«Parece que no les importa que cada vez seamos menos celtistas en Balaídos»

m. v. f. VIGO / LA VOZ

GRADA DE RÍO

XOAN CARLOS GIL

Abonados del Celta opinan sobre la gestión del club con las entradas del partido ante el Granada

25 sep 2021 . Actualizado a las 05:00 h.

La puesta a la venta de entradas para el partido ante el Granada ha sentado como un jarro de agua fría a parte del celtismo. No por el hecho de que se vendan, sino porque achacan la falta de interés -menos solicitudes de socios que entrada disponibles- a los errores de los últimos años en relación a la masa social y, sobre todo, porque muchos pudieron comprobar cómo sus butacas están a la venta mientras a ellos les reubica en sitios de mala visibilidad. El Celta anunció cerca de las 22.00 horas de anoche que se podrán hacer cambios de asiento en taquilla hoy y el lunes y pidió disculpas por un error en el programa informático.

Reyes, Terra Celeste

«Estamos en pandemia, pero este maltrato no es de ahora»

La presidenta de la peña Terra Celeste, Reyes Álvarez, cuenta que convenció a muchos de sus peñistas para que no se dieran de baja, mientras que con otros no lo logró. Y los entiende. «Sé que estamos en pandemia, pero este maltrato al socio no es de ahora y se va colmando el vaso», lamenta. Le molesta que no se haya permitido la cesión de asientos mientras se «vende dos veces» esa butaca de los que pagaron y no van, por lo que habla de «estafa».

Tampoco comprende que a ella y su marido, convivientes, no se les sitúe juntos en le grada, como tampoco a otras familias de su peña, incluso en gradas distintas. «Parece que no les importa que cada vez seamos menos. Desde niña, en Balaídos me sentía en casa; ahora no, te tratan como si fueras foráneo», dice. Argumenta que Terra Celeste se concibió «para apoyar y defender los colores del Celta, no al consejo de turno», que recibe de por su parte «felicitaciones o críticas» según sus actuaciones. Alaban su gestión económica, pero creen que contrasta con la social.