El Celta, el equipo de Primera con menos sanciones por acumulación

LA VOZ VIGO

GRADA DE RÍO

XOAN CARLOS GIL

Los vigueses y el Valencia solo han tenido dos jugadores que llegaran a cinco tarjetas amarillas, en el caso celeste, los delanteros Larsen y Aspas

23 may 2024 . Actualizado a las 20:22 h.

El Celta es el equipo de Primera en el que menos futbolistas han cumplido sanción por acumulación de amonestaciones en la temporada 2023/2024 junto con el Valencia, ambos con solamente dos. Actualmente, el cuadro vigués tiene tres jugadores apercibidos que llevan varias jornadas aguantando con cuatro tarjetas y que, con solo una por delante, ya han conseguido librarse del partido de suspensión. En el global, los célticos son el cuarto equipo que menos tarjetas amarillas ha visto, 64 —lo que supone una media de 1,72 por partido—, siete menos que el conjunto che.

Los dos integrantes del plantel celeste que sí cumplieron ciclo fueron, curiosamente, dos delanteros, algo que tampoco suele ser lo más frecuente. Iago Aspas fue amonestado de manera consecutiva en las jornadas 2 y 3 y, aún en la primera vuelta, repitió en la 7 y la 13. La de la 26, frente al Cádiz, le costó la sanción y su ausencia frente al Almería y, luego ha visto una más, frente al Rayo en la jornada 30. Se da la circunstancia de que cuatro de esos castigos fueron por protestar a los árbitros correspondientes, más otra por perder tiempo y solamente una por un lance del juego. El capitán marca el máximo de tarjetas vistas por un céltico este curso en liga con sus seis e incluso contando las rojas —también recibió una—.

Con cinco justas está otro atacante, Jørgen Strand Larsen, a quien le enseñaron la primera en la jornada 7 y, aunque pasaron diez jornadas hasta la siguiente, luego las vio con más frecuencia: fechas 20, 25 y 32. Esta última, frente al Las Palmas, desembocó en que se quedara sin ser titular en liga por primera y única vez a la espera de lo que pase frente al Valencia; se perdió la visita al Alavés. Los motivos de las cartulinas del internacional noruego fueron protestar en dos ocasiones (una, pegando una patada a una nevera portátil), retrasar la puesta en juego del balón para perder tiempo, una celebración de un gol con la grada y solo una por un lance del juego.

Por detrás de Aspas y Larsen en número de amarillas aparecen los tres jugadores apercibidos que ya no cumplirán sanción este curso: Óscar Mingueza, Unai Núñez y Carl Starfelt. El vasco lleva aguantando desde la jornada 14, a finales de noviembre, pese a haber sido un jugador con mucho protagonismo -aunque menos desde el cambio de entrenador-; de sus amonestaciones, tres fueron por faltas y una por encararse con un rival. El catalán vio tres por lances del juego y una por protestar y el sueco, dos por acciones del juego y una por protestar.

A partir de ahí, con tres están Manu Sánchez, Luca de la Torre, Jonathan Bamba, Renato Tapia, Carles Pérez, Kevin Vázquez y Javier Manquillo; dos son las que han visto Vicente Guaita, Fran Beltrán, Carlos Domínguez, Tasos Douvikas, Franco Cervi, Carlos Dotor, Mihailo Ristic y Miguel Rodríguez, mientras que con una aparecen Sotelo, Jailson —que es el futbolista con más minutos, 893, entre los que solo llevan una—, Hugo Álvarez, Williot Swedberg y Damián Rodríguez.

El caso de Bamba

Es especialmente llamativo el caso de Jonathan Bamba, que no ha visto una sola amarilla pese a haber tenido una participación significativa. Aunque estuvo fuera varios partidos por la Copa África y se perdió alguno más por problemas físicos, roza los 2.000 minutos en 27 partidos, de los cuales fue de la partida en 24, y no ha sido amonestado ninguna una sola vez. Contrasta con sus números de la temporada pasada, cuando vio seis en el Lille, pero también es cierto que ese es el récord de su carrera profesional y que nunca hasta entonces había cumplido ciclo.

El otro jugador que intervino y no vio tarjetas es Joseph Aidoo, que acumuló 406 minutos en seis partidos. Tampoco Iván Villar, pero en su caso, fue expulsado dos veces con roja directa, una frente al Atlético de Madrid sobre el terreno de juego en el lance que propició el debut de Guaita y le abrió las puertas de la titularidad, y otra en el banquillo. Aparte de estas dos rojas, el club vigués suma otras tres este curso: a Luca de la Torre, Renato Tapia y Iago Aspas para un total de cinco.