El ballet El Cascanueces baila para Google en un doodle con motivo de su 120º aniversario

La Voz REDACCIÓN

INFORMACIÓN

El buscador homenajea al clásico navideño por antonomasia compuesto por Chaikovski que se estrenó tal día como hoy en 1892

19 dic 2012 . Actualizado a las 00:16 h.

El ballet El Cascanueces celebra hoy su 120º aniversario. La obra a la que Chaikovski puso música se estrenó tal día como hoy de 1892 en el Teatro Mariinski de San Petesburgo. Más de un siglo después, la magia y la belleza de esta historia coreografiada por Marius Petipa sigue hechizando a gente de todas las edades y se ha convertido en todo un clásico de la Navidad. Por esta razón, y para celebrar su aniversario, el logotipo de Google se ha convertido hoy en un alegre y original doodle que evoca el cuento en el que la pequeña Clara se sumerge en un mundo mágico de la mano de su Cascanueces. La añoranza de la infancia perdida y el choque con el mundo adulto es el tema que late en el ballet El Cascanueces, posiblemente la pieza más famosa de todo su género y protagonista hoy de la portada del buscador.

El ballet El Cascanueces, ilustrado hoy en con uno de los ya clásicos doodles de Google, se considera un híbrido entre un cuento de hadas y el ballet. Chaikovski, hechizado por el romanticismo de las aventuras ideadas por Theodor A. Hoffman y adaptadas por Alejandro Dumas en el cuento El cascanueces y el rey de los ratones, compuso una serie de piezas que vertebran el ballet El Cascanueces, puesto en escena por Marius Petipa, en 1891, y estrenado finalmente en 1992.

Del ballet El Cascanueces, del que este martes se ha acordado Google con su doodle, han surgido a lo largo de todos estos 120 años muchas y diferentes versiones, representadas por importantes compañías de danza repartidas por todo el mundo. La trama original del ballet El Cascanueces se redujo a dos actos después de que la obra recibiese duras críticas por la brusca transición entre el mundo real y el imaginario. El resultado final de el ballet El Cascanueces, cuyos personajes bailan hoy sobre el doodle de Google, fue alabado y censurado a partes iguales por los críticos de la época, pero la composición del maestro ruso se convirtió en uno de sus temas más reconocidos y en un referente en su género.