Sarria, un Vigo celtista a pequeña escala

La peña de la localidad, donde la afición al Celta está muy extendida, tiene su sede en la aldea que recibe el nombre de Vigo de Sarria

Vigo de Sarria es la aldea donde tienen su sede.
Vigo de Sarria es la aldea donde tienen su sede.

Vigo

Casualidad o no, la sede de la peña celtista de la localidad lucense está en la aldea que es lugar de paso del Camino de Santiago y que recibe el nombre de Vigo de Sarria, algo que cuentan con orgullo. También presumen de haber visto durante varios veranos cómo el equipo elegía su municipio para la puesta a punto de pretemporada. «Era un lujo tenerlos tan cerca. Pero no es que sirviera para fomentar el celtismo porque eso aquí no hace falta, hay una enorme tradición desde siempre», proclama el presidente del colectivo, Xabier López-Acevedo.

Integrantes de la peña, en su primera época, en la que estuvieron activos entre el año 1994 y el 2000.
Integrantes de la peña, en su primera época, en la que estuvieron activos entre el año 1994 y el 2000.

Se fundó en el año 1994 y forma parte de ese grupo de peñas que sufrieron un parón y que luego volvieron a retomar su actividad. En su caso lo hicieron en el 2010. «La primera dejó de funcionar porque la directiva la dejó y nadie cogió el relevo. Pero la afición siguió y llegó un momento en el que algunos de los que ya habíamos pertenecido pero que éramos muy jóvenes, ya con 40 o 40 y pico no s entró el gusanillo decidimos retomar el proyecto», cuenta. Fue en Segunda. «Igual que en Vigo la gente se empezó a ilusionar con los canteranos en el equipo y con las perspectivas de volver a Primera, aquí sucedió lo mismo».

La práctica totalidad de los miembros de la primera peña se unieron cuando resurgió, y a ellos sumaron celtistas más jóvenes. Ahora mismo son 107. «El de menor edad debe de ser el pequeño de mis hijos y los mayores pasan de 80 años y son los más animados que siempre se apuntan a todo. Cuando se enteraron de que poníamos de nuevo en marcha la peña, fueron los más entusiasmados».

Celtistas sarrianos, en una imagen de esta segunda etapa del colectivo.
Celtistas sarrianos, en una imagen de esta segunda etapa del colectivo.

Los kilómetros que les separan de Vigo hacen que tengan que seleccionar mucho sus desplazamientos a Balaídos. Ni siquiera pueden hacerlo en función del partido que les resulte más atractivo, sino que están a expensas de los horarios porque «según cuáles sean, llegas a casa a las tres de la madrugada». En general, acuden a Vigo cinco o seis veces al año. «Luego también intentamos acudir a algunos de los desplazamientos más cercanos como Bilbao, san Sebastián y para esta temporada próxima, pensamos en Gijón».

Aparte de los viajes, los socios suelen juntarse para ver los partidos y para un par de comidas al año. También aprovechan la peña para colaborar con otras causas. «Estamos en un sitio pequeño donde nos conocemos todos, así que a través de la peña intentamos colaborar con otras asociaciones y con causas benéficas», expone López-Acevedo. Tampoco son la única peña, pero sí la más numerosa. «Hay del Madrid y del Barcelona, más la del Deportivo que creo que ya no funciona. Pero la que más miembros tiene es la nuestra».

Durante una comida de aniversario de hace quince años.
Durante una comida de aniversario de hace quince años.

El jugador más vinculado a ellos por proximidad fue en su día el lucense Roberto Trashorras, pero aseguran que no se guían por eso a la hora de tener predilección por un futbolista u otro. «Preferimos a la gente de la cantera, pero en general, sin fijarnos especialmente en ningún jugador concreto». A un celtista, que no jugador, que sí recuerdan con especial cariño es a Fito, cantante de A Roda. «Estuvo aquí comiendo con nosotros unos pocos días antes de morir».

El grupo A Roda compartió una velada con ellos pocos días antes del fallecimiento de su cantante, Fito, en septiembre del 2012.
El grupo A Roda compartió una velada con ellos pocos días antes del fallecimiento de su cantante, Fito, en septiembre del 2012.

López-Acevedo asegura que no se arrepiente de haber tomado las riendas de la Peña Celtista de Sarria. «No da mucho trabajo, más que nada porque entre todos nos organizamos bien y nos dividimos las tareas». Eso garantiza que el Vigo celtista de Sarria esté ahora más vivo que nunca.

Votación
9 votos

 Sarria, un Vigo celtista a pequeña escala