Borja Fernández: «Este Celta B es muestra del gran trabajo de cantera del club»

M. V. F. VIGO / LA VOZ

GRADA DE RÍO

Algeciras CF

El vigués augura un duelo atractivo entre dos equipos que proponen buen fútbol

03 dic 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Borja Fernández Fernández (Vigo, 1995) no solo es un futbolista con pasado en el Celta, sino también un vigués y aficionado del club desde que nació. Eso hace que su regreso a Balaídos de mañana para medirse al filial celeste con su actual equipo, el Algeciras, sea un partido totalmente diferente a cualquier otro para él. Siempre agradecido a su club de formación, admite que le queda la espina de no haber tenido más oportunidades en Primera, pero a cambio ha vivido otras experiencias con la que está muy satisfecho.

—¿Qué significado tiene para usted este primer reencuentro con el Celta como rival?

—Desde que salí, es la primera vez que me toca enfrentarme al Celta y es especial. Estuve muchos años allí, desde pequeño, y supone volver mucho tiempo después al lugar donde me crie y donde empecé, así que va a ser muy emocionante para mí.

—¿Prefería Balaídos o Barreiro?

—En lo emocional, cualquiera de los dos iba a ser especial, pero Balaídos es un estadio mucho más grande, más bonito y que creo que los dos equipos preferimos para nuestro fútbol. Ambos tenemos una filosofía parecida de intentar jugar y este campo nos beneficia para que se vea un buen partido.

—¿Cómo se presenta este duelo?

—Pienso que será muy intenso. Como decía, los dos intentamos proponer buen fútbol y los equipos filiales cuentan con jugadores jóvenes que físicamente están muy bien preparados y, tácticamente, también. Espero un partido complicado para nosotros.

—¿Piensa que el Celta B tendrá problemas para salvarse?

—Me parece que tiene equipo suficiente como para poder conseguir la permanencia. Cuentan con jugadores en dinámica de primer equipo y eso demuestra que tienen nivel.

—¿Le sorprende la apuesta por la cantera después de años con poca gente de casa?

—Los clubes van pasando por etapas. Hay veces que tienes que tirar más de la base porque no hay medios suficientes para traer jugadores de fuera, pero creo que este Celta B es una muestra del buen trabajo de cantera que se está haciendo en el club.

—Los jugadores del Celta B ya son de una generación diferente a la suya. ¿Le espera algún reencuentro aparte de Alemany (el delegado)?

—Está también Gael (Potti, entrenador de porteros), que coincidió conmigo como Alemany e igual algún otro miembro del staff del que me dé cuenta al estar por allí.

—Usted reapareció la pasada jornada tras una lesión. ¿En qué momento está?

—Tuve una rotura de grado 2 en el isquiotibial y estuve once semanas sin competir. El físico se pierde un poco, pero estoy entrenando para estar al 100 %. La semana pasada tuve ya mis primeros minutos.

—¿Tenía en mente llegar a este partido mientras se recuperaba?

—Sí, pero porque más o menos era cuando se cumplían los plazos y era algo que poníamos como meta final, más que por el partido en sí, por establecer los límtes del tiempo y tener una recuperación segura.

—Llegan a Balaídos tras no sumar en los últimos tres partidos. ¿Qué lectura hace?

—El equipo está jugando bien, pero creo que estamos teniendo mala suerte en detalles que están cayendo del lado del rival.

—¿Cómo se puede resumir la trayectoria de Borja Fernández desde que se fue cedido al Reus hasta el día de hoy?

—Primero me fui a la primera división de Polonia, donde estuve un año, y luego fiché por un equipo de la máxima categoría de Grecia donde estuve dos. El año pasado, con la formación de esta nueva liga de Primera Federación, que me parece muy bonita y competitiva, decidí volver a España y el Algeciras me dio esa oportunidad. Lo afronté con ilusión y me quedé un año más. Estoy muy contento aquí.

—¿Qué le aportó jugar en ligas extranjeras?

—Fueron experiencias muy positivas. Conoces nuevas culturas, son ligas diferentes que te ayudan a mejorar futbolísticamente y como persona. Lo recomiendo.

—¿Qué balance hace del tiempo que lleva en el Algeciras?

—Muy positivo. El año pasado hicimos muy buena temporada, nos quedamos a un punto de clasificarnos para el play-off para ascender a Segunda y este año empezamos más dubitativos no en el juego, sino en resultados. Por eso creo que la dinámica va a cambiar con una victoria.

—¿Y cómo es su vida en Algeciras?

—Muy tranquila. No hago mucha vida aparte de venir a entrenar, las clases del grado de Administración de Empresas que acabo de empezar y compagino con el fútbol. El clima es muy bueno y con la gente me siento muy a gusto. Es un buen sitio para vivir.

—Si echa la vista atrás a su paso por el Celta, ¿le queda una espina por no haber tenido más oportunidades en el primer equipo?

—Me queda una buena sensación, porque me dio la oportunidad de debutar y jugar partidos en Primera, aparte de todo lo que aprendí antes en la cantera. Sí que queda esa espinita de que igual te podían haber dado la oportunidad de haber disputado más partidos, pero el fútbol es así y si no, igual no hubiera tenido las experiencias de jugar fuera.

—En su club hay otro excéltico, Jordi Figueras. ¿Han hablado alguna vez de que ambos tienen pasado en el Celta?

—Sí, sí que comentamos cosas a veces de que él también estuvo por Vigo. Sé que para él también es un partido muy especial este de Balaídos.

—¿Se considera celtista?

—Sí. Desde pequeño, siempre fui a Balaídos, siempre fui socio y mi familia siempre lo fue y lo sigue siendo. Claro que me considero celtista.

—¿Cómo ve al primer equipo del Celta esta temporada?

—Ha tenido un inicio complicado también pero creo que ahora han cogido el camino correcto y que con el nuevo entrenador van a dar con la tecla. Confío en que van a empezar a ir hacia arriba.

—¿Qué piensa de que Iago Aspas no haya estado en el Mundial?

—A todo el mundo le sorprende, no solo al celtismo, sinoq ue aquí mismo te preguntan por qué no va. Nadie lo entiende. Lleva varios años haciendo buenas temporadas sin que se le dé esa oportunidad y creo que él ya está mentalizado y no le afecta.