Fin de ciclo para Kevin, el segundo capitán del Celta

LA VOZ VIGO

GRADA DE RÍO

OMAR ARNAU CEREZO - LOF

La afición despide con todos los honores al lateral de Nigrán que tiene un año más de contrato, pero que apunta a nuevo destino dado su poco protagonismo

28 may 2024 . Actualizado a las 05:00 h.

Kevin Vázquez Comesaña podría haber sido un one club man, pero no se dan las circunstancias. El de Nigrán llegó al Celta muy joven, paso por las categorías inferiores y alcanzó el primer equipo a los 25. Ahora, seis temporadas después, todo apunta a un fin de ciclo, pese a que todavía tenga una temporada más de contrato. El lateral apenas ha jugado en los últimos tiempos e incluso se quedó fuera de un par de convocatorias. Pese a todo, Kevin ha sido una pieza capital en el vestuario, un auténtico capitán en la sombra, algo que han agradecido todos los estamentos del club públicamente. El domingo, volvió a jugar tras nueve partidos en blanco y se llevó el reconocimiento de la afición cuando fue sustituido y en la vuelta al ruedo final fue uno de los más aclamados desde la grada. Con pancarta incluida.

«Vós sodes o motor deste club. Isto está crecendo, volvemos ás raíces e isto é o que somos. Somos o Celta, hai que demostralo cada fin de semana e vós (por la afición) sodes un exemplo», comentó Kevin, micrófono en mano, a la grada de animación a la conclusión del partido con el Valencia, unas palabras que pueden sonar a despedida.

 

En un verano que se presume muy movido en el capítulo de salidas en el Celta, Kevin apunta a ser uno de los emigrados. El de Nigrán ha sido un ejemplo desde el primer día. En sus tiempos del filial, tuvo ofertas para marcharse a Segunda División, pero aguantó en el Celta B hasta que fue requerido para subir al primer equipo después de cinco temporadas completas en Segunda B y cuando ya tenía 25 años.

Su desembarco en Primera no fue fácil de la mano de Antonio Mohamed, pero en modo hormiga, ha ido coleccionando participaciones hasta alcanzar los 68 partidos, 55 de ellos como titular. Su tope estuvo en los cursos 19/20 y 21/22, con 17 presencias. En ambos casos, 16 de inicio. En la que apunta a ser su última temporada, Kevin no tuvo minutos con Benítez hasta la décima jornada, cuando jugó media hora ante el Atlético de Madrid, día en el que fue relevado para dejarle sitio a Guaita tras la expulsión de Iván Villar. A la jornada siguiente, fue titular por primera vez ante el Girona en Montilivi. Con el entrenador madrileño disputó un total de 11 partidos.

Con la llegada de Claudio Giráldez y el cambio de sistema, el de Camos fue uno de los más perjudicados, al apostar el nuevo entrenador por carrileros de largo recorrido. Poco a poco, Kevin fue acumulando partidos en el banquillo e incluso en un par de ocasiones se quedó fuera de las convocatorias, dos aspectos que ahora le pueden empujar a cambiar de aires, aunque tiene un año más de contrato y, por lo tanto, tiene que mediar un acuerdo con el Celta y aparecer un club interesado, aunque todo indica que tiene mercado tanto en el fútbol español como a nivel internacional.

A sus 31 años, Kevin todavía tiene fútbol por delante mientras avanza en su faceta de entrenador. En la actualidad, está haciendo las prácticas del nivel 2 con el cadete del Racing Vilariño y en un futuro, abordará el tercer nivel sin olvidar sus estudios de Química. Kevin, además, siempre ha sido muy activo en temas de medio ambiente.