Borja Iglesias también se rinde a Iago Aspas: «El mejor»

LA VOZ VIGO

GRADA DE RÍO

M.MORALEJO

El delantero del Betis y excéltico es otra de las grandes sensaciones del inicio de liga

03 sep 2022 . Actualizado a las 12:01 h.

Borja Iglesias y Iago Aspas tienen en común, aparte de haber sido compañeros en el Celta, unos inicios goleadores espectaculares en este curso 2022/2023. El Panda -apodado así precisamente por su pertenencia al Panda Team, como se conoció al Celta B de la temporada 2016/2017- comenzó la Liga con cuatro goles en las tres primeras jornadas, uno más que el delantero céltico, que logró tres en esos tres primeros duelos.

A falta de que el compostelano se enfrente con el conjunto verdiblanco al Real Madrid esta tarde (16.15 horas) en el cuarto partido de su equipo, el moañés le adelantó con su doblete ante el Cádiz para ponerse con cinco goles en cuatro encuentros. La Liga destacaba a través de Twitter el impresionante arranque de Iago a sus 35 años y Borja respondía a una de esas publicaciones de manera breve pero contundente: «El mejor», escribía.

El excéltico nunca ha ocultado su admiración por el que fue su compañero -compartieron entrenamientos, aunque Borja nunca se consolidó con el primer equipo del Celta más allá de que sí debutó-, con el que además, mantiene una estrecha relación, como se ha podido ver cuando han vuelto a coincidir en los terrenos de juego. El tuit de reconocimiento al que hoy es uno de sus rivales por encabezar los puestos de máximos goleadores del campeonato recibió multitud de elogios.

Iago Aspas iguala la marca de Pahíño de 1947

LA VOZ

«El diferente», como le llama Eduardo Coudet sigue haciendo historia. Iago Aspas igualó ante el Cádiz una racha que llevaba 75 años en el baúl de los récords celestes, el marcar en las cuatro primeras jornadas de un campeonato de liga.

La marca anterior, del fútbol en blanco y negro, llevaba la firma de otro mítico como Pahíño, que en 1947 anotó de un modo consecutivo ante Athletic, Oviedo, Alcoyano y Nástic. Desde entonces, tres jugadores habían estado al borde de igualar la gesta (Catanha, Orellana y Maxi Gómez), pero el único que lo hizo fue Iago Aspas.

Seguir leyendo