El hambre de celtismo hecha blog

Txema Ereaga, celtista de ascendencia gallega nacido y afincado en Bilbao, recopila todo tipo de anécdotas y datos relacionados con el club desde hace varios años

Ereaga -mote que le han puesto- publica a diario.
Ereaga -mote que le han puesto- publica a diario.

Vigo

Le interesa el pasado, el presente y el futuro del club; las personas vinculadas con él desde el fundador al último aficionado; el equipo de fútbol (sobre todo) y también el resto de conjuntos de otras disciplinas que existen y han existido con ese nombre. Todo lo que guarde relación con el Celta y el celtismo tiene cabida en Fame Celeste, el blog que el celtista de 37 años nacido y residente en Bilbao Txema Ereaga -fundador en su día de la peña Zeru Urdin- escribe desde el año 2012 y en el que ha superado los 1.700 posts.

«Desde niño guardaba recortes de periódico y todo lo que tuviera que ver con el Celta. El blog fue como una especie de continuación de aquello», dice Ereaga, con quien a los siete años ya se metían en el colegio por aquella rareza de ser del Celta en el País Vasco. Pero a él no le bastaba con seguir la actualidad, sino que enseguida empezó a interesarse por lo que quedaba atrás. «Siempre tuve mucha curiosidad por ir más allá de lo que conocía. Empezabas a oír nombres como Pahiño o Hermida y sentía ganas de indagar más sobre ellos».

Ereaga fundó la peña celtista Zeru Urdin de Bilbao.
Ereaga fundó la peña celtista Zeru Urdin de Bilbao.

A base de consultar libros y hemerotecas, sumado a su propio archivo personal, fue conociendo detalles, anécdotas, miles de historias relacionadas con el equipo o con los jugadores que han pasado por él en su casi 92 años de historia. Y se propuso difundir todo eso, en ocasiones muy poco conocido. «Lo que yo quiero es que la gente sepa lo bonita que es la historia de este club, nada más», resume este aficionado que con ocho años cruzó él solo la Ría de Bilbao por Sestao para ver su primer partido a domicilio del Celta.

El blog, al que no le saca ningún tipo de beneficio, incluye también un apartado dedicado a celtistas famosos -«a veces necesito contactar con algunos para confirmar si lo son»- y, desde hace relativamente poco, también atiende a las secciones de baloncesto y atletismo. «A mí el baloncesto ni siquiera me gustaba, pero sabiendo los logros que consiguieron y que ganaron títulos con el nombre del Celta merecía la pena hablar de ellas». Lo mismo con el atletismo: «Para mí es un orgullo que me llamara David Gómez para colaborar con ellos y que publiquen mis artículos sobre ellos en su blog».

Escribe todos los días, en ocasiones más de una entrada. «A veces me paso horas. Cuando no trabajo, tienen que venir mis amigos a sacarme de casa, porque empiezo y no paro». De las cosas recientes, como la trayectoria de Santi Mina ahora que se acaba de marchar, escribe de memoria. «Sobre otras cosas hace falta más tiempo. Por ejemplo cuesta conseguir fotos de los jugadores de los primeros años, de los benefactores de 1923 o información sobre el equipo femenino que hubo en los 70».

Dice que no le importa que le llamen fanático del Celta porque admite que lo es, y orgulloso. Su meta, que haya más como él, que su hambre de celtismo -escogió ese nombre en parte por su afición a la cocina- se extienda. «Intento escribir de modo sencillo y directo al corazón para que la gente sea cada vez más celtista». Pese a lo mucho que lleva escrito, confiesa que aún le queda mucho por hacer.

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
8 votos

El hambre de celtismo hecha blog