Suscríbete 1 año y te regalamos 140 días gratis
Quiero la oferta

Apostar por Carlos ahora ya no es ser valiente, es ser justo

José Tizón TÉCNICO DE CARLOS EN EDAD INFANTIL

GRADA DE RÍO

Carlos Domínguez y José Tizón, con Iker Losada, Raúl Blanco y Iago Domínguez, en un amistoso entre Celta B y el Atios entonces dirigido por el técnico
Carlos Domínguez y José Tizón, con Iker Losada, Raúl Blanco y Iago Domínguez, en un amistoso entre Celta B y el Atios entonces dirigido por el técnico

12 ene 2022 . Actualizado a las 05:00 h.

Siempre digo que con los jóvenes hay que ser valientes para ponerlos y darles oportunidades, pero hoy en día, con el rendimiento que ha dado Carlos comparado con el resto de centrales, apostar por él no es de ser valiente, es de ser justo. Es ya una realidad. Cada día y cada partido que le dan minutos veo que crece a pasos agigantados, lo hace mucho mejor y frente al Betis estuvo impresionante. Estoy convencido de que va a ser el central zurdo que lleva tiempo buscando el primer equipo del Celta, que se va a consolidar. Porque cuando jugó, no es que cumpliera, es que destacó, se ganó una nota alta.

Lo tuve cuando era infantil de primer año y no era de los que más llamaban la atención de su generación al principio, pero con las jornadas ganó protagonismo. Jugaba de mediocentro y ya tenía una zurda buena, buen golpeo, capacidad para jugar el balón y filtrar pases. Después, era muy trabajador, una esponja: escuchaba e intentaba hacer siempre lo que le pedías. Era muy responsable y con una gran educación deportiva.

Creo que es de los jugadores de aquel equipo que más creció. Igual en ese momento en el club no se le veía esa gran progresión, no era tan vistoso como otros. No era un Iago Aspas, por así decirlo. Pero con su capacidad de trabajo y adaptación, y que la posición de central izquierdo le vino perfecta, porque ve mejor el fútbol de frente, y la mejora en el juego aéreo, ha llegado a donde está. Quise que viniera cedido al Atios a Tercera la temporada pasada cuando estaba allí, pero por suerte decidió quedarse en el Celta B y ha llegado a Primera.