El asesino de El Salobral fallece tras dispararse un tiro en la cabeza

El hombre que el sábado mató a dos personas e hirió a otra fue cercado esta mañana por la Guardia Civil en una finca a las afueras de la pedanía de Albacete. Al verse rodeado, Juan Carlos Alfaro disparó contra los agentes y luego se pegó un tiro. Los servicios sanitarios han conseguido reanimarle


Redacción

El asesino de El Salobral, Juan Carlos Alfaro, que el pasado sábado mató a dos personas e hirió a una tercera durante un tiroteo en la pedanía albaceteña, se ha disparado un tiro en la cabeza este mediodía tras permanecer más de cinco horas cercado en una finca por la Guardia Civil, según ha confirmado el Ministerio del Interior. En un primer momento los servicios sanitarios consiguieron reanimarle y un helicóptero del Sescam lo trasladó al hospital de Albacete, donde finalmente falleció.

Apodado El Fraguel, el presunto asesino de El Salobral fue localizado a primera hora de la mañana por los agentes en una caseta de caza de una finca, propiedad de sus padres. La Guardia Civil le pidió entonces que saliera, depusiera las armas y se entregara. asesino de El Salobral respondió con varios disparos a los agentes que no causaron daños personales. El dispositivo policial de la Operación Jaula se ha ido reforzando a lo largo del día y hasta la finca Los Larios, situada en uno de los accesos del pueblo, en la carretera hacia Ayna, han ido llegado Unidades Especiales de Intervención de la Guardia Civil (UEI).

A partir de ese momento, un mediador de la Guardia Civil comenzó a negociar con el asesino de El Salobral para convencerle de que se entregase, sin conseguir resultado alguno. Finalmente, Juan Carlos Alfaro, después de dos día huyendo, se pegó un tiro en la cabeza.

La propia familia del asesino de El Salobral le había pedido que se entregase para que la situación no fuese «a mayores», según indicó a la prensa un tío del presunto agresor, Ángel Aparicio. El mismo familiar señaló que la familia había solicitado permiso a la Guardia Civil para que les dejasen acceder a la finca Los Larios, lugar donde se encontraba atrincherado el presunto asesino de El Salobral, y negociar con el. Sin embargo, los agentes denegaron la petición de la familia del autor del tiroteo de El Salobral.

Fue, según la tesis que mantiene la Guardia Civil, la obsesión compulsiva de Juan Carlos Alfaro con una menor de 13 años, con la que mantenía una relación consentida, la que le llevó a comenter el doble asesinato que este fin de semana conmocionó a los 1.500 habitantes de la pequeña localidad albaceteña El Salobral. El propio Juan Carlos Alfaro fue quien avisó de los hechos a los agentes a través de una llamada telefónica, informando de que había matado a la adolescente en un tiroteo que concluyó con otro hombre muerto y un tercero herido leve. Tras el aviso, se desplazaron a El Salobral (Albacete) varias patrullas de seguridad ciudadana que confirmaron el doble asesinato.

Juan Carlos Alfaro, el presunto asesino de El Salobral, disparó a la adolescente varias veces con una pistola, avisó a los agentes de lo que había hecho y, después de hacerse con un arma larga que tenía en su casa, huyó. Por el camino se encontró con Agustín Delicado, al que, al parecer, no conocía y mató de varios disparos de escopeta. Un poco más tarde, el presunto asesino de El Salobral se encontró con el abuelo de la niña, que recibió más disparos, pero solo fue herido levemente en un hombro. Según datos de los investigadores del caso, Juan Carlos Alfaro realizó al menos doce disparos para matar a sus víctimas y herir a la tercera.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
3 votos

El asesino de El Salobral fallece tras dispararse un tiro en la cabeza