Renuncia el papa Benedicto XVI: Así es un cónclave para elegir nuevo papa

La Voz

INFORMACIÓN

El sistema del elección del pontífice ha ido cambiando a lo largo de los siglos, sin embargo en el caso de dimisión no existe una hoja de ruta fija

11 feb 2013 . Actualizado a las 16:58 h.

Después de la renuncia del papa Benedicto XVI vuelven a surgir las grandes incógnitas, ya contempladas hace ocho años tras el fallecimiento de Juan Pablo II, sobre la elección del próximo papa que ocupará su lugar. El sistema, un ritual de larga tradición que está regulado hasta el más mínimo detalle, se ha ido modificando a lo largo de la historia y permite encierros de tres años o de unas horas, clausuras terribles y votaciones interminables.

¿Desde cuándo se celebra el cónclave?

La primera asamblea cardenalicia tuvo lugar en el año 1118. Fue una reunión secreta que los cardenales celebraron en el monasterio de Santa María in Pallara, en el Palatino. En el primer milenio, eran el clero y el pueblo los que elegían al obispo de Roma. Entre los siglos IV y VIII, la identidad del pontífice tenía que ser confirmada por el emperador mientras que en la Alta Edad Media eran los aristócratas romanos los que resolvían la elección.

¿Cómo es el sistema de votación establecido?

El cardenal elegido tiene que conseguir una mayoría de dos tercios, o de dos tercios más uno si el número de cardenales electores no es divisible entre tres. El sistema de los dos tercios se aprobó durante el Concilio de Letrán, en 1179, para impedir que los antipapas consiguieran legitimidad con un puñado de devotos.