El verano se toma un descanso

El miércoles lloverá en prácticamente toda Galicia, una situación que no veíamos desde hace «por lo menos, cincuenta días»


redacción

Esta semana ya nada será igual. Al menos, igual a lo que este atípico verano nos había acostumbrado. Tras vivir el mes de julio más seco desde 1986, agosto también se estrenó con un tiempo que hizo las delicias de los afortunados que están de vacaciones. El problema llega ahora, porque el verano ha decidido tomarse un (pequeño) respiro.

«El anticiclón se está debilitando y se está alejando de nuestra comunidad. Esta semana nada tendrá que ver con la anteriores», señalan desde MeteoGalicia.

El martes quedaremos en una situación intermedia entre el anticiclón centrado en Azores y una baja térmica sobre la península ibérica, con entrada de aire frío en altura que aumentará significativamente la inestabilidad. Hoy tendremos una jornada de cielos nubosos y lluvias más probables por la mañana en el norte y con una alta probabilidad de chubascos tormentosos localmente fuertes en el interior.

Lo «peor» llegará el miércoles. «Lloverá en prácticamente toda Galicia. Es más, una jornada como la que tendremos el miércoles hace, por lo menos, 50 días que no lo vemos», explica Juan Taboada.

Además, las lluvias, con aparato eléctrico por la tarde en el interior, vendrán acompañadas de una bajada de las temperaturas máximas. No se superarán los 30 grados en ningún punto de la comunidad. Este descenso se notará considerablemente en la provincia de Ourense y el interior de Lugo.

A la espera del domingo

«Los siguientes días, jueves, viernes y sábado, la situación será intermedia, sin tormentas y con poca lluvia, pero con bastantes nubes y los termómetros con valores más bajos de lo que esperamos en esta época del año», pronostican desde MeteoGalicia.

«Ni las temperaturas altas ni el cielo despejado de las pasadas semanas van a volver estos días. La idea es que el anticiclón llegue a tiempo para regalarnos un domingo más veraniego», explica Taboada.

Hacia el final de esta semana la zona de aire frío se alejará progresivamente de la comunidad y se irá recuperando la influencia anticiclónica, aunque ya sin las masas de aire cálido en superficie de las semanas anteriores.

Un mes de julio cálido y seco

Con temperaturas máximas en Galicia que llegaron a superar los 40 grados en puntos del interior y estaciones en las que no se registró precipitación ni un solo día del mes, el de 2020 resultó uno de los julios más cálidos y secos de las series de muchos observatorios de Galicia. Agosto no seguirá esa estela.

Los concellos ponen en marcha ajustes de agua tras más de un mes sin lluvias

m.varela
El embalse de Castroagudín, en Vilagarcía, ayer, con un 30 % de ocupación
El embalse de Castroagudín, en Vilagarcía, ayer, con un 30 % de ocupación

Augas de Galicia descarta una situación «preocupante», con sus embalses al 81 %

El del 2020 ha sido el julio más seco en Galicia en 34 años. En la ciudad de A Coruña no ha caído una gota de agua desde el 27 de junio. Tanto en Vigo como en Ourense hay que remontarse otras dos semanas atrás para dar con las últimas precipitaciones. Según datos de Meteogalicia, las lluvias se situaron un 93 % por debajo de lo esperado. Pese a la prolongada ausencia de agua, los embalses gallegos presentan una situación que «non é preocupante», según Augas de Galicia, departamento de la Consellería de Infraestructuras e Mobilidade que gestiona la demarcación hidrográfica Galicia Costa, con sus embalses ayer al 81 % de capacidad. En la demarcación Miño-Sil, sus tres pantanos están al 61 %.

Seguir leyendo

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos
Comentarios

El verano se toma un descanso