Siareiros Dezaos, peña intermitente, celtismo permanente

ZONA CELESTE

Suso, primer presidente de Siareiros Dezaos, conserva esta foto de la primera que hubo en Lalín.
Suso, primer presidente de Siareiros Dezaos, conserva esta foto de la primera que hubo en Lalín.

El colectivo celtista actual recoge el testigo de dos previos que acabaron desapareciendo, pero aseguran que tiene cuerda para rato

03 sep 2015 . Actualizado a las 10:57 h.

Los orígenes de la actual peña celtista do Deza, Siareiros Dezaos, hay que buscarlos en los años 50. «Lembro un día sendo eu rapaz que oín botar fogos, saín correndo a ver que pasaba e era que estaba o Celta na estatua de Loriga cos membros da peña. Foi algo que me quedou gravado», dice Suso Rodríguez, primer presidente del colectivo actual, miembro de otro anterior que estuvo activo hace años y acabó por desaparecer y dueño de la sede que utilizan hoy, el bar Suso (Donramiro).

Suso fue testigo de la evolución del celtismo en Lalín, donde la afición por el Celta siempre estuvo muy arraigada. «Conservo fotos e documentos desa primeira peña dos anos 50», cuenta orgulloso. Después vino la de los años 90, a la que él también perteneció y de la que, de hecho, fue uno de los socios fundadores. «Estivo en funcionamento catro ou cinco anos e logo dun cambio de presidente empezou a difuminarse pouco a pouco», recuerda con cierta nostalgia.

Peñistas de Siareiros Dezaos, en un desplazamiento a Bilbao.

Fue hace dos años cuando decidieron ponerle remedio, retomar el proyecto y abrirlo además a celtistas de toda la comarca, cambiando el nombre de la localidad de Lalín por el del Deza -«hai membros de Silleda, Balado, Rodeiro...»-. «Había como unas vinte ou trinta persoas que viñan cada fin de semana ao bar a ver os partidos do Celta. A raíz de xuntarse empezaron a propoñerme que montaramos unha peña», relata. Él se convirtió en su primer presidente y el éxito fue total, con alrededor de 150 socios que hoy se han recudido ligeramente.