Winsor McCay sigue haciendo soñar a Little Nemo 107 años después

La Voz REDACCIÓN

INFORMACIÓN

doodle little nemo

El clásico por excelencia del cómic, «Little Nemo in Slumberland», inspira un doodle interactivo y animado. Google rinde homenaje a su creador, Winsor McCay, en el 107 aniversario de la famosa historieta con una serie de viñetas que se van desplegando al tiempo que se narra un nuevo sueño del pequeño Nemo

15 oct 2012 . Actualizado a las 20:54 h.

Winsor McCay vuelve a llevar a su mundo onírico a Little Nemo más de cien años después. Para festejar los 107 años de la publicación del primer clásico del cómic, la serie Little Nemo in Slumberland, Google ha recuperado hoy la ilusión de los sueños gracias a un nuevo doodle interactivo que rinde homenaje a esta tira cómica y a su creador. Un largo sueño que da lugar al doodle más largo hasta el momento. Google despliega hoy en su portada una tira cómica que cuenta una nueva aventura de Little Nemo. Esta vez las historias ilustradas por Winsor McCay nos llevan al mundo de los sueños de Google.

Winsor McCay, es uno de los historietistas estadounidenses más importantes del siglo XX. Publicó por primera vez Little Nemo in Slumberland en la edición del suplemento dominical del New York Herald el 15 de octubre de 1905. Un pequeño niño llamado Nemo, Little Nemo, se aventuraba cada día en un nuevo sueño. Winsor McCay lo desarrollaba con su excepcional creatividad y su impecable dominio del color a lo largo de las páginas del suplemento. Al final de cada entrega el protagonista acababa despertándose, a veces entre llantos o cayéndose de la cama, para comenzar en la siguiente tira cómica una nueva hazaña en el mundo de los sueños. Cada nuevo sueño de Little Nemo encadenaba con el anterior, con una continuidad narrativa que permitía a Winsor McCay introducir numerosos personajes secundarios y acercar al lector a su imaginario y espectacular mundo onírico.

La serie original de Winsor McCay partía de la visita de un emisario del rey Morfeo a Little Nemo para llevarle al País de los Sueños. Allí el pequeño protagonista se convertía en compañero de juegos de la Princesa, hija del rey, hasta que aparecía Flip, un extraño personaje con un sombrero de copa en el que podía leerse la frase «Wake Up» («Despierta»), lo que devolvía a Nemo directamente a la realidad. Con el tiempo, en el cómic comenzaron a aparecen otros personajes secundarios, como el Doctor Píldora, el Imp, el Niño Caramelo y Santa Claus.