Orbelín Pineda: «Estar en mi primer mundial es algo padre; aportaré donde me toque»

LA VOZ VIGO

GRADA DE RÍO

CEDIDA

El jugador cedido por el Celta en el AEK Atenas se muestra entusiasmado con la experiencia mundialista

25 nov 2022 . Actualizado a las 09:54 h.

El internacional mexicano Orbelín Pineda, cedido por el Celta en el AEK Atenas esta temporada, concedió una entrevista a los medios oficiales del Mundial donde habla de cómo está siendo esta experiencia en Catar. Lo hizo tras el primer partido de México -empate a ceros frente a Polonia-, en el que no tuvo minutos. Este sábado afrontan ante Argentina su segundo compromiso.

Pineda dice que estar en su primer mundial es «algo padre, significante en lo personal y maravilloso para el equipo». Aunque constata que les hubiera gustado comenzar ganando, lamenta que no fue así, pero tiene palabras de elogio para la afición mexicana, que se hizo notar de manera contundente. «Vestimos el estadio de verde, fue espectacular ver a la gente alentando al equipo. Fuimos superiores a Polonia dentro y fuera de la cancha y se nos fueron dos puntos, creo yo», señaló a modo de valoración del empate.

El futbolista se refirió a lo imprevisible que está siendo este mundial. «Así es el fútbol, son once contra once y no se puede saber para quién va a ser la victoria». En ese sentido, fue preguntado por su último rival de la fase de grupos, Arabia Saudí, que venció a Argentina. «Ningún equipo es fácil. De débil no tiene nada, por algo se clasificaron. Están siendo la sorpresa y esperemos que salga a nuestro favor y poder seguir adelante», añadió respecto a lo que viene. Tiene claro que hay que ir «paso a paso» y centrarse por ahora en el próximo partido sin pensar más allá.

Y respecto a si se ve titular en ese próximo duelo después de no haber tenido participación en el debut, Pineda resta importancia a esta cuestión. «No lo sé. Me toque o no, hay que saber apoyar al equipo. Tenemos calidad y buenos jugadores; al que le toque, lo hará bien», comenta. Por eso, agrega, si le toca, será «perfecto» y si no, está preparado para «alentar» desde fuera.