Xul Solar, homenajeado por Google con un imaginativo doodle en el 125 aniversario de su nacimiento

El inventor de idiomas Oscar Agustín Alejandro Schulz Solari, pintor y escritor, fue uno de los grandes representantes de la vanguardia porteña de principios del siglo XX

Xul Solar

Redacción

Xul Solar nació hace hoy 125 años, el 14 de diciembre de 1887, razón que explica que Google Argentina se haya despertado hoy con un colorido doodle que sustituye al logo actual del buscador, un especial homenaje al artista argentino que se suma a los ya cientos de doodles con los que Google suele conmemorar fechas relevantes o aniversarios de destacadas personalidades. Xul Solar es el último de una larga lista, en la que figuran nombres como la matemática Ada Lovelace, el padre de la música moderna Robert Moog, el escritor autor de Moby Dick Herman Melville o la pianista Clara Schumann.

Oscar Agustín Alejandro Schulz Solari, que así se llamaba realmente Xul Solar, vivió durante toda su vida con la sólida creencia de que este mundo, y él mismo, podían ser mejores. Y quiso hacerlo realidad. Así lo sentenció él mismo, como una auténtica declaración de intenciones, en uno de los tantos textos que tuvo que escribir como presentación de sus exposiciones, y así se traduce de su extensa creación, de su filosofía de vida y de su admirable genialidad. Utópico por excelencia, Xul Solar ha pasado a la historia por su desatada imaginación, su trabajo volcado en la fantasía más absoluta y por sus idiomas imaginarios, que le hicieron descubrir nuevos caminos hacia ese mundo mejor.

Xul Solar, excéntrico hasta el extremo, hipnotizado por las ciencias ocultas, la mitología y la astrología, fue uno de los grandes representantes de la vanguardia porteña de principios del siglo XX. Combinó Xul Solar su formación europea -en 1917 se instaló en Milán, donde presentó su primera exposición y absorbió todos los conceptos, rituales y aspectos simbólicos que pudo del viejo continente, empapándose de las culturas orientales y occidentales- con su personal carácter americano y criollo para dar rienda suelta a su particular utopía de América, asentada en su pasado prehispánico, pero con la vista puesta en el mestizaje de culturas como motor de crecimiento.

Cada obra de Xul Solar proyecta esta naturaleza utópica y fantástica del argentino. Los colores vivos de su producción pictórica, incluso los más apagados de su periodo posterior a la guerra, revelan una esperanza en el futuro y el optimismo de sus palabras no hacen más que reforzar su convicción de que todo finalmente saldría bien. Xul Solar se volcó de lleno, a través de formas icónicas, de símbolos y metáforas, en encontrarle un sentido a la vida y llegó incluso a inventar idiomas imaginarios, tales como el neocriollo y, la más importante, una panlengua que reflejaba todas las lenguas de la tierra.

Durante su etapa europea, Xul Solar plasmó en su obra el clima espiritual que los jóvenes artistas estaban viviendo en el continente en el preludio de la Primera Guerra Mundial. Nace de aquí la admiración por las culturas primitivas de Xul Solar, la pasión por las máscaras, los símbolos mestizos, las pinceladas africanas en sus lienzos. Las formas geométricas, los números y las palabras son recurrencias constantes durante este primer periodo de su trayectoria artística, que se prolongará hasta que arranca la década de los años treinta.

En 1930 Xul Solar encara su segunda etapa pictórica, que se prolongará hasta la década de los 60. En esta época, Xul Solar recurre a temas arquitectónicos y topográficos con un colorido monocromático, que reafirman su premisa de integración de la realidad visual con el mundo de la imaginación. Será a partir de 1960 cuando Xul Solar se centre plenamente en el alfabeto con el que construye dibujos decorativos, un regreso a sus primeros colores que se puede apreciar en la obra Letras de molde silábicas. Xul Solar se decantó los primeros años por la acuarela, a la que relevó la témpera y, más tarde, el óleo, que el argentino utilizó en algunas de sus producciones pero que acabó abandonando.

«Alejandro Xul Solar, pintor, escribidor y pocas cosas más, duodecimal y catrólico (ca-cabalista, tro--astrológico, co-coísta o cooperador). Recreador, no inventor, campeón mundial de panajedrez y otros serios juegos que casi nadie juega; padre de una panlengua, que quiere ser perfecta y casi nadie habla, y padrino de otra lengua vulgar sin vulgo; autor de grafías platiútiles que casi nadie lee; exegeta de doce (+ una total) religiones y filosofías que casi nadie escucha. Esto que parece negativo, deviene (werde) positivo con un adverbio: aún, y un casi: creciente». Tan complicado como simple se definió a sí mismo de esta forma Xul Solar en otra ocasión, un texto que pone en evidencia su desconcertante sentido del humor y, sobre todo, la genialidad del artista argentino, exaltado en numerosas ocasiones por José Luis Borges. «Hombre versado en todas las disciplinas, curioso de todos los arcanos, padre de escrituras, de lenguaje, de utopías, de mitologías, huésped de infiernos y de cielos, autor panajedrecista y astrólogo, perfecto en la indulgente ironía y en la generosa amistad, Xul Solar es uno de los acontecimientos más singular de nuestra época. Sus pinturas son documentos del mundo ultraterreno, del mundo metafísico en que los dioses toman la forma de la imaginación que los sueña», escribió Borges del porteño en 1949.

Xul Solar y los idiomas

Veinte idiomas llegó a dominar Xul Solar, desde el inglés, el italiano y el francés hasta el arameo, guaraní o sánscrito, una sabiduría que se despertó en Xul Solar la curiosidad por crear un idioma nuevo, en realidad, de dos idiomas diferentes, el criol o neocriollo y la panalengua universal. Para desarrollar esta última, Xul Solar se basó en los esquemas que representaba cada letra, inspirándose en el orden astrológico y creando un lenguaje completamente funcional que pudiese encontrar la forma más perfecta de transmitir la verdad.

Xul Solar, inventor

Por si fuera poco la pintura, la escritura y la creación de nuevos e inexistentes idiomas, Xul Solar también se dedicó a inventar sorprendentes artilugios y juegos, estrechamente ligados a su mundo fantástico. De todo ellos, el panajedrez caló en su producción artística como si se tratase de una auténtica obra maestra. Un ajedrez, integrado por 200 bellas piezas elaboradas a base de palos de escoba, que cuenta con un tablero de doce cuadros por lado en el que se mueven personajes de inspiración astrológica.

Xul Solar dedicó siete años a la elaboración de su peculiar panajedrez (etimológicamente significa el ajedrez por excelencia), en el que cada uno de los contrincantes puede crear diferentes palabras en panalengua, combinar colores como en un cuadro, escribir poemas o crear acordes musicales, resolver ecuaciones o representar su destino, porque en esto descansa la creación de Xul Solar, que se convierte en un gran demiurgo sobre su ajedrez, dando a cada uno de los jugadores la oportunidad de plasmar y desarrollar su verdadera naturaleza en el tablero. Al panajedrez le siguieron un teclado de piano y un conjunto de títeres, con los que Xul Solar profundizó con un improvisado teatro como escenario, al igual que lo hizo toda su vida volcándose en la pintura, en la música o en la escritura, en el sentido de la vida, en la firme confianza en un futuro mejor, en la esperanza, en un mundo posible.

DoodleLos Doodle son literalmente «garabatos», dibujos, logos animados, vídeos... empleados por Google para celebrar acontecimientos u homenajear a personajes relevantes.Google seguirá «sorprendiendo con los doodles», según afirmó hace unos días Mike Dutton, miembro del equipo doodler.Los doodles son los modificaciones del logo de Google con ocasión de aniversarios, días conmemorativos o fechas históricas señaladas a través de ilustraciones o vídeos. El primero de estos vídeos fue el dedicado al 70 aniversario del nacimiento de John Lennon.Son motivo de homenaje por Google desde artistas, como es el caso de Keith Haring, científicos como Ramón y Cajal o el aniversario de «La Pepa». Antes de estos, también tuvieron su homenaje en Google el creador de la guitarra Les Paul por su 96º aniversario, el 60º aniversario de la publicación de la primera obra del clásico de ciencia ficción Stanislaw Lem, el 176 aniversario del nacimiento de Mark Twain a través de Tom Sawyer, el cumpleaños de Freddie Mercury con su Don´t stop me now, Borges contemplando su extenso mundo narrativo o el matemático francés Pierre Fermat con una ilustración de su último teorema.En el siguiente vídeo se puede ver una recopilación hecha por Google de alguno de sus «garabatos» animados más célebres:La idea del Doodle surgió en el año 1998 antes de que se constituyese la empresa, cuando Larry y Sergey, los fundadores de Google, jugaron con su logo corporativo para confirmar su asistencia al Burning Man festival. El resultado fue el primero de más de mil doodles, de los que el último por ahora es el dedicado al genial grafitero Keith Haring.Otros de los últimos doodle que tuvieron más repercusión fueron su felicitación del día de Navidad o su vídeo de dibujos animados para celebrar el día de San Valentín.

Más información:

Ada Lovelace diseña en Google un doodle mediante su lenguaje de programación

Peter Carl Fabergé decora con sus Huevos Imperiales las cinco letras de Google

Robert Moog ameniza las búsquedas de Google con su sintetizador

Howard Carter se reencuentra con la tumba de Tutankamón en Google

Keith Haring: el doodle pop y callejero de Google

Google se rinde a Ramón y Cajal

Gideon Sundback abre la cremallera de Google

Robert Doisneau y Google se besan en el doodle

Eadweard Muybridge, el hombre que retrataba a los caballos, homenajeado en el doodle de Google

Ludwig Mies Van der Rohe construye el doodle de Google

Juan Gris, el artista cubista, protagonista en el doodle de Google

Ya es primavera en Google

Google celebra el aniversario de «La Pepa»

Akira Yoshizawa pliega las letras de Google

El Día de la Mujer colorea las letras de Google

La Biblioteca Nacional de España sopla 300 velas en Google

Heinrich Rudolf Hertz propaga sus ondas por Google

Luis Coloma inventa el Ratoncito Pérez entre las letras de Google

Charles Addams y su tenebrosa familia, en el doodle de Google

«Let it snow», la Navidad llega a Google

Mark Twain y su Tom Sawyer pintan en una valla las letras de Google

Stanislaw Lem ve homenajeado por Google su mundo cibernético y utópico

Do a barrel roll: Google da un giro de 360 grados

Freddie Mercury se marca un doodle musical en Google

Jorge Luis Borges y su cuento póstumo en la portada de Google

Pierre de Fermat, el matemático francés, inmortalizado por Google

«Lunar eclipse» imita el fenómeno astronómico en Google

Les Paul convierte Google en una guitarra

John Lennon imaginaría con este doodle el logo de Google

Agatha Christie escribe un crimen en Google

Google celebra la victoria de «La Roja» en el Mundial de Sudáfrica

Frida Kahlo dibuja un autorretrato en Google

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

Xul Solar, homenajeado por Google con un imaginativo doodle en el 125 aniversario de su nacimiento