Xuntanza Caracas, como una isla celtista en el océano

La peña venezolana fue fundada en el año 2010, formada por emigrantes gallegos y descendientes

La peña se fundó con diez miembros y hoy son 36
La peña se fundó con diez miembros y hoy son 36

Vigo / La Voz

«Ante la avalancha de madridistas y barcelonistas, los celtistas somos como una isla en el océano». Así explica Serafín Pellón lo que supone la Peña Xuntanza Amigos do Celta de Caracas que él mismo preside y que actualmente está formada por 36 miembros. Pero esa isla que constituyen está muy bien asentada, con unas bases firmes desde que echaron a andar en el año 2010 como herederos de la Peña Celtista de Venezuela, que «estaba manejada por personas de dudosa honestidad», recuerda.

Algunos peñistas, en Balaídos en el 2012
Algunos peñistas, en Balaídos en el 2012

Ante aquel escenario, diez personas decidieron formar otro colectivo y empezar de cero con la pasión por el equipo vigués como guía. «Desde entonces hemos ido creciendo. Tenemos miembros desde los 17 a los 84 años, la mayoría nacidos en Galicia, los más jóvenes nacidos en Venezuela más tres portugueses», desgrana Pellón. Su sede es la Hermandad Gallega de Venezuela, pero ese no es su único punto de encuentro. «Nuestras reuniones las hacemos en el espacio A Chave».

Curiosamente, los partidos que en España son televisados en abierto por TVE son los que más dificultades les plantean a ellos para poder seguirlos. «Generalmente los transmite una cadena de cable llamada DirectTV, pero cuando la televisión española los da en abierto, aquí tenemos muchos problemas para poder verlo». No les ocurrió así con el derbi frente al Deportivo. «Montamos una pantalla gigante conjuntamente con su peña dentro de la Hermandad Gallega y lo vimos todos juntos».

Se reúnen para ver los partidos del Celta, entre otras actividades
Se reúnen para ver los partidos del Celta, entre otras actividades

A la pregunta de cómo se vive el celtismo en la distancia, Pellón da una respuesta en clave positiva. «Lo vivimos con mucha alegría sobre todo, y con rabia también según sea el caso», admite. Lo importante es que pese a constituir esa «isla» de la que habla entre aficionados de otros equipos españoles, son los suficientes como para no sentirse solos. «El nombre salió fácilmente por eso, porque los que estamos es porque somos amigo entre nosotros y amigos del Celta que nos juntamos para seguir a nuestro equipo todos juntos»:

 Como todas las peñas que están lejos, Xuntanza Caracas también se vale de las nuevas tecnologías y las redes sociales no solo para estar al tanto de todo lo que sucede en el Celta, sino también para sentirse parte activa del celtismo. «A través del correo, Twitter, Facebook tenemos contacto con muchas de las peñas del Celta regadas por España y por el mundo».

Muchos son emigrantes, pero también descendientes nacidos ya en Caracas
Muchos son emigrantes, pero también descendientes nacidos ya en Caracas

Sus actividades principales, aparte de las quedadas para seguir los partidos, son «reuniones y pequeñas fiestas siempre que haya motivo para celebrar». Sin embargo, una de las iniciativas que con más cariño recuerdan es su viaje a Galicia en el año 2012 coincidiendo con el derbi de esa temporada. «Ahora nuestro objetivo es volver a organizar un viaje para el próximo derbi de Balaídos», avanza.

Todavía tienen miembros que nunca han estado en Vigo, pero que «te hablan de Vigo o de Balaídos como si los conocieran de siempre». Celtismo de lejos, pero cerca.

En  el 2016 cuentan con realizar un nuevo viaje a Vigo
En el 2016 cuentan con realizar un nuevo viaje a Vigo
Votación
1 votos

Xuntanza Caracas, como una isla celtista en el océano