«Sería un placer estar muchos años en el Celta»

LA VOZ VIGO

GRADA DE RÍO

Oscar Vázquez

Campos se siente a gusto y piensa que el club tiene un futuro «brillante» por delante

29 nov 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Luís Campos parece dispuesto a echar raíces en Vigo. El asesor deportivo externo no dudó un instante en decir: «Soy de Esposende, estoy construyendo una casa allí, me encanta la Liga. Me marcó mi paso por el fútbol español (trabajó para el Real Madrid como ojeador para Mourinho). Si puedo mantenerme en el Celta durante años, será un placer. Pero todos en el fútbol dependemos de los resultados. Tengo conciencia muy clara de eso. Ganando, será más fácil».

Por el momento, dejó claro que está aquí «para pelear por el Celta» y ve el futuro del conjunto vigués con optimismo. «Si no, no estaría aquí. Soy alguien muy positivo. Tengo, como todos momentos duros y otros en que todo parece más fácil. La vida me enseñó a pelear en momentos duros».

Campos tiene claro cuál es su cometido en Vigo. «Me pidieron ayudar al Celta a ser todavía mejor de lo que es. Todos tenemos una visión progresiva de lo que tenemos. Empecé por estudiar el terreno, conocer, mejor la historia del club, que le gusta a la afición. Dediqué muchas horas a eso», para a continuación ejercer de arquitecto: «Ahora estamos en una fase que ya no es embrionaria, ya estamos fuera, en el mundo, pero viviendo los momentos dulces también. La casa está siendo mejorada, bien pensada y elaborada», dijo jugando con el símil.

Desde dentro, Campos confirmó que Celta es un club «bien estructurado y muy bien pensado, con condiciones fantásticas, en una ciudad especial y que puede continuar creciendo». Además, la entidad viguesa va unida a su niñez según desveló: «Está ligado a mi historia en cuanto a crianza, de venir a Vigo con mi padre a picar algo, siempre ha sido una ciudad conocida por la comida. Veníamos al Corte Inglés y a ver al Celta», rememoró. Añadió que «muchos portugueses del norte tienen una conexión grande con Vigo» y en su caso, además, le daba «una posibilidad de observar un fútbol distinto, La Liga», que le encanta. Además, piensa que el club puede «tener un futuro brillante por delante».

La elección de Carvalhal

En sus cinco meses al frente de la dirección deportiva del club, aunque sea como asesor externo, tuvo que lidiar con un cambio de entrenador y Luís Campos considera «una gran oportunidad» hacerse con los servicios de Carlos Carvalhal, un entrenador con el que comparte método y doctrina.

«Tenemos muchas ideas en común de la escuela portuguesa de entrenamiento, metodología. Cuando se tomó la decisión del cambio, que luego lo hablaremos, hablé en la reunión que era una oportunidad espectacular, no solo por su currículo, por su calidad. Pienso que encaja muy bien en el proyecto Celta», indicó.

Esa sincronía quedó confirmada con la visión de Carvalhal de la plantilla celeste: «Yo no sabía de la intención de contratar a un jugador para la posición que ha dicho Luís (cuando llegó) y tengo una visión muy parecida. Es un reto para la plantilla hacerlo mejor que hasta ahora. Creo que hay espacio para ese jugador creativo».

Luís Campos abre la puerta a un atacante si sale Denis en invierno

X. R. C.

Cinco meses después, Luís Campos explicó su proyecto, sus decisiones, su método y su implicación en el Celta como asesor deportivo externo. Lo hizo dejando un mensaje de optimismo para el futuro y augurando que el equipo irá para arriba en el presente. Lo dice porque está convencido de que los vigueses cuentan con mejor plantilla que la temporada pasada, un elenco que será la base del equipo competitivo que anuncia para el centenario.

En clave más pragmática, justificó el cese de Eduardo Coudet como algo necesario, apuntó que la salida de Denis Suárez es la única que se baraja en el mercado invernal y en función de este movimiento, no descarta la llegada de un jugador con desequilibrio en los metros finales, con uno contra uno, un perfil del que, reconoció, carece el equipo y que ya intentó subsanar en verano. Se ve en el Celta durante muchos años.

Seguir leyendo