El celtismo protagonizaba un acto de fe hace seis años

Alrededor de 200 personas acudian a apoyar al equipo, casi desahuciado


Vigo

2013: A falta de siete jornadas, todo indicaba que el Celta necesitaría un milagro para salvar la categoría en la temporada 2012/2013. En la víspera del enfrentamiento contra el Zaragoza, hace hoy tres años, dos centenerares de celtistas, ataviados con pancartas de apoyo al equipo, se daban cita en domingo en Balaídos para arropar a los suyos en un entrenamiento que tuvo lugar a puerta abierta. 

Conscientes de que solo la victoria dejaba una puerta abierta a la esperanza, los más fieles no quisieron dejar pasar la oportunidad de trasladar sus mensajes de ánimo al conjunto que en aquel momento dirigía Abel Resino. Al día siguiente, y bermejinha mediante, el equipo venció en casa al Zaragoza (2-1).

El sufrimiento no acabaría ni mucho menos ahí, ya que aunque tras aquel triunfo se ganó al Levante, luego vinieron tres jornadas sin ganar (el empate ante el Athletic Club y las derrotas frente a Atlético de Madrid y Betis). La victorias ante Valladolid y Espanyol consumarían la recordada permanencia del 4 % -en referencia a las posibilidades que tenía el equipo de salvarse antes de aquellos dos duelos finales en los que se impuso-. 

Conoce toda nuestra oferta de newsletters

Hemos creado para ti una selección de contenidos para que los recibas cómodamente en tu correo electrónico. Descubre nuestro nuevo servicio.

Votación
0 votos

El celtismo protagonizaba un acto de fe hace seis años