Fin de semana de calor y tormentas

El aire frío que la DANA ha dejado en las capas altas de la atmósfera se unirá al cálido en superficie y formará tormentas. Aparecerán por las tardes en la provincia de Ourense y en el sur de Lugo


redacción/ la voz

Tal y como estaba previsto, el anticiclón de la Azores retoma el protagonismo. Durante los próximos días predominará el tiempo seco en toda la comunidad. Hoy por la mañana el cielo presentará todavía algunas nubes en la mitad norte pero quedará más despejado con el avance de las horas. Ascienden además las temperaturas en las cuatro provincias. El aumento será progresivo y más notable en la mitad sur. Las máximas podrían superar la barrera de los 30 grados en las provincias de Ourense y Pontevedra. En el norte el termómetro llegará a rozar ese valor entre hoy y mañana. Las mínimas también registrarán valores agradables, especialmente en las Rías Baixas, donde las próximas dos noches podrían ser tropicales ya que las temperaturas no descenderán de los 20 grados.

Sin embargo, los restos de la DANA que ha estado afectando esta semana a Galicia actuarán en contra de la estabilidad. El aire frío que ha dejado en las capas altas de atmósfera se unirá al cálido en superficie y formará tormentas. Aparecerán por las tardes en la provincia de Ourense y en el sur de Lugo. Ahí se esperan chaparrones que podrían venir acompañados de aparato eléctrico.

Un año de extremos

El presente año hidrológico comenzó el 1 de septiembre y se extiende hasta el 30 de septiembre. A falta de tres semanas para que termine ya se sabe que ha sido más húmedo de lo normal. La media de precipitaciones hasta hoy asciende a 684 litros por metro cuadrado, un 13% más de lo habitual.

El año hidrológico que está a punto de consumirse será recordado además por sus extremos. De septiembre a diciembre fueron unos meses extremadamente secos y cálidos. De hecho el último otoño se registró la menor cantidad de lluvia de todo el siglo XXI. Pero la meteorología cambió de extremo coincidiendo con la llegada del invierno. Las anomalías pasaron de ser cálidas y secas a húmedas y frías. Especialmente destacado fue el caso de marzo, el segundo mes más lluvioso de los últimos 53 años. En Galicia hubo 27 días de lluvia y registros que superaron los 370 litros por metro cuadrado. El agua que cayó en marzo es responsable de que la primavera sea recordada en la historia del clima como la más húmeda desde 1965. Hoy todavía permanece la herencia de la configuración invernal y primaveral. Sin ir más lejos, agosto ha sido el mes más tormentoso en España en lo que va de siglo.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
9 votos
Comentarios

Fin de semana de calor y tormentas