Un plantel descompensado, además de excesivo, para el plan Giráldez

LA VOZ VIGO

GRADA DE RÍO

Oscar Vázquez

El Celta cuenta ahora con siete mediocentros para dos puestos, con nueve atacantes para tres posiciones y tiene carencias en los carriles

07 jul 2024 . Actualizado a las 05:00 h.

El exceso de plantilla es el principal problema, pero no el único con el que se encuentra el Celta de Claudio Giráldez en el inicio de la pretemporada. Porque además de necesitar agilizar la operación salida (todavía hay en nómina 29 jugadores), el elenco está descompensado para la idea de fútbol del técnico porriñés, que siempre parte de un 3-4-3 como sistema táctico. Para comenzar, todavía tiene siete mediocentros en nómina cuando por norma utiliza dos, también nueve atacantes, cuando juegan tres; por el contrario, hay déficit en los carriles y jugadores con difícil ubicación debido a su posición natural. Un problema que puede lastrar la pretemporada e incluso el inicio de liga, en el que le esperan dos partidos consecutivos en casa para empezar ante rivales de su misma liga.

MEDIOCENTROS

El puesto más masificado y diversificado

Pendiente de la llegada de Luca de la Torre, Claudio Giráldez tiene en Mos en estos momentos a seis jugadores para la sala de máquinas: Fran Beltrán, Jailson, Hugo Sotelo, Damián Rodríguez, Carlos Dotor y Miguel Baeza. Los cuatros primeros parecen el cuarteto elegido para formar parte del plantel definitivo, pero falta por ver si los tres restantes tienen salida. Baeza, que apunta al fútbol portugués, parece el que está más cerca de marcharse. A mayores, De la Torre puede adaptarse a otras posiciones, pero no ha tenido demasiado protagonismo con Giráldez (una titularidad y cinco participaciones desde el banquillo).

ATACANTES

Nueve jugadores en nómina para tres puestos

El Celta también tiene exceso de equipaje para el ataque, aunque por otro lado haya aparecido el regreso de Borja Iglesias en el horizonte. Por el momento, el conjunto vigués cuenta con tres jugadores con características de nueve: Tasos Douvikas, Julen Lobete y Gonçalo Paciência, otros tres para caer al costado izquierdo: Jonathan Bamba, Franco Cervi y Williot Swedberg, y otros tantos que pueden partir de la derecha: Iago Aspas (verso libre en el método Claudio), Tadeo Allende y Alfon González, aunque el albaceteño, por el momento, no comenzó la pretemporada y su futuro no parece ser Vigo. Con esta nómina, no puede ser el último en salir.

CENTRALES

Cinco para tres puestos, la posición más equilibrada

Por número de efectivos, el centro de la defensa, con esa línea de tres que dibuja Claudio Giráldez, es la demarcación más equilibrada del equipo. Para el louriñés, Óscar Mingueza forma parte de una línea de tres en donde repiten Joseph Aidoo (recuperado y pendiente de confirmar su estado de forma tras nueve meses parado), Carl Starfelt, Unai Núñez (que tiene decidido quedarse en Vigo) y Carlos Domínguez. Por características, Kevin Vázquez se asemeja más a un central en esta idea de fútbol que a un carrilero. Sería el hipotético sexto pasajero.

CARRIL DERECHO

Con pocos efectivos y sin jugadores específicos

En estos momentos, la plantilla del Celta no tiene un carrilero derecho que cumpla todos los cánones de la demarcación. El que más se asemeja es Sergio Carreira, pero el canterano no parece tener sitio. Con el futuro del vigués en cuarentena, lo más parecido es el perfil defensivo de Javier Manquillo y el ofensivo de Carles Pérez, pero lo que aporta uno en defensa lo pierde el otro, y viceversa. Mingueza da el perfil más natural, si bien su sitio en el campo parece estar más por el centro, aunque Giráldez ya no utilizó en banda en más de una ocasión.

CARRIL IZQUIERDO

Hugo Álvarez es el que más da el perfil; Manu y Ristic son laterales

Hugo Álvarez tiene todas las papeletas para asentarse en el primer equipo: por su rendimiento de la pasada temporada y porque es el carrilero más específico que Claudio tiene en la plantilla, capaz de atacar y de defender al mismo tiempo. Las otras dos alternativas actuales pasan por dos laterales: Manu Sánchez y Mihailo Ristic. Cualquiera de los dos podría salir este verano si hay opciones de mercado.

PORTERÍA

La única posición que parece cerrada

Salvo novedad, Vicente Guaita e Iván Villar serán los guardametas del Celta de la campaña 24/25. La portería es la única posición que parece cerrada en el plantel. Como de costumbre, si el entrenador apuesta por un tercer portero tendrá que ser un jugador con ficha del filial que alterne con el segundo equipo.

NECESIDADES

Las bandas, la primera premisa

El delantero Borja Iglesias y el extremo mexicano Emilio Rodríguez han sido los dos nombres que han sonado como refuerzos, pero por ahora no han saltado a la palestra jugadores específicos para los dos carriles, especialmente el derecho, lo que obliga por el momento a Claudio Giráldez a ajustar los mimbres de que dispone.