mundo maya o Halloween han sido protagonistas de los doodles de Google durante los últimos meses. Hoy, las cinco letras del buscador se convierten en una gigantesca noria de George Ferris, una rueda, en este caso, del amor que, aprovechando el día de San Valentín, empareja diferentes animales para relatarnos su peculiar historia de amor.

Pero con quien realmente quiere volcarse hoy Google es con George Ferris, un ingeniero estadounidense que se propuso levantar en Chicago la noria más grande del mundo con motivo de la exposición universal de 1893, convocada para homenajear el cuarto centenario del descubrimiento de América. Más alta que cualquier edificio de la ciudad en aquella época. Especializado en la construcción de puentes, George Ferris asumió el reto de proyectar una gigantesca rueda gracias a la cual los visitantes a la muestra mundial pudiesen contemplar la totalidad de la feria tras ser testigo de cómo cuatro años antes, en 1879, la Torre Eiffel había dejado sin habla a medio mundo.