Así se forman las nieblas en verano

El tiempo estable presentará algunos matices durante la jornada, sobre todo en forma de nubes bajas

.

redacción / la voz

El anticiclón y el nordés han regresado por fin a Galicia. Esto ha permitido recuperar la configuración habitual del verano. Ayer se formaron nubes de estancamiento en A Mariña, las temperaturas en Ourense superaron los 34 grados y las brisas soplaron con intensidad en las Rías Baixas. En algunas playas como Samil incluso había que vigilar las sombrillas para que no saliesen volando. Las altas presiones se mantendrán esta semana pero desde una posición alejada de la Península. El tiempo estable presentará algunos matices, sobre todo en forma de nubes bajas. La combinación de anticiclón y vientos flojos ayudará a formar los tres tipos de nieblas que suelen aparecen en verano.

Advección

Afectarán al litoral gallego, sobre todo a las Rías Baixas. En ausencia de viento, siempre se ponen en marcha corrientes de aire que se desplazan de mar a tierra para equilibrar la diferencia de temperatura entre la superficie terrestre y el océano. El aire en contacto con el agua se va enfriando y cargando de humedad hasta que condensa. Este tipo de niebla resulta difícil de predecir porque su formación depende finalmente de muchos factores y por tanto suele coger desprevenidos a los que están en la playa. 

Orográfica

Se trata de una nube baja de carácter perpetuo. Cuando una masa de aire se encuentra con una montaña se ve obligada a remontarla. A medida que asciende comienza a enfriarse. Un aire gélido tiene menos capacidad para contener la humedad que uno cálido. A una determinada altura el aire se condensa. Esta clase de niebla se forma habitualmente en la A8, entre Mondoñedo y Abadín. El aire húmedo que entra por A Mariña, empujado por el nordés, se encuentra con el Alto de O Fiouco, a 600 metros se eleva, enfría, condensa y genera esa nube baja que reduce tanto la visibilidad.

Irradiación

Serán habituales en el interior de la comunidad por la mañana, sobre todo en la provincia de Lugo. Se forman de noche, mientras la Tierra pierde calor hacia el espacio exterior. En ausencia de viento, las altas presiones bloquean al aire en contacto con el suelo. A medida que transcurre la madrugada, la temperatura del aire desciende cada vez más hasta que no puede contener la humedad y condensa. Suelen disiparse al mediodía, en cuanto aumenta la radiación solar.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
18 votos
Comentarios

Así se forman las nieblas en verano