Peña Natxo Insa, celtismo envuelto de cachondeo y con baile propio

El colectivo vigués, creado cuando el jugador ya no estaba en el equipo, tiene el sentido del humor por bandera

.

Vigo

El 1 de junio del 2013 el celtismo estaba de fiesta. El 4 % de posibilidades que el equipo tenía dos semanas antes de salvar la categoría se había hecho realidad y había alguien que lo celebraba desatado en el vestuario: era Natxo Insa, autor del gol de la permanencia, que se soltaba con un baile que hizo las delicias de la afición cuando trascendió el vídeo. Aquel día un grupo de aficionados que ya le seguían la pista desde tiempo antes -en concreto, desde otro de sus goles claves, el de Tarragona que valió medio ascenso- no lo dudó más: el centrocampista alicantino se merecía una peña. Y se pusieron manos a la obra.

Organizar su primer viaje como peña es aún la asignatura pendiente
Organizar su primer viaje como peña es aún la asignatura pendiente

Son muchos los colectivos celtistas que, aun teniendo especial cariño a algún jugador, prefieren optar por nombres más generales, desligados de personas que hoy están y mañana quizá no. los impulsores de la Peña Natxo Insa no tuvieron miedo de equivocarse, porque sabían que con sus trascendentales goles ya tenía un hueco en la historia celeste. De hecho, la pusieron en marcha cuando su héroe ya no vestía de celeste. «El día de Tarragona muchos de los impulsores estaban allí, lo mantearon y tal, peor ni de coña nos imaginábamos montar una peña», cuenta el presidente, Dani Iglesias. Ya tras el baile, lo imitaban y aclamaban en las previas y fueron otros peñistas los que les dieron el empujón. «Nos decían que ya que éramos un grupo de amigos siempre juntos, por qué no. Un dia en un recibimiento se nos unió más gente al 'Natxo Insa lolo' y fuimos hacia adelante».

Tienen contacto permanente con Insa, que acudió a una cena de la peña el pasado verano
Tienen contacto permanente con Insa, que acudió a una cena de la peña el pasado verano

Lo primero fue ir a la Xunta para realizar los trámites pertinentes. «Era en verano y el funcionario, que debía de estar cubriendo vacaciones, yo creo que vio la tx y dijo 'esto no lo podemos legalizar'», cuenta entre risas. Finalmente, y transcurridos seis meses, la Peña Natxo Insa se convirtió en oficial. «La fecha es el 25 de septiembre del 2014, ya hacía más de un año que Natxo se había desvinculado, pero eso no nos frenó para nada», dice. Al contrario, creían que merecía ese premio. «Aun sin ser peña todavía, cuando supimos que no seguía no entendíamos que no renovaran a un tío así, con lo que nos dio y la garra que demostró», señala.

Natxo Insa, en la cena con su peña el pasado verano
Natxo Insa, en la cena con su peña el pasado verano

Entre sus 70 miembros, el grueso treintañeros, hay gente de todas las edades - «a los bebés que van naciendo ya me encargo yo de hacerles socios enseguida», confiesa Dani-, equilibrio entre chicos y chicas y varios familiares de Natxo Insa, al que invitaron el pasado verano en una cena en su honor. «Además están en la peña su hermano, que es un fenómeno al que estamos deseando conocer, y su madre, que está encantada. Más alguna gente de su pueblo a la que le mandamos para allá cada cosa de merchandising que hacemos. Y también tenemos un peñista que lo conoce de su etapa de Éibar».

Aunque celtistas a más no poder, los integrantes de esta agrupación nunca pierden de vista a su ídolo. «Estamos pendientes de sus equipos siempre, de hecho estamos pensando en ir a Lugo al partido contra el Alcorcón el 8 de mayo, seremos unos cuantos celtistas en el Anxo Carro». Tampoco le perdieron la pista en su etapa en el Zaragoza, pero aclara el presidente que por mucho que quieran a Insa, no todo vale. «Antes de fichar por el Zaragoza nos dijo que había sonado para el Deportivo. Ahí si que le dijimos que no podía ser, que nos teníamos que cambiar de nombre como la peña atlética de De Gea», señala con humor.

Foto de familia de los miembros
Foto de familia de los miembros

El «cachondeo», como ellos dicen, es un rasgo distintivo clave de esta peña abonada a las cenas, a las previas y a las actividades comunes que tiene su primer viaje organizado -los peñistas sí se desplazan por su cuenta- como asignatura pendiente. «El balance es muy bueno, ya me decía Álex, de Centolos, que lo de ser presidente da mucho trabajo: las listas, los trámites... Todos tenemos nuestras vidas y te roba tiempo, pero los momentos que vivimos juntos son la leche y lo compensan». Muchos de esos momentos los vivirán a partir de ahora en el Candelas, en Churruca, la sede que están a punto de estrenar.

Aspas contribuyó activamente a que surgiera esta peña. Ahora, nos manda saludos y con nuestro baile! Jajaja QUE CRACK #Celta

Posted by Peña celtista Natxo Insa on Jueves, 28 de enero de 2016

Votación
2 votos
Comentarios

Peña Natxo Insa, celtismo envuelto de cachondeo y con baile propio