Hordas Celestes, o cuando el escudo precede a la peña

ZONA CELESTE

Hordas Celestes nació en el verano del 2013.
Hordas Celestes nació en el verano del 2013.

El presidente diseñó un emblema que a otro de los actuales miembros le sugirió la idea de constituirse como colectivo celtista

07 may 2015 . Actualizado a las 12:21 h.

El hoy presidente de Hordas Celestes, Nando Fernández, se lanzó un buen día del 2013 a diseñar un emblema del Celta distinto a los existentes. Aficionado al dibujo, no le convencían las banderas tradicionales de apoyo al conjunto y quiso innovar. «Mi suegra vive al lado de Balaídos y tenía ganas de colgar algo diferente para animar al equipo», recuerda. Se puso a ello y cuando tuvo el boceto se lo envió a un amigo -hoy, otro de los miembros-. «Era una horda y cuando la vio me sugirió que ese era un nombre fantástico para una peña». De nuevo, fue dicho y hecho, con la alegría por la permanencia in extremis de esa temporada como mejor impulso.

La peña supera actualmente los 80 socios.
La peña supera actualmente los 80 socios.

Nando, junto a sus amigos Gonzalo, Paco y Óscar y su emblema bajo el brazo, se puso manos a la obra. Pero no eran suficientes. «Necesitábamos a dos personas más para la directiva y tiramos de familia: que si el hermano de uno, el padre de otro...», enumera. Así fueron creciendo hasta los más de 80 socios que son hoy, manteniendo ese espíritu de peña familiar en la que todos se conocen. «Somos varias familias completas, desde bebés a octogenarios, y más amigos que se han ido sumando. Por el emblema puede parecer que somos una peña radical, pero nada más lejos de la realidad», comenta Nando entre risas.

El origen de la amistad entre los cuatro fundadores -y, por extensión, de la peña- tiene precisamente dos pilares básicos: el fútbol y sus hijos. «Tenemos niños de las mismas edades que coincidían jugando. Y a Óscar le conocimos en nuestra sede, la Cabaña». Se refiere al vicepresidente y principal «armadanzas» de Hordas Celestes. Él es el encargado de las redes sociales, donde desarrollan ideas originales como felicitar a cada uno de sus miembros a través de su Facebook, siempre con una foto del homenajeado haciendo gala de su pasión celeste. «Ya que hay que facilitar a la Federación de Peñas una lista con todos los miembros, le sacamos provecho también de esa manera», comenta el presidente. Y señala divertido que como sigan creciendo a este ritmo, quizá pronto deje de ser viable hacerlo.