Después del sol llegará el aire africano

La semana que viene las temperaturas incluso podrían ser algo más elevadas de lo habitual


redacción / la voz

Las estaciones ya no son lo que eran. Solo hay que recordar que en el 2017, a estas alturas, Galicia sufría la ola de calor más temprana desde que existen registros. Al menos este año están siguiendo el guion climatológico. El invierno ha sido frío y húmedo y la primavera inestable. Ahora, a seis días de que arranque el verano, las piezas comienzan a colocarse en su respectivo lugar. Las borrascas se alejan de la comunidad y el anticiclón se acerca cada día más. Con la excepción de las nubes y las lluvias débiles que se esperan hoy en la mitad norte, el tiempo seco y cálido empieza a asentarse en Galicia. La semana que viene las temperaturas incluso podrían ser algo más elevadas de lo habitual. El anticiclón se va a situar al norte de la península y desde ahí desplazará aire africano. Entre el lunes y el viernes, el mercurio podría ascender hasta los 36 grados en Ourense y los 29 en A Coruña. El próximo jueves, coincidiendo con el primer día de verano, las temperaturas máximas van a superar los 28 grados de forma generalizada y las mínimas no bajarán de los 17 grados en el sur.

Índice ultravioleta

Estos días no solo están aumentando las temperaturas sino también la radiación ultravioleta. El Sol se encuentra en el punto más alto respecto al horizonte y los rayos solares tienen que atravesar menos atmósfera. El índice asciende ya hasta nueve, un valor muy alto. Tomar el sol sin protección puede ser muy perjudicial para la piel. Los expertos recomiendan una exposición máxima de 20 minutos.

El sol y el calor volverán a llenar las terrazas y las playas de la comunidad. Sin embargo, el aire cálido contrasta con el agua fría. El viento del norte está empezando a poner en marcha los afloramientos costeros. A ello hay que sumar además la anomalía negativa en la temperatura del agua que está registrándose en la costa gallega y el escaso calentamiento que hubo durante la primavera. En los próximos días la temperatura ambiental podría duplicar la del mar en la costa sur de Galicia, donde apenas va a superar los 15 grados. Eso sí, también está más dulce de lo habitual debido a las avenidas de agua desde los ríos al océano como consecuencia de las intensas lluvias. Eso dejará el mar muy estratificado y podría facilitar el calentamiento superficial, elevando la temperatura y permitiendo que meterse en el agua sea más agradable.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
23 votos
Comentarios

Después del sol llegará el aire africano