La agenda y el superpóster de Sabrina


Domingo, 31 de diciembre de 1989

En los periódicos aparecen las publicidades de todas las marcas que luchan en el mercado y uno llega a la conclusión de que algo falla, porque el humano que pueda llenar todos y cada uno de los apartados de una agenda, o dejaría de ser humano, o dejaría de necesitar la agenda. Me explico:

Tengo aquí delante una «modular y versátil» -según ella misma dice de ella misma- que si la uso «me dará prestigio». Contiene mi agenda, así de entrada, un «planning anual desplegable» (...). Sigues investigando y aparece un «sobre comprobante de gastos» que es una hojita listada que unida a un sobrecillo hábilmente doblado en el que puedo apuntar si el gasto ha sido cash, cart o check. No entiendo del todo lo del sobre, porque si la hoja es para apuntar los gastos ¿qué diablos meto en el sobre? Pero sin duda una de las secciones más apasionantes de la agenda «modular y versátil» es la dedicada a «fichas personales», en la que tras el nombre del interesado tengo casillas para colocar su edad, número de teléfono y lo que debe ser importante: su hobby. Luego vienen cuatro renglones en blanco bajo la denominación general de «observaciones».

Hay un cierto tufillo a espía en todo esto y una auténtica obsesión en llamarlo todo con palabras inglesas. Mi duda es quién utiliza este tipo de agenda. Porque quien tenga que planificar su vida hasta esos extremos, está por encima de las agendas. (...) Y al que no tiene secretario/a como es mi caso, pues la verdad es que le importa más o menos un bledo lo que pueda ocurrir el próximo mes y si los gastos los hacemos o cash o cart. Sabemos cuando la tarjeta dice que consultemos a nuestro banco y lo que ese eufemismo significa: no hay saldo. Pero contemplar desplegado como un superpóster de Sabrina el año 1990, da incluso un poco de terror. Yo he decido jugar con la agenda versátil y no sé qué, y voy a rellenar cada uno de los planning con las cosas que me gustaría que ocurrieran para ir tachando, día a día, las ilusiones desmoronadas de un comienzo de año.

Autor andrés aberasturi Madrid, 1948. Escritor y periodista

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos
Comentarios

La agenda y el superpóster de Sabrina