Y después de las lluvias de ayer.... ¿Qué viene?

Este miércoles el termómetro registra valores más discretos debido a la presencia de aire frío en las capas altas de la atmósfera


El otoño se está comportando, de momento, de forma muy estable. Al margen de las lluvias que cayeron ayer, siempre necesarias por otra parte, el tiempo es, sobre todo, seco y cálido. Este miércoles el termómetro registra valores más discretos debido a la presencia de aire frío en las capas altas de la atmósfera, y que venía detrás del frente. Descienden sobre todo las mínimas de manera generalizada. Como Galicia recupera la influencia del anticiclón a partir del mediodía, el cielo nocturno quedará despejado. Sin nubes y con el aire gélido, la pérdida de calor de la Tierra hacia el espacio exterior será más intensa. Los valores nocturnos no superarán en ningún punto los diez grados, e incluso serán algo inferiores en el interior de la comunidad, sobre todo en zonas de montaña. El descenso de las mínimas también provocará que el ambiente térmico a primeras horas de la mañana sea bastante frío.

El jueves será una jornada típicamente anticiclónica. Claro que en esta época del año la presencia de las altas presiones tiene otro tipo de efectos: por ejemplo, en el interior de Lugo y A Coruña aparecerá un tipo de niebla concreto, conocido como de irradiación. La niebla se forma de noche, mientras se pierde el calor terrestre en forma de radiación infrarroja. Con viento flojo, las altas presiones bloquean el aire en contacto con el suelo. A medida que transcurre la madrugada, la temperatura del aire desciende cada vez más hasta que no puede contener la humedad y condensa. Suelen disiparse al mediodía, en cuanto aumenta la radiación solar.

Eso sí, a medida que vayan pasando las horas el sol irá calentando la superficie, y las máximas alcanzarán valores bastantes agradables, sobre todo en la mitad sur. En Ourense y Vigo el mercurio ascenderá hasta los 27 grados, y la sensación térmica será por momentos incluso de calor, debido a la ausencia total de viento.

El viernes se refuerza todavía más la influencia del anticiclón, que se traducirá en la llegada de aire más cálido. Esta configuración provocará un nuevo ascenso de las temperaturas máximas, que podrían llegar a rozar los treinta grados en puntos del sur. Serían por tanto cifras elevadas para la época del año. Además, excepto alguna niebla costera, la previsión indica que será un día con el cielo despejado en toda la comunidad.

Para el fin de semana el pronóstico apunta a que regresará la lluvia. Ahora mismo lo que está en el aire es la cantidad de agua que podría llegar a caer en las provincias atlánticas. En cualquier caso, las precipitaciones parecen garantizadas. Después del paso del frente, las temperaturas volverán a recuperar valores más propio del mes de octubre.

En cuanto a la previsión a medio plazo los modelos no se aclaran demasiado, algo habitual en el otoño, una estación muy cambiante. El anticiclón podría retirarse y dar paso a situaciones de más inestabilidad.

En cuanto a la previsión a medio plazo, los modelos no se aclaran demasiado, algo habitual en el otoño, una estación muy cambiante. El anticiclón podría retirarse y dar paso a situaciones de más inestabilidad.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
11 votos
Comentarios

Y después de las lluvias de ayer.... ¿Qué viene?