Dora se despide, pero otras borrascas vendrán

Para la próxima semana Galicia continuará ante la influencia de las borrascas, pero sin tanto frío


redacción

Galicia se despide de la borrasca Dora, que ha dejado un reguero de incidencias en toda la comunidad. Queda atrás la alerta roja, los fuertes vientos y también las intensas nevadas, pero esto no quiere decir que vaya a volver la estabilidad atmosférica. Hoy Dora se situará sobre Francia y mañana dejará de existir, pero a Galicia llegarán otras borrascas durante las próximas horas.

Este domingo todavía comenzará con aviso naranja en el mar por olas de hasta seis metros, aunque irá desapareciendo a lo largo de la jornada. Lo mismo pasa con los avisos por nieve que seguirán activos hasta este mediodía. Se irá retirando el aire frío, pero aún persistirá cierta inestabilidad. El cielo estará parcialmente nuboso con chubascos más probables e intensos en el norte y este de la Comunidad. La cota de nieve comenzará la jornada en los 1. 000 metros e irá en progresivo ascenso con el avance del día. Las temperaturas ascenderán ligeramente. «Este sábado las temperaturas máximas no pasaron de los diez grados, pero para hoy estarán entre los ocho y los doce grados», comentan desde MeteoGalicia.

Para la próxima semana Galicia continuará ante la influencia de las borrascas, pero sin tanto frío. Ya no se verán las imágenes de las nevadas de estos días. «Seguirán las jornadas de chubascos, pero no hará el mismo frío, seguirá habiendo nieve, pero en cotas más altas, es decir, en los sitios típicos de nieve», apuntan.

Mañana los cielos estarán parcialmente cubiertos con chubascos probables en cualquier punto de la Comunidad, sin tormentas ni granizo. La cota de nieve comenzará en los 1.300 metros e irá en progresivo descenso hasta quedar en los 1.000 metros en la madrugada. Las temperaturas ascenderán ligeramente y las máximas se situarán en los 14 grados.

Nuevas borrascas

El martes Galicia quedará en la influencia de una borrasca situada en la Bretaña francesa que enviará un frente en las primeras horas del día. Así, los cielos estarán parcialmente cubiertos, con chubascos más frecuentes e intensos en el norte y este de la Comunidad. La cota de nieve se situará alrededor de los 1.000 metros. Las temperaturas sufrirán un ligero descenso. El viento soplará fuerte del noroeste.

A partir del miércoles Galicia quedará en un corredor de vientos de componente oeste que harán que las temperaturas experimenten un moderado ascenso, con valores mucho más suaves que los de estos días, ya sin heladas y sin nieve. La cruz de la moneda es que estos vientos también traerán mucha humedad por lo que la probabilidad de precipitación será alta.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
2 votos
Comentarios

Dora se despide, pero otras borrascas vendrán