Maika de «La Voz», eliminada en la final contra todo pronóstico

La finalista del equipo de Melendi, favorita indiscutible a lo largo de todo el programa de Telecinco, quedó en tercera posición por detrás de Rafa, que se proclamó vencedor de La Voz, y de Jorge


Maika había sido la favorita indiscutible de La Voz durante todo el concurso. Y contra todo pronóstico, en la gala final del programa de talentos de Telecinco, se quedó a las puertas de la victoria.

El apoyo del público hizo que la finalista del equipo de Melendi quedara en tercera posición, por detrás de Rafa, el ganador, y de Jorge, que incluso se había despedido del público antes de tiempo convencido de que ese puesto era el suyo.

«Para mi ha sido un sueño», dijo la concursante más rockera de La Voz, cuya expulsión sin duda en una de las grandes sorpresas del programa, junto con la repentina e inesperada renuncia de su compañero de equipo Ruimán, en una de las galas eliminatorias.

Maika conquistó a los espectadores desde el mismo instante en que la primera nota de su salió garganta en aquella versión de Heaven de Bryan Adams con la que triunfó en las ya lejanas audiciones a ciegas. Y semana a semana su trayectoria en el programa fue imparable.

Anoche, en la gala final, Maika fue la última de las finalistas en subirse al escenario para defender un tema en solitario, la que siempre había sido su mejor baza. Se decantó por los legendarios U2 y su mítica With or withouth you, y aunque quizás no fue la más brillante de sus actuaciones, ni volvió loco al público como de costumbre, solo recibió alabanzas. Esas a las que había estado tan acostumbrada. Sobre todo de su coach, Melendi. «Yo ya sé quién es la voz de este país, porque es personal, es reconocible, es mágica, no ha desafinado ni una sola nota en todo el programa, merece ese premio a la constancia». Maika, emocionada y nerviosa, dedicó su actuación a su padre, fallecido hace años.

Esta no fue su única actuación de la noche. Cantó con Mika y con Eros Ramazzoti, con su coach Melendi, pero interpretación más aclamada por el público fue su dúo con Neck y su tema Para ti sería.

El paso de Maika por «La Voz»

Maika Barbero, la finalista más rockera de La Voz, el programa de talentos de Telecinco llegó a las audiciones muy desencantada. Estaba harta de que la juzgasen por su físico en todos los cástings a los que se había presentado, «en el último que me presenté me humillaron, me despreciaron, me juré a mi misma no volver a presentarme a ninguna prueba», afirmaba. Fueron sus amigos y familiares los que la convencieron para que acudiese a la audición de La Voz y Maika accedió al saber que los jueces que debían decidir si la elegían estaban de espaldas y solo escuchaban su voz. Una voz grave que incluso a veces le ha traído problemas en su vida diaria. «Por mi aspecto, hay gente que duda de si soy un chico o una chica, intento que no me destroce por dentro», confesaba la catalana.

Maika fue una de las artistas por las que más pelearon los coaches. Tras su interpretación de Heaven, de Brian Adams, Melendi, Malú, Rosario y Bisbal se giraron y lucharon para que formase parte de su equipo. Al final Maika, entre lágrimas explicó porqué había decidido escoger a Melendi. «Es que no sabía con quién irme, me quería ir con todos, pero es que estaba mirando a Melendi...», explicó muy nerviosa. Además emocionó a parte del público al confesar: «Es una pasada, nunca me había pasado algo así, la gente en pie y les daba igual mi aspecto, muchas gracias por la oportunidad». Así Maika se unió al equipo de Melendi, donde también estuvo la compostelana Yhadira, aunque en las batallas no pudo superar a su contrincante.

Las canciones que la han dado llevado a la final

Maika se enfrentó a un artista también con la voz rasgada y alma roquera, Toni Amboage interpretando el tema I don't wanna miss a thing , de Aerosmith. Tras escucharla la actuación, Melendi sentenció que Maika «tiene algo que traspasa» y dedició que ella pasase a la siguiente fase de La Voz.

En la primera gala en directo Maika cantó en el escenario del programa la balada Carrie, de Europe y consiguió que el público la salvase para pasar a la siguiente gala. En una gala en la que Ruimán revolucionó La Voz con el anuncio en directo de su abandono cuando era uno de los favoritos del público. El cantante invidente explicó que se había sentido discriminado. Años atrás, Ruimán también criticó el programa Factor X, tras su participación en él.

En la segunda gala en directo Maika interpretó Still loving you, de Scorpions tras lo que escuchó palabras de elogio por parte de los coaches. Bisbal dijo: «a mi me hipnotiza», mientras que Rosario le aseguraba que «creo que tienes un gran futuro y una voz como la que no tiene nadie». La audiencia, también en esta ocasión optó por salvar a Maika.

La canción que le dio el pasa la final de La Voz fue de nuevo un tema de Aerosmith, Cryin. Tras la actuación de su rival, Neus, Melendi se decantó, por muy poco por Maika, una elección ajustada que más tarde corroboró el público. Las dos concursantes se mostraron muy unidas en todo momento y Maika agradeció el apoyó que le brindó Neus «en mis innumerables momentos de bajón, que suelo tener muchos, ella siempre ha estado ahí. No tendré palabras para agradecérselo en la vida. Esta persona se merecía estar ahí (en la final) más que yo», explicó. Melendi le explicó que «llegas a la gente de una forma muy directa y cuando eso no se puede explicar es porque eres una artista enorme y lo tienes dentro y lo sientes así, haces que la gente lo sienta contigo así que mi aplauso y el de todo el mundo para Maika», sentenció el asturiano. Y Malú que su miembro de su equipo, Pau, ya estaba en la final, explicó «soy tu fan».

El olvido de la letra de Maika recuerda al de Rosa López en la primera edición de «Operación Triunfo»

Fue precisamente en esta gala de semifinales de La Voz cuando Maika protagonizó una de las anécdotas de la noche al olvidársele la letra cuando cantaba junto a su coach Melendi una canción del asturiano y, en medio de la canción, se olvidó de la letra del tema y dijo: «Me perdí» .

Enseguida muchos relacionaron esta anécdota de La Voz con otra que ocurrió diez años atrás, tal y como recuerdan en Vertele.com, en la primera edición de Operación Triunfo, cuando Rosa López también se quedó en blanco cantando en el escenario y salió del paso con un «me he equivocao».

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
117 votos

Maika de «La Voz», eliminada en la final contra todo pronóstico