Pesadilla en la cocina: Expulsan a Alberto Chicote de los fogones de un restaurante hindú

El éxitoso programa de La Sexta finalizó su primera temporada y ya prepara su vuelta

Alberto Chicote ha hecho famosas su «coloridas» camisas.
Alberto Chicote ha hecho famosas su «coloridas» camisas.

A Coruña / La Voz

Alberto Chicote, el cocinero de Pesadilla en la cocina, ha sufrido durante las diez entregas de uno de los programas revelación de la temporada en La Sexta, todo tipo de anécdotas entre los fogones de los restaurantes que ha visitado en Pesadilla en la cocina.

Ejerció de Hermano Mayor en el conflicto entre padre e hijo en el «Da Vinci», cuyo dueño tras los cambios de Alberto Chicote terminó criticando al chef y acusándolo de pedirle que no limpiara la cocina «en unos días» y de que lo había arruinado.

Puso paz entre el dueño y la cocinera de «La Tana», vomitó al ver la cocina de «El Castro de Lugo» y a punto estuvo de desesperarse con su cocinera de origen gallego. A pesar de los cambios en la cocina y de su cambio de cara, «El Castro de Lugo» echó el cierre antes de que el programa de La Sexta se emitiese, aunque el dio de los mejores datos de audiencia de la temporada.

Chicote se comió un bacalao seco en el «Opila» y «La reina del Arenal», cuyos dueños además de estar endeudados hasta las cejas, intentaron parar la emisión del programa y acusaron al chef de homófobo.

En la cocina del «Osaka» se encontró a un cocinero de origen chino en un restaurante japonés que había aprendido a cocinar sushi gracias a los vídeos de Youtube y comparó el estado de su cocina con el chapapote del Prestige.

Pero nada parecido a lo que se encontró Alberto Chicote en el último reto de la primera temporada de Pesadilla en la cocina, un restaurante hindú donde al poco tiempo de entrar el cocinero que trabajaba allí lo echó. Solo le faltaba eso, que lo echasen de una cocina.

Echando mano de nuevo de grandes dosis de paciencia y con la ayuda de un afamado cocinero indio con un restaurante en Madrid, consiguió concienciar a unos dueños sin experiencia en hostelería y a unos cocineros con grandes dosis de retranca y que ejercían una auténtica dictadura en la cocina

«Hemos hecho la renovación más grande en un restaurante en todo lo que va de programa», les explicaba Chicote a la familia al entrar en el nuevo local. «Esto sí que es la India», decían.

Chicote: «Me duele por los restaurantes que han cerrado»

Alberto Chicote contestó a la pregunta de uno de los seguidores de su programa sobre cuántos restaurantes habían cerrado. «De los diez, han cerrado dos... y no sabes lo que me duele...», explicó que famoso cocinero. Pese a que muchos lo han tachado de ser muy duro en sus comentarios en las cocinas que visitó e incluso de borde, ha demostrado en Twitter tener sentido del humor, con un comentario sobre el supuesto fin del mundo: «habrá que comerse hoy una ensaladilla con mucha MAYAnesa. No? @pesadillacocina».

Uno de los mayores éxitos de La Sexta

La Pesadilla en la cocina de Alberto Chicote ha resultado ser uno de los mayores éxitos de audiencia de La Sexta. En sus comienzos, tuvo que enfrentarse a los tróspidos de ¿Quién quiere casarse con mi hijo?, pero tras el final del programa que presentó Luján Argüelles, comenzó a mejorar sus datos de audiencia a pesar de tener duros competidores en la noche de los jueves. Ayer se despidió congregando a 2.428.000 de espectadores y obteniendo un 12.4 % de cuota de pantalla, muy cerca de lo más visto de la noche que fue El Barco, en Antena 3.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
34 votos

Pesadilla en la cocina: Expulsan a Alberto Chicote de los fogones de un restaurante hindú